Contenido del Artículo

La salud y el buen funcionamiento de nuestro organismo, depende principalmente, de la nutrición y alimentación que tengamos desde niños. Pues, los seres humanos necesitamos una dieta balanceada que nos brinde los nutrientes necesarios para mantener una vida sana, sentirnos bien y enérgicos; y esto lo obtenemos a través de una alimentación saludable.

En este sentido, es importante saber qué son los alimentos, y qué son los nutrientes. Los alimentos son todos los productos naturales o industrializados que consumimos para satisfacer una necesidad fisiológica, representada por el hambre. Asimismo, los nutrientes son sustancias que se encuentran dentro de los alimentos y que el cuerpo necesita absorber para realizar sus funciones principales, mantener la salud y así, tener una alta calidad de vida.

Este otro artículo seguro que también lo encuentras interesante:Cómo Perder Peso Rápido y Seguro

Para alimentarse de forma sana y equilibrada es necesario tomar en consideración algunos principios básicos. Pues, una alimentación equilibrada, debe contener los nutrientes fundamentales para que el organismo lleve a cabo todos los procesos metabólicos necesarios y pueda realizar las actividades diarias con energía; protegiéndose además, de los virus que provocan las enfermedades. De esta manera, una dieta balanceada está compuesta por abundantes verduras, frutas, carnes, pescado y cereales integrales; todas, en la proporción idónea y requerida por el organismo, dado que, no todos los cuerpos tienen los mismos requerimientos a la hora de establecer una dieta equilibrada.

Así, tener una alimentación saludable, equilibrada y variada, contribuye a mantener la salud y bienestar de una persona. De hecho, los hábitos alimenticios ayudan a prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, y otras; que como bien sabemos, a nivel mundial representan la principal causa de muerte. Asimismo, una mala alimentación puede afectar al desarrollo físico y mental, lo que reduce el rendimiento de las personas, provocando que el organismo sea más vulnerable y esté desprotegido, y es aquí, cuando atacan las enfermedades.

Cuando decides bajar de peso porque estás fuera de tu contextura normal, es importante que lo hagas saludablemente. Para ello, deberás consultar a un médico especialista en la materia, es decir, un nutricionista. Él te evaluará, te practicará los exámenes necesarios y te dirá exactamente cuántos kilos debes perder para llegar a tu peso ideal, y qué mecanismos utilizar. Es decir, te formulará una dieta balanceada, de acuerdo a los requerimientos de tu organismo. Es importante, que acompañes esta dieta, con una serie de ejercicios, para lograr mejores resultados y aumentar tu calidad de vida. En este punto, la pregunta que invade tu mente es: «¿Cómo perder peso saludablemente?». Acá te proporcionamos algunas ideas.

Que Necesitas

  • Querer perder peso

Instrucciones

Es importante que entiendas que para perder peso, no es necesario que dejes de comer, pasar hambre no es la solución. Incluso, suele ser contraproducente, porque te generará una gran ansiedad que en algún momento buscarás saciar de la forma errada al consumir los alimentos equivocados y que no te proporcionan nutrientes ni grasas buenas, sino, todo lo contrario, te agregan calorías vacías que se alojan en tu cuerpo y suelen notarse con aumento de peso.

Bajar de peso, es un compromiso que debes plantearte tú mismo. No te preguntes más: «¿Cómo perder peso saludablemente?». Fíjate unos objetivos y metas a seguir y lucha por ellos. Es decir, elabora un programa de pérdida de peso, ten paciencia y llévalo a cabo completamente, de la siguiente manera:

  1. Visita a un especialista: lo primero que debes hacer es buscar el diagnóstico profesional de tu médico de cabecera. Él, te practicará una serie de exámenes para corroborar tu estado de salud, y de allí, te establecerá un régimen de pérdida de peso, según tu organismo lo necesite. Es importante que entiendas que debes llegar a tu peso ideal, pero nunca bajar más de la cuenta, pues, estás arriesgando tu salud y te estás exponiendo a diversas enfermedades que atacan tu sistema inmunológico.
  2. Infórmate sobre los alimentos y nutrientes: es importante que conozcas los grupos de alimentos que necesitas consumir para que te aporten los nutrientes requeridos por tu organismo. Por tanto, investiga responsablemente, todo lo concerniente a los alimentos, los buenos y los que no te aportan más que la satisfacción del momento, es decir, la comida chatarra. Por supuesto, tu médico te especificará qué debes consumir, sin embargo, tú investigarás cuáles son los aportes que te está proporcionando ese alimento.
  3. Elabora un plan de ejercicio y dieta: al momento que el especialista te indique qué ejercicios puedes hacer y qué alimentos debes integrar a tu dieta balanceada, queda de tu parte establecer un calendario de objetivos, el cual comenzarás en el momento después de tener la dieta en tus manos. Olvídate del tradicional: «¡Inicio la dieta el lunes!». Iníciala, luego de que el médico te haya entregado los pasos a seguir, no importa si es miércoles o sábado, debes determinarte a comenzar, por ti y por tu salud. Por tanto, establece metas a corto plazo en un régimen de pérdida de peso, visita a un entrenador para que te elabore un plan de ejercicios que vaya en conformidad con lo dicho por el especialista, no hagas de más, haz lo justo.
  4. No te compares con otros físicos: este, suele ser el error que muchos cometen al momento de iniciar una pérdida de peso. Comienzan a compararse con otros físicos y por tanto, se esfuerzan de manera extra para intentar llegar a esos cuerpos. ¡Quiérete! ¡Ámate! Y ¡Valórate!; eres único y no necesitas compararte.
  5. Incluye alimentos de cada grupo alimenticio en tu dieta balanceada: los grupos alimenticios se clasifican en: verduras, frutas, proteínas, cereales y productos lácteos. Es importante que consumas muchas verduras, pues, te aportan fibras y nutrientes. Las frutas, te benefician con vitaminas, sin embargo, recuerda que contienen altas cantidades de azúcares, limita su consumo. Y en cuanto a los lácteos, inclínate por los descremados o bajos en grasas. Finalmente, los cereales, opta por los integrales, aquellos basados en harinas naturales o harinas integrales, evita las refinadas que se transforman en azúcar una vez consumidas. Asimismo, consume proteínas en cada comida del día, pueden ser frutos secos, también son proteínas y te aportan grasas buenas. De esta manera, tu plato debe quedar en, mitad de verduras y mitad, proteínas y cereales. Así, estarías consumiendo una excelente dosis de nutrientes, fibras y vitaminas.

Consejos

Una vez, que visites al médico, revises toda la información concerniente a la alimentación saludable, qué son los alimentos y cuáles son los beneficios que aporta cada grupo alimenticio; estás preparado para iniciar tu régimen de pérdida de peso, acompañado de una serie de ejercicios. Luego de absorber suficiente información, la pregunta: «¿Cómo perder peso saludablemente?», tuvo que haber quedado despejada. Sin embargo, te mencionamos unos consejos, que te servirán:

  1. No consumas calorías vacías, algunos alimentos están compuestos por calorías que aportan las grasas y los azúcares, sin embargo, no te proporcionan ningún nutriente. Por ejemplo, las pizzas, las gaseosas, los dulces y los embutidos. Todos, suelen muy deliciosos, pero una vez que las consumas, dentro de tu organismo se convertirán en azúcares y grasas totalmente vacías, que se alojaran en diferentes partes de tu cuerpo y se notaran con los odiados «cauchitos» o «llantas».
  2. Ingiere mucha agua, te ayudará a controlar la ansiedad por alimentarte en horarios fuera de tu régimen. Además, te mantiene hidratado y enérgico.
  3. Come despacio, de esta manera, tu estómago asimilará la comida inmediatamente, enviándole una señal directa al cerebro de que se está llenando. Sin embargo, debes cumplir con cada ración indicada por el especialista, no intentes reducirla.
  4. Lee las etiquetas nutricionales que están impresas en la parte posterior de los alimentos, así controlarás cuántas grasas, azúcares y proteínas consumes.
  5. Evita los alimentos altos en sodio, que te causan hinchazón y retención de líquidos.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás elevar tu calidad de vida y protegerte de cualquier enfermedad. Ahora, ya sabes «Cómo perder peso saludablemente»

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.