Tomar Café para perder peso

Contenido del Artículo

Es probable que si has llegado hasta aquí sea por que quieres saber cómo tomar café para perder peso, ya que son muchos quienes aseguran que te sirve para adelgazar y perder esos kilos de más que puedas tener de una forma más rápida.

Sus excelentes propiedades hacen que muchos recomienden tomar café para adelgazar, si bien la función de la cafeína en la pérdida de peso es algo que ha provocado una gran cantidad de debates y discusiones, ya que hay voces contrarias en torno a su eficacia.

No obstante, aunque podría ayudarte en tu camino para bajar de peso, debes tener en cuenta que no se trata de un remedio milagroso. Es decir, no por tomar café lograrás perder una gran cantidad de kilos o mantener tu peso de una manera permanente. Por ello, aunque sí pueda ser una ayuda, tendrás que combinarlo con una buena dieta y deporte para conseguir mejores resultados y lograr perder peso de forma efectiva.

El café contienen una gran cantidad de compuestos de origen natural, entre los cuales se encuentran varios tipos diferentes de antioxidantes. Esto hace que, además de servir para perder peso, ayuden a reducir la producción de grasa, ayudan a reducir la glucosa en la sangre e incluso previene la aparición de enfermedades como la depresión o el Parkinson.

Ten en cuenta que, además de tomar café, tendrás que llevar a cabo una vida sana basada en una dieta equilibrada y la práctica de deporte. Deberás evitar consumir comida basura y similares, siendo preferible que te pongas en manos de un especialista si no consigues tus objetivos. De esta forma te será mucho más sencillo llevar a cabo un plan que te ayude a conseguir eliminar los kilos de más que tienes y puedas tener ese cuerpo que deseas alcanzar.

Instrucciones

Si quieres tomar café para perder peso es importante que lo tomes de la manera apropiada, y ello pasa por seguir los siguientes pasos:

  1. Toma café en cantidades saludables. Debes saber que tomar café en pequeñas cantidades puede ser beneficioso para ti, ya que ayuda a reducir el apetito al mismo tiempo que contribuye a estimular la quema de calorías. Sin embargo, no debes tomarlo en exceso, ya que un consumo demasiado grande puede causar un aumento del estrés o del insomnio, dos problemas que pueden hacer que tengas unas ansias mayores de comer excesivamente.De esta forma, si lo que quieres es bajar de peso, lo mejor que puedes hacer es tomar tan solo una o dos tazas de café al día, es decir, en torno a 400 mg de café diarios de máximo. Esto equivaldrá a dos bebidas energéticas o cuatro tazas de café filtrado.
  2. Bebé el café despacio. Si quieres aprovechar al máximo las propiedades del café para la pérdida de peso es recomendable que vayas bebiendo el café despacio y en intervalos. Esto quiere decir que vayas dejando tiempo para ir tomándolo a lo largo del día. Llevar a cabo esta toma de café espaciada en el tiempo te permitirá contar con energía adicional mientras trabajas o llevas a cabo sesiones de deporte, al mismo tiempo que reducirá tu deseo de comer.
  3. Café medio descafeinado. Si te gusta el café y quieres disfrutar de él más veces al día, puedes optar por probar una mezcla de granos enteros y descafeinados. A esto se le conoce como café medio descafeinado. De esta manera podrás hasta duplicar el consumo de café diario, y podrá ser más eficaz a la hora de perder peso sin que te suponga problemas de salud. No obstante, la tolerancia depende de cada persona en particular.

Que Necesitas

  • Café

Consejos

 

  • No consumas café de forma excesiva, ya que esto puede ser contraproducente para salud y puede provocarte problemas como mayores niveles de estrés o insomnio.
  • Para perder peso es recomendable beber café puro. Esto se debe a que las tazas de café negro tienen muy pocas calorías y no tienen grasa. Evita las bebidas energéticas o los refrescos.
  • Bebe una taza de café para reducir el deseo de comer. Una de las grandes ventajas de tomar café es que tiene efecto saciante. Esto hace que al tomarlo puedas suprimir el apetito, siendo una de estas las principales razones por las cuales contribuye a la pérdida de peso. Un buen café en el momento adecuado pueda hacer que evites comer algo que pueda aportar demasiadas calorías a tu cuerpo.
  • Combínalo con agua. El café puede ser diurético pero no te provocará un efecto de deshidratación. Beber café y agua a lo largo del día te ayudará a mantener tu estómago lleno y evitará que puedas caer en la tentación de comer. Combina ambos y recuerda tomar al menos 2-3 litros de agua diarios para mantenerte hidratado.
  • No bebas mucho café antes de hacer deporte. El café puede estimular la quema de grasas en el ejercicio, pero recuerda tomarlo en pequeñas cantidades antes de hacer deporte. De hecho, se estima que lo más adecuado es consumir unos 200 mg de cafeína para conseguir unos buenos resultados durante el entrenamiento. Esta cantidad equivale a una taza de café.
  • No eches azúcar al café.  Si quieres que verdaderamente el café pueda contribuir a tu pérdida de peso debes evitar echarle azúcar, crema y similares, ya que esto hará que el número de calorías por taza se incremente de forma considerable. Cuanta mayor cantidad de ello incluyas hará que sea menos beneficioso para adelgazar.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.