Sana, alcalina y equilibrada, son tres palabras que deben estar presentes en todo régimen anticancer. Es fundamental para evitar padecer cualquier enfermedad, o ayudar a que desaparezca. Los malos hábitos a la hora de comer influyen y mucho, y están directamente ligados con el desarrollo de muchas enfermedades. Es por ello que abandonar aquellos alimentos y costumbres negativas que maltratan nuestro organismo y lo preparan para que sea atacado, se han de cortar y sustituir por una dieta que promueva el bienestar y la salud.

Una correcta nutrición es fundamental para que todo el conjunto de órganos, huesos, arterias, venas, estén sanos y cumplan con su función de manera óptima. Cuando se tiene esta enfermedad todos estos elementos se ven debilitados y necesitan recibir oxígeno que encuentran en entornos alcalinos. Al consumirlos los efectos secundarios de los medicamentos y los propios dolores que provoca la enfermedad se verán reducidos y ayudarán a acelerar el proceso de la sanación completa.

Existe en el organismo de todos los seres humanos el llamado PH, que tiene un rango de variabilidad, si está por debajo de 6,5 o de 7, está indicando que la persona lleva una alimentación muy ácida, por lo que a su cuerpo le está costando más que sus células puedan intercambiar oxigeno como deben. Sin embargo, cuando esa puntuación sobrepasa el 7,0 en el PH, las células enfermas tienen mucho más difícil vivir de manera plácida por el cuerpo, ya que se encuentran con grandes cantidades de oxígeno a su alrededor. Un tejido que es alcalino contiene veinte veces más oxigeno que uno que es ácido, por lo tanto, todos aquellos virus, bacterias u hongos que permanezcan en el organismo que era ácido, pero se transforme en alcalino acabarán desapareciendo por completo.

Consejos

  1. Reduce los productos procesados por la industria: Los alimentos que cambian su estado natural y se le añaden de manera adicional elementos como la sal, el azúcar, grasas u otros múltiples elementos. Ejemplo de ello son los encurtidos, aquellas verduras o frutas que están en conserva, ahumados, las carnes procesadas, bebidas con alcohol, chucherías. Todos ellos contienen un exceso en lo que a calorías se refiere.
  2. Reduce el consume de carnes rojas: Como las carnes que proceden del cordero, las vacas o el cerdo, buey, perdiz, así como sus vísceras. Contienen una mayor cantidad de grasas, al igual que de purinas que se encargan de aumentar el ácido úrico.
  3. Reduce el consumo de pescados grandes: Numerosos estudios afirman que cuento mayor sea un pescado más contaminado está, es decir, mayor cantidad de mercurio, plomo y tóxicos varios contiene en su interior. El atún, el emperador, el tiburón, berberechos y los mejillones son los peces y el marisco que normalmente más contaminados están.
  4. Evita consumir grasas saturadas: Estas se localizan tanto en los lácteos como las mantequillas, los quesos, los yogures, los aceites de coco o de palma, la manteca de cerdo.
  5. Consumo reducido de ácidos grasos trans: Este tipo de grasas se encuentran en el órgano del estómago en determinados animales, por lo tanto, la leche, los quesos, la carne de ternera o de cordero van a contener estos ácidos grasos. Otra manera en la que se presentan es en aquellos aceites que se calientan a altas temperaturas para freír. Otro tipo de productos que también son trans, son las margarinas, los helados, las galletas, los caramelos, bollería, las palomitas, los productos de pastelería entre muchos otros.
  6. Reduce la sal y el azúcar en las comidas.
  7. No tomes alcohol: ni si quiera aquellas bebidas que tengan un porcentaje pequeño.
  8. Minimiza las bebidas con exceso de azúcar y las energéticas: Todas aquellas bebidas de colores, con frutas y sabores artificiales, con cantidades exageradas de azúcar, deben de desaparecer. Ejemplos son las colas, limonadas, naranjadas, el famoso Red bull o Monster, al igual que las bebidas deportivas. Independientemente de la marca que las publicite todas son iguales.
  9. Evitar comer alimentos con un IG elevado: El IG es el índice de glucemia, y cuando este supera los 70 puntos, significa que el producto no es beneficioso para la salud. Ejemplo de ellos son la, maltosa, glucosa, las zanahorias y las patatas cocidas, la miel, arroz blanco o el pan blanco.
  10. No abusar de los productos con omega 6: Como pueden ser el maní, el aceite de girasol, el de soja, normalmente los que se usan para cocinar y freír, por otro lado, las carnes de color rojo, los huevos, la leche, queso, mantequillas etc.
  11. Dejar de fumar: No basta con reducir el número de cigarrillos, se debe de dejar por completo.

Frutas y Verduras que debes incorporar a tu dieta anti-cáncer

  • Los cítricos: Debido a su alto contenido en vitamina C al igual que sus bioflavonóides que colaboran en la tarea de que esta misma vitamina no llegue a oxidarse. Por otra parte, contienen los no tan conocidos limonóides que no se encuentran en el interior sino en la superficie de la cáscara. Ejemplo de ello son la toronja, las mandarinas, las naranjas, el limón, la lima o el pomelo.
  • La ciruela y la manzana: Ambas se pueden encontrar en tres colores, amarillo, rojo y negro por parte de la ciruela, y amarillo, rojo y verde por parte de la manzana, pero las dos son muy ricas en fibra que en concreto son solubles como en este caso es la pectina, muy recomendable para la salud del colon.
  • Las uvas de color moradas y rojo: Que acaban con los malditos radicales libres , gracias a compuestos llamados fenólicos que se dividen en taninos, flavonóides y antocianos, todos ellos son antioxidantes. Estos evitan y frenan la aparición y el desarrollo de sustancias enfermas en las células.
  • Frutos de color rojo: Como son los arándanos, grosellas, las frambuesas, las moras o las fresas todos ellos son altamente antioxidantes debido a que contienen antocianinas, que frenan y neutralizan todas aquellas sustancias enfermas que encuentren en el organismo.
  • Otras frutas: guayaba, kiwi, piña, acerola, todas ellas contienen una gran cantidad de vitamina C.
  • La granada: Tiene un gran poder alcalinizante y desintoxicante, debido a los fitoquímicos que contiene detienen el desarrollo de las células cancerígenas. Tiene un alto contenido en vitamina C.
  • Más frutas alcalinas: Banana, meón, sandía, ruibarbo, coco, cerezas, albaricoque, melocotón, nectarina, pera, aguacate, higos, dátiles, y muchas otras de tipo tropical.
  • Las verduras crudas o en zumo: Es la manera en la que mejor actúan. Ejemplo de ello son el puerro, el ajo, cebolla, el brócoli, la col de Bruselas, coliflor, col de tipo rizada, la lombarda, remolacha espinacas.
  • Otras verduras alcalinas: alfalfa, berenjena, cebolla, pimentos, calabaza, nabo, rábano, batata, berro, tomate, acelga, guisantes, lechuga, hongos.

El alga Chrorella y Espirulina

Contienen:

  • Flavonoides, caratenoides, y polifenoles, los cuales se encargan de acabar con las bacterias, y frenar a aparición de sustancias cancerígenas, protegiendo así a todo el organismo, y reforzando sus defensas.
  • Más proteínas que muchas carnes procedentes de las vacas.
  • Son ricas en ficocianina, un fitoquímico muy potente en concreto contra el cáncer.
  • Formadas por un ácido llamado gamma-linoléico, que es muy bueno para el corazón y el cerebro.
  • Ricas en ácidos grasos esenciales, así como vitaminas del grupo B, C, D YE.
  • Ricas en minerales como el potasio, zinc o el hierro.

Especias que se pueden añadir a los alimentos de esta dieta

Estas especias tienen las mismas propiedades beneficiosas y combaten la aparición de enfermedades, por lo que es bueno añadirlas a carnes, pescados o ensaladas, son un complemento alimenticio muy saludable.

  • Mijo
  • Canela
  • Curry
  • Jengibre
  • Chile
  • Sal marina
  • Mostaza
  • Comino
  • Perejil
  • Laurel
  • Orégano
  • Albahaca
  • Cilantro
  • Romero
  • Pimienta

Frutos secos entre horas.

  • Almendras
  • Castañas
  • Avellanas
  • Uvas pasas
  • Nueces
  • Pistachos
  • Semillas de lino
  • Semillas de linanza

Otros complementos

  • Introduce los cereales de tipo integral: El trigo en concreto elimina las sustancias de tipo cancerígeno de las zonas intestinales, así como del colon, páncreas y del estómago, además, acelera y aumenta el flujo intestinal, manteniéndolo saludable. Debido a que este tipo de sustancias enfermas no son absorbidas por el organismo se evita el padecimiento de esta enfermedad. También se recomienda comer pan de centeno, o pan de espelta, de pipas o la quinoa.
  • El aloe vera: A pesar de ser una planta posee múltiples beneficios cuando se toma en forma de zumo, pues debido a su contenido en germanio, fortalece el sistema inmunitario del cuerpo. Tiene la función de atacar y disminuir la aparición de sustancias cancerígenas. Posee la propiedad de sanar las capas de los intestinos y del estómago.
  • La soja: Su contenido rico en proteínas, fibras de tipo vegetal, vitaminas del grupo B, C , A y D, y minerales como el potasio, sodio, fósforo, hierro, zinc o cobre entre otros, así como lípidos. Todo ello en conjunto es un buen aliado contra la aparición del cáncer.
  • Legumbres: Por su alto contenidos en vitaminas, en minerales y en proteínas que fortalecen las defensas. Su composición formada por fitoquímicos, fitoesteroles y tocoferoles son un gran aliado contra la aparición de células cancerígenas. Destacan las saponinas que son un potente antiinflamatorio. Ejemplo de ello son judías, garbanzos y lentejas.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.