Contenido del Artículo

Una de las cosas que más problemas en la salud es empezar a tener el colesterol alto. Cuando los triglicéridos están altos, hay que ponerse las pilas y darse cuenta, que algo está fallo en nuestra alimentación y que lo estamos haciendo fatal. Hay que cambiar rápidamente de hábitos antes de que sea peor.

Hay que saber qué niveles son los correctos, cuando empiezan a dar señales y cuando realmente, es un problema de salud. Es importante y no es ninguna tontería… El colesterol LDL se va acumulando en las arterias y finalmente cuando el problema va a mayores, pueden darse gravísimos problemas en el flujo de la sangre.

Pensad que las arterias son como “canales” si están obstruidos por “suciedades” se atascan. Pues es exactamente lo mismo. Tan grave que, si se dan esos casos, pueden producir gravísimos problemas cardiovasculares, cerebrovasculares y la muerte.

Hay muchos alimentos que favorecen, ayudan y hasta consiguen de manera natural, poder tener unos niveles idóneos del colesterol “malo”. Es lo que ocurre con ciertas frutas… Vamos a comentaros algunas propiedades y cuales son, las frutas para bajar el colesterol.

Instrucciones

Los niveles para controlar el colesterol son los siguientes:

  • El colesterol ldl (inferior de los 100mg).
  • El colesterol hdl (superior de 60mg).
  • El colesterol total (inferior de los 100mg).

Sabiendo esto, cuando te realicen una analítica sabrás si es muy superior o no. De todas maneras, siempre el médico te resolverá las dudas, te hará tomar precauciones o te advertirá de los riesgos que conlleva pasarse con el colesterol. Incluso si te da muy alto, te prohibirá seguir comiendo ciertos alimentos. Cuando los índices del colesterol salen altos, de inmediato deberás ponerle remedio a la dieta. Tendrás que realizar reajustes, eliminar/suprimir muchos de ellos, moderar otros y abusar o empezar a comer otros tantos…

Las manzanas que por lo general son las frutas más consumidas y que no falta en ningún frutero de casa, es de las frutas que mejor van en cuanto a bajar los índices altos de colesterol LDL (colesterol malo). Se deben consumir dos diarias. No solamente esta fruta baja el colesterol, también favorece a su vez los índices de colesterol bueno (el llamado HDL). Y si, además, se consume previamente lavada, su piel, favorece la acción cardio protectora y protege el buen funcionamiento del corazón. Tiene funciones que ayuda contra los radicales libres (los que causan el envejecimiento de la piel), favorece el sistema diurético… muy poco conocidas sus múltiples propiedades, pero desde luego, una fruta perfecta para el cuidado de la salud.

Los Cítricos. Las frutas cítricas (los limones, las naranjas, mandarinas y el pomelo) todas las que tienen un sabor ácido. Ayudan mucho a reducir los niveles altos de colesterol. ¿Por qué los cítricos funcionan tan bien contra los triglicéridos? Se debe a su alto contenido en Vitamina C.

Favorece a que el hígado pueda convertir el colesterol en ácido biliar y las arterias no se taponen ni se ensucien, favoreciendo la circulación de sangre y prevenir problemas cardiovasculares futuros. Es preferible que estas frutas se consuman tal cual, como piezas de frutas. Pero como su sabor ácido, no gusta a todo el mundo y puede resultar molesto o casi insoportable, se puede tomar en estos casos, también como zumos, exprimidos. Siempre haciéndolo así, se pierden algunas vitaminas y no tiene las mismas propiedades, pero, aun así, sirve.

Uvas. Las uvas tienen múltiples beneficios, de sobra conocidos. Incluso para se utiliza para cosméticos, pero no solamente para eso…queda claro que también ayuda a controlar el colesterol. Tiene un alto contenido de flavonoides (que ayudan a que el flujo de la sangre mejore, se reduce el riesgo de que se puedan formar coágulos de sangre y previene problemas cardiovasculares).

La granada. Los médicos aconsejan tomar a diario un zumo de esta fruta, la granada o bien una pieza de esa fruta. Pero como la granada no es una fruta que se pueda encontrar durante todo el año, no queda más remedio que echar mano de los zumos para poder tomarlo durante todo el año. Tienen un altísimo contenido en polifenoles, también en antioxidantes (perfecta para proteger la salud cardíaca) y ayuda a perder peso ya que esta fruta es muy baja en calorías y evita la retención de líquidos.

-El kiwi. Esta fruta tropical de sabor ácido mantiene el colesterol a rayas. Por eso los médicos siempre aconsejan tomar una pieza de esta fruta a diario. Es una de las frutas que más propiedades contiene. Contiene pectina y por tanto ayuda a bajar los niveles de colesterol malo y a su vez, intenta impedir que el intestino pueda absorberlo. Contiene también mucha fibra (por eso también en algunas dietas se aconsejan tomarlos para desayunar) porque favorece muchísimo el tránsito intestinal. Con este proceso se favorecen las buenas digestiones, son antioxidantes y evita la oxidación de las células.

El aguacate. Es una de las frutas tropicales que son sabidos sus múltiples beneficios para estimular un buen colesterol y ajustar los valores aptos. Es una fruta muy nutritiva (tanto que si abusas puede traerte también la parte negativa como es aportar más grasas de las necesarias), aporta fibra y tienen como ya hemos comentado, bastantes calorías. Se puede comer a diario, pero en su justa medida/cantidad.

– Los arándanos. No es una fruta económica y tampoco se encuentra con facilidad durante todo el año, pero esta fruta tiene una cantidad innumerables de ventajas y propiedades. Trata, por ejemplo, problemas de hipercolesterolemia, aportan nutrientes, son antioxidantes (contienen carotenoides y antocianas), Vitaminas C y reducen enfermedades cardiovasculares.

Que Necesitas

  1. Uno de los que deberás decir adiós serán los productos grasos.
  2. Olvídate de las carnes grasas, de los fritos, los lácteos que son grasos también deberán desaparecer de la lista de la compra, la bollería industrial, dulces, el azúcar, etc.
  3. Hay que reajustar los alimentos y por ello incluir otros y así nivelar los niveles de colesterol ldl (el malo) y que no se vea afectado el bueno.
  4. Para ello, algunos alimentos que se deberán consumir son resumiendo, los que contengan fibras solubles como los cereales integrales, las legumbres y en general alimentos integrales. Los alimentos que contienen mucha fibra eliminan el colesterol LDL de la sangre.
  5. Las semillas, los frutos secos, las legumbres, algunas frutas, algunos lácteos… para que ayuden, deben consumirse a diario.
  6. El fruto seco que mejor va para bajar la tensión son las nueces, las avellanas, piñones, los cacahuetes, pistachos y almendras. Contienen muchos ácidos grasos poliinsaturados, consumirlos a diario con moderación (no más de 30 gramos diarios) disminuirá el colesterol LDL.
  7. Consume ácido graso con Omega3. Se encuentra en alimentos como los pescados azules (el atún, trucha, salmón, caballa…) mínimo dos veces a la semana.
  8. Todas las frutas que contienen entre sus propiedades Vitaminas A, C y E, ayudan frente a los radicales libres.
  9. En cuanto a la fruta, que de eso vamos a hablar un poco más ahora, podemos recurrir a las más económicas y que se encuentran en cualquier supermercado: las manzanas.
  10. Pero hay multitud de frutas que ayudan a prevenir, bajar los altos índices o nivelarlo. Podéis elegir la que más os guste en función de vuestros gustos o bien ir combinándolas para no cansaros. La granada, el aguacate, los arándanos, las naranjas, el kiwi, la uva, las frutas ácidas (mandarinas, naranjas, pomelo, limones…), etc.
  11. La mayoría de las frutas con un alto poder en Vitaminas, ayudan a erradicar este problema. Pero insistimos, hay que hacer un cambio de hábitos para que todo funcione. La fruta por sí sola, no puede hacer milagros.

 

 

Consejos

Es muy importante mantener un buen nivel de salud. Principalmente los niveles muy altos de colesterol se dan en personas que no se cuidan la alimentación. Han abusado o abusan, de los alimentos ultraporcesados, no comen nada sano, abusan de los fritos, exceso de grasas, aceites, bollería industrial, comidas preparadas, azúcares, etc.

En fin, todo lo que no se debería comer ni mucho menos abusar, si quieres mantenerte sano y son problemas que pueden acarrearte una mala alimentación. Los niveles altos de LDL son graves… pueden provocar enfermedades como problemas de corazón, casos de ictus, infartos… Parece que sea algo exagerado, pero no lo es en absoluto. Tanto es así, que son muchos los médicos que dan la voz de alarma ante tantos casos serios donde los niveles de colesterol son excesivos (y cada vez más, en gente joven).

Evidentemente, una vez que te detecten que tienes los niveles del colesterol alterados (altos o muy altos) puedes ponerle remedio. Pero hay que tomárselo muy en serio y ponerse las pilas. Sólo el médico te aconsejará y te recetará en el caso que sea necesario algún medicamento concreto, dieta, controles… Pero tu en tu día a día, puedes ayudarte cambiando la alimentación desde ese mismo momento. Elimina de inmediato las grasas malas, los azucares y todo lo que lleva grasa y no aporta nada. Cambia la manera en la que cocinas. Olvídate de hacerlo frito y utiliza a partir de ahora la plancha, el horno, vapor… no se pierden propiedades de los alimentos, pero ayudará y mucho a mejorar tu problema y desintoxicar tu cuerpo.

 

 

¿Te ha gustado?