La retención de líquidos consiste en la acumulación de líquidos y suele ir acompañado de ciertas enfermedades como del corazón, los riñones o el sistema digestivo.

Cuando una persona retiene líquidos se siente muy hinchada y eso produce malestar. La retención se produce cuando el organismo nota que la persona no ha ingerido suficiente líquido o bien que ha consumido mucho sodio, entonces lo que hace es cerrar la salida del líquido que tiene para no seguir perdiendo.

Las mayores afectadas por la retención de líquidos son las mujeres y en especial en épocas como la menstruación, el embarazo o la menopausia. Con la retención de líquidos se gana bastante peso y puede darse en personas con una vida sedentaria como en aquellas más activas, en el caso de las segundas generalmente suele ser porque la retención de líquidos va asociada a otra enfermedad.

Algunas personas retienen líquidos en la papada, otras en las piernas y tobillos y otras en el vientre. Por esta última zona la gente suele pensar que ha engordado por comer demasiado y empieza a hacer una dieta, aunque de nada va a servir ya que las dietas basadas en perder peso no son iguales que las indicadas para la retención de líquidos en las que hay que evitar ciertos alimentos e ingerir otros para acabar con esa retención.Cómo reducir la retención de líquidos

Lo primero y más importante es que sepas detectar que lo que te ocurre es que sufres de retención de líquidos y no que te has hinchado por algún motivo. Cuando las mujeres están con la menstruación suelen estar más hinchadas, pero eso no quiere decir que tengan retención de líquidos, por lo que lo primero que debes hacer es saber si tienes o no retención y después saber cómo reducir la retención de líquidos.

Para acabar con la retención de líquidos tendrás que seguir una serie de pautas que aquí te vamos a mostrar para que sepas cómo reducir la retención de líquidos y que te sea mucho más sencillo.

Instrucciones para reducir la retención de líquidos

  1. Bebe mucha agua. Cuanta más agua bebas menos necesidad tendrá tu cuerpo de retener el líquido que hay en ti, por lo que no tendrás problemas de retenciones. No es tanto beber los dos litros de agua diaria que se recomiendan, sino unas cantidades adecuadas a tu actividad física. No es lo mismo si realizas ejercicio, que obviamente necesitarás ingerir más agua, que si estás sentado todo el día. Así que parte de una base de 6 a 8 vasos de agua al día y de ahí en adelante.
  2. Evita las comidas con mucha sal. Cuando comemos alimentos con mucha sal y además no ingerimos las cantidades de agua adecuadas, nuestro cuerpo se queda seco y empieza su mecanismo de retención.
  3. Haz ejercicio. El deporte es bueno para la salud y realizar una media hora de ejercicio al día hace que no retengamos líquidos, así que pásate a una vida un poco más sana.Cómo reducir la retención de líquidos
  4. Come bien. Elige alimentos sanos, sin mucha sal pero tampoco sin mucha azúcar. Una dieta equilibrada para evitar la retención de líquidos.
  5. Vístete de una forma cómoda. Puede parecer una tontería, pero la ropa demasiado ajustada hace que no circule bien la sangre y que nuestro organismo comience a retener líquidos, así que si tienes problemas de retención y notas que vas algo ajustada, replantéate que puede que sea por tu vestimenta.
  6. Duchas frías. Cuando vayas a salir de la ducha activa el grifo del agua fría y quédate como un minuto bajo el agua. Esto reactiva tu circulación y además de ser bueno para reducir la retención de líquidos también es bueno para acabar con la celulitis y la piel de naranja.
  7. Hazte amiga de las infusiones. La mayoría de ellas son diuréticas, por lo que ayudan a la expulsión de líquidos y por lo tanto de las toxinas que hay en nuestro cuerpo.
  8. Alimentos diuréticos. Del mismo modo que las infusiones son diuréticas, también hay alimentos que lo son y que deberías añadir a tu dieta: la sandía, el vinagre de manzana, la naranja, la alcachofa, los arándanos, el diente de león, el perejil o la cebolla. Puedes comerlos al natural o también hacerlo en infusión, como es el caso del ajo, ya que masticarlo puede ser más desagradable. Si ya comes estos alimentos, lo mejor es que aumentes su ingesta, y si no lo haces, que sustituyas otros de los que comes por estos, ya que te ayudarán a dejar de retener líquidos.
  9. Come muchas proteínas. Éstas producen albúmina que ayuda a reducir la retención de líquidos, por lo que si además de comer sal y azúcar no ingieres proteínas, tendrás graves problemas.
  10. Evita estar mucho tiempo sentado. Muévete cada poco tiempo para que no tengas problemas de circulación. Si trabajas sentado, lo que puedes hacer es hacer pequeños descansos y levantarte de vez en cuando. Así ayudarás a tu cuerpo.
  11. Duerme bien. Descansar es muy importante para nuestro cuerpo, ya que si no dormimos bien nuestro cuerpo puede producir una hormona que se llama cortisol, que unida a la falta de líquidos en el cuerpo hace que se acumule grasa en el vientre y que engordemos.

Si sufres de retención de líquidos o empiezas a encontrarte hinchado y crees que ello es el motivo, acude a un médico. Puede que tú ya hayas tenido retención de líquidos con anterioridad y sepas qué es lo que debes hacer, si no es así el especialista es la mejor de las opciones. Básicamente tendrás que aumentar la ingesta de agua y de alimentos con proteínas y dejar de echarle sal y azúcar a tus comidas. Así que olvídate de la bollería y aumenta el ejercicio físico que haces. El estar mucho tiempo quieto es uno de los grandes motivos de la retención, por lo que si trabajas sentado levántate cada poco tiempo y olvídate de la vida sedentaria que tantos problemas de salud conlleva.

Consejos para reducir la retención de líquidos

  • Si notas que tus piernas se hinchan más de lo normal y que te cuesta ponerte los zapatos porque te aprietan más de lo habitual, es probable que sufras de retención de líquidos. En este caso lo mejor es que vayas al médico y que sea él quien te dé el mejor diagnóstico según tus características.
  • Si estás con la menstruación, embarazada o con la menopausia es más probable que sufras de retención de líquidos, así que estate más pendiente de comer bien y sano.
  • No solo es importante dejar de comer tanta sal y azúcar e ingerir más proteínas, sino que la actividad física ayuda a que la retención de líquidos sea menor. Aunque no estés acostumbrado a practicar deporte, empieza andando un poco cada día y consigue estar todos los días haciendo treinta minutos de ejercicio, aunque sea corriendo a un ritmo lento. Tu cuerpo lo notará y tu salud también.
  • Bebe más agua de la habitual. Si privas a tu cuerpo de líquido, éste notará que le falta hidratación y activará su mecanismo para no perder ni una sola gota más de agua, por lo que para que esto no ocurra debes darle todo el líquido que tu cuerpo te pida incluso más. No esperes a tener sed para beber, hazlo cada poco tiempo. Esto lo puedes hacer una vez tengas problemas de retención, pero también como método de prevención.
  • Si algún miembro de tu familia sufre de retención de líquidos es más probable que tú también lo puedas sufrir. Así que puedes acudir al médico y comentarle tu situación y él te dará algunos consejos para evitar que te pase lo mismo que al miembro de tu familia.
  • Tanto si ya padeces de retención, como si quieres prevenirlo, evita la ropa ajustada. No quiere decir que tengas que ir siempre con ropa ancha, sino que la ropa que lleves no debe apretarte. Puedes llevar un pantalón corto o unas sandalias ajustadas, pero debes notar que estás cómodo. Si tu cuerpo nota que hay problemas de circulación porque la ropa le oprime, activará ese mecanismo que tiene para la retención de líquidos. Este artículo de salud te interesará: Cómo Prevenir la Retención de Líquidos y este otro seguramente también Cómo Eliminar Líquidos
  • Duerme más de seis horas al día. Menos de esta cantidad puede hacer que nuestro organismo se altere y empiece a producir cortisol, que es una hormona que hace que engordemos. Si esto lo unimos a los problemas de retención de líquido que también hacen que aumentemos de peso, el resultado puede ser desastroso.Cómo reducir la retención de líquidos
  • La retención de líquidos no es una enfermedad, pero trátala como tal en el sentido de seguir siempre las pautas del médico para mejorar tu salud. Es importante que seas constante y persistente en el tipo de alimentos que debes y los que no debes comer. Si quieres estar sano deberás seguir las pautas de tu médico.
  • Pregunta a alguien de tu alrededor si sufre retención de líquidos y qué es lo que hace para evitarlo. Puede que sus consejos te sirvan a ti, o puede que no. Recuerda que cada persona es un mundo y lo que a otros les funciona puede que a ti no, pero nunca está de más escuchar y ver si algo te puede servir a ti.
¿Te ha gustado?
12 usuarios han opinado y a un 91,67% le ha gustado.