Qué queso engorda menos

Contenido del Artículo

De manera errónea, muchas veces se decide no comer queso por miedo a engordar. Pensando que todos los quesos son calóricos y, por ende, deben prohibirse en las dietas. Un error que de saber qué calorías tiene cada queso, no pasaría. No hay que menospreciar a este lácteo. Los quesos son una gran fuente de proteínas y vitaminas.

En el caso de que queráis poneros en forma o cuidaros un poquito, decir, que cualquier tipo de queso siempre que se consuma con moderación, no tiene porque engordar ni evitarse. Pero si aun con esas, estáis a dieta, hay quesos que deberíais saber que son los más adecuados y recomendados porque contienen muy pocas calorías, menos grasas, menos sal…

El truco es leer las etiquetas y aseguraros con qué tipo de leche ha sido elaborado el queso. No es una tontería, al contrario. La leche cuanto más calórica, más grasa tendrá el queso y más calorías aportará. Por tanto, hay que vigilar la leche con el que se haga y también, el tiempo que se deje madurar el queso. También influye.

Las leches que son más calóricas, por ejemplo, son la leche de búfala y la leche de oveja. Pensad que los quesos se suelen elaborar a base de leche de búfala, de vaca, de oveja y de cabra.

Instrucciones

  1. Los quesos más recomendados (alguno de ellos) el famoso queso ricota, el queso feta, la mozzarella, el queso quark, el queso burgos, etc.
  2. Uno de los quesos que más se consumen por ejemplo en las dietas, es el llamado queso ricota o también conocido como el requesón. Este queso destaca porque tiene muy pocas calorías y, además, tiene también la ventaja de que contiene pocas grasas. Por ejemplo, si tenemos en cuenta los valores de cien gramos, calculando a ojo, podríamos decir que este queso apenas llega a las doscientas calorías.
  3. Este queso, aunque es poco calórico bien es cierto que también influirá con qué alimento se acompañe. Por ejemplo, en tostadas, en ensaladas, con un poco de aceite de oliva, con aguacate, un pelín de miel, etc.
  4. Otro de los quesos con pocas calorías es el feta. Seguramente, lo habréis visto en muchas ensaladas. Típico en la gastronomía griega. Engorda muy poco, pero también recalcamos lo mismo que antes. Todo con mesura y cabeza. De nada servirá comer queso feta para no engordar y prepararlo con una ensalada llena de aderezos, grasas, salsas varias…
  5. La mozzarella, el famoso queso italiano que no sólo apenas engorda y es muy sano, sino que también es ideal para preparar platos sencillos y frescos en verano. Este queso tiene muy pocas calorías. Un plato muy saciante, sano, fácil de preparar y que engorda muy poco es la mozzarella con tomate y albahaca. Sencillo de preparar y es muy sano. También se puede preparar con verduras, canónigos, lechuga… o bien, sólo con aceite de oliva. Cuidado con abusar de este queso porque se elabora con leche de búfala y no sólo es bastante calórica, sino que también tiene mucho colesterol.
  6. El queso burgos es de los más indicados en las dietas. Pocas calorías, pero algo insulso. Indicado también en las dietas cetónicas por su bajo nivel graso.
  7. Queso de untar, tipo Philadelphia. Este tipo de quesos hay que mirarlos casi con lupa. Porque, aunque es verdad que no son tan calóricos como otros y, por tanto, es más sano, no quiere decir que no tenga grasa o calorías. De hecho, mejor si es la versión light (si quieres perder peso).
  8. Haciendo un brevísimo resumen: los quesos más light, los que contienen menos calorías son los que se ven siempre en las dietas (con motivo). Los quesos burgos, el ricota, el queso untable… y cuidado, porque la mozzarella por ejemplo es sana y no de los quesos más calóricos, pero tampoco se debe abusar. Está elaborado con leche de búfala (de las más grasas y calóricas) y si os pasáis, estaréis metiendo calorías.

Que Necesitas

  • Mira siempre con qué tipo de leche se elaboran los quesos (para descartar los más calóricos).

Consejos

En definitiva, como os hemos ido comentando, no es necesario suprimir de la dieta el queso. Es más, el queso, igual que los lácteos, aportan muchos beneficios a la salud y aporta calcio entre otras vitaminas.

Eso sí, como truco, si lo que buscas es perder peso o estás haciendo dieta y no quieres pasarte con quesos que te aporten mucha grasa, el truco rápido si tienes dudas, es mirar el etiquetado o saber con que leche se ha elaborado.

Recordad: la leche de cabra y la leche de búfala, son las que contienen más calorías.

Otro factor que también aporta calorías extras y a veces ni te das cuenta, no es tanto el queso en sí, sino con qué alimento lo acompañas. Esa copita de vino, la copita de cava, el pan, el embutido, el picoteo en general… y si caes en la tentación o te has dado un festín, no pasa nada. No olvides realizar deporte y/o compensar en las siguientes comidas. La clave está en saber compensar.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.