La motivación es uno de los sentimientos vitales que deben estar presentes a lo largo de la vida del ser humano, pues, aporta energía para alcanzar las metas y objetivos en cada aspecto de nuestra vida. La motivación, nace del estímulo que se crea al momento de anhelar y luchar por el logro de un sueño en específico. Este sentimiento actúa como un motor interno que conecta mente y voluntad en la consecuencia de un plan de acción, es decir, la sentimos a través del impulso por lograr lo tan deseado.

Suele clasificarse en extrínseca e intrínseca, la primera, refiere a los factores de nuestro entorno que de alguna u otra manera contribuyen a la satisfacción de nuestros objetivos. Mientras que, la segunda nace del interior de uno mismo. Sin duda, resulta ser una actitud muy importante de tu personalidad. Pues, mientras que la extrínseca, está condicionada por el ambiente, es decir, no podemos controlar los factores que en él intervienen; el automotivarte, sí depende de ti.

En este sentido, cuando queremos bajar de peso, debemos auto-motivarnos para poder lograrlo. Esta, será la principal herramienta que empleemos en esa situación, y será el estímulo que nos encamine a luchar por el objetivo trazado. Recordemos que, el éxito de cualquier actividad depende de un conjunto de acciones, y para llevarlas a cabo debemos estar motivados, pues, es la motivación quien nos impulsa a lograrlo.

Así, la pérdida de peso es proceso arduo, lento y crítico para el ser humano. Pero, es benéfico para el continuo desarrollo de nuestro estado de salud, de ser requerido. Siempre, que pensemos en bajar de peso, debemos consultarlo con un especialista, para que él nos indique cuál es nuestro peso corporal ideal y nos guíe en el trayecto.

La mente es poderosa, y juega un papel importante en todo emprendimiento, pero, también podría sabotearte al almacenar pensamientos inadecuados que te alejan del objetivo que deseas alcanzar. No pierdas el entusiasmo, sonríe, disfruta los momentos, el comer saludable no tiene que ser aburrido, puedes buscar múltiples recetas y cambiarlas con los ingredientes adecuados. Por ejemplo, si eres fan de las papas fritas, hazlas horneadas. Pícalas en bastoncitos, sazónalas y verás son igual de deliciosas que las fritas. No te presiones al hacer ejercicios, ve poco a poco para evitar que tu nivel de motivación descienda inesperadamente. Bajar de peso ¡SÍ SE PUEDE!

Este artículo también te interesará: Como Motivarme para Hacer Ejercicio

Por ello, es importante que sepas: «¡Cómo motivarse para bajar de peso!»

¿Que necesitas para motivarte para bajar de peso?

  • Ganas de bajar de peso

Instrucciones para motivarte para bajar de peso

La fuerza de la motivación es una pieza clave que nos incita a superar los diferentes obstáculos que se nos presentan a lo largo del camino que trazamos para la consecución de una meta. Y abarca todos los aspectos de nuestra vida, y aunque no lo pensemos, la motivación determina qué tan rápido podrás bajar de peso. Pues, si estás motivado, harás ejercicios todos los días, comer saludable lo harás un hábito que disfrutas hacer y no una obligación. Por lo contrario, si no tienes motivación, verás una excusa en todo para lograr el objetivo. Te sentirás desganado y poco estimulado para seguir luchando. Por ello, a continuación te indicamos: «¡Cómo motivarse para bajar de peso!»

  1. Define objetivos: si trazas objetivos al iniciar, sabrás perfectamente lo que tienes que hacer y no te desviarás de tu propósito. Es recomendable, que vayas paso a paso, es decir, marca metas a corto plazo que te ayudarán a lograr tu principal objetivo.
  2. Organízate: es importante que dediques tiempo y concentración al hecho de bajar de peso, pues, no es tarea fácil y debes ser muy perseverante para conseguirlo, porque ¡SÍ ES POSIBLE! Por ello, organiza tus días y síguelo al pie de la letra. Haz cronogramas de ejercicios, varía de ambientes y acompáñalos de la música de tu preferencia.
  3. Premia tus logros: perder peso es una meta que te trazas, y por tanto, debes esforzarte al máximo para conseguirlo, por ello, prémiate cada vez que subas un escalón que te acerca más a la meta. Por ejemplo, vas al especialista y te dice que has perdido 05 kg, cuando salgas de allí, has algo que te guste, ir al cine, comprarte ropa, pasear, ir al museo… regálate algo, para que tu mente continúe esforzándose por alcanzar las pequeñas y grandes metas.
  4. No te exijas más de lo normal: si estás iniciando una pérdida de peso, debes comprender que tu cuerpo necesita adaptarse a los nuevos cambios que harás en ti, es decir, no está acostumbrado a consumir ciertos alimentos o a practicar determinadas actividades físicas, ¡Date tiempo! No te exijas más de lo que puedes dar al iniciar. Es cierto, que en algún punto debes exigirte como muestra de motivación. Pero, no al comenzar, necesitas ir poco a poco hasta que tomes el ritmo adecuado.
  5. Si fallas, reconócelo: un régimen de pérdida de peso, a veces suele ser poco flexible. Por ello, es normal que caigas en provocaciones cuando lo estés iniciando. Por ejemplo, decides dejar los dulces, pero, te invitan a una fiesta y no evitas comerte un trozo de pastel ¡No es un pecado, cálmate! Pero, sí estás fallando a tu cronograma, por ello, castígate. ¿Cómo? Haz un ejercicio extra. Si te dio flojera hacer ejercicios durante una semana, castígate. ¿Cómo? No salgas el fin de semana. Son pequeñas muestras que tu cerebro capta y te orilla a no comerte esas faltas nuevamente.
  6. No te compares: debes entender que todos los cuerpos son diferentes, y eso no te hace menos que nadie. Todos valemos por igual, seamos delgados o rellenitos. Entonces, durante tu pérdida de peso, compararte es igual que desmotivarte. ¡No lo hagas, no es necesario! No pierdas tu enfoque porque querer el físico que tiene tu vecino/a, ejemplo. Céntrate en ti, en lo que estás haciendo y en lo que vas a lograr.

Consejos para motivarte para bajar de peso

Una vez te hayas centrado en tu régimen de pérdida de peso, estás listo para iniciar, ya tienes la motivación que te impulsará a lograr tus objetivos. Sin embargo, te presentamos unos consejos idóneos para cuando te preguntes: «¿Cómo motivarse para bajar de peso?»

  1. Ve paso a paso, no te presiones.
  2. Tu principal motivo para iniciar debe ser mejorar tu estado de salud y sentirte bien contigo mismo.
  3. No permitas que otros te digan que no podrás ¡Ignora los malos comentarios!
  4. Escribe una carta como mecanismo de compromiso, en ella, resalta lo que harás para alcanzarlo.
  5. Visualízate en el futuro, imagina cómo te verás con tu peso ideal. Y eso, será una buena fuente de motivación.
  6. Inicia tu actividad física, con el caminar. Sal a charlar con tus amigos, mientras das vueltas a una plaza.
  7. Evalúa tus progresos, así notarás los cambios que estás comenzando a experimentar.
  8. Mantente rodeado de tus buenos amigos, no te apartes de ellos por enfocarte solo en el régimen de pérdida de peso. Puedes salir a divertirte, tener encuentros sociales, sin desviarte de la meta.
  9. Una vez inicies, y te adaptes, te preguntarás por qué no lo hiciste antes. El mantener una vida saludable, te permite transcurrir los días enérgicos, ejercitarte eleva tu calidad de vida y te hace sentir radiante y saludable ¿Por qué? Porque lo estás.
¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 92,31% le ha gustado.