En los últimos tiempos, la obesidad se ha convertido en la enfermedad más común en todos los países; no solo afectando la apariencia de las personas, sino, su salud, hasta el punto de poner en riesgo la vida de quien la padece. Respecto a ello, la Organización Americana y Europea de la Obesidad, indican que más de 350 millones de jóvenes y adultos en los Estados Unidos y en Europa, sufren de sobrepeso, generando a su vez, otras enfermedades como: hipertensión, diabetes, osteoartritis y hasta cáncer.

En este sentido, el sobrepeso y la obesidad se definen como la acumulación excesiva y anormal de grasa en el organismo humano; causada por un desequilibrio energético basado en calorías consumidas y gastadas, es decir, son más las que se consumen y menos las que se queman. Estas enfermedades han alcanzado expandirse de una manera trascendental y mundial. Pues, cada año mueren alrededor de 2,8 millones de personas a causa de sobrepeso u obesidad. Inicialmente, se consideraba que esta afección solo atacaba a los países altamente industrializados y desarrollados. Pero, desde hace algunos años, se determinó su presencia en países de menor  escala y riqueza.

De esta manera, las estrategias más importantes para la gestión de ambas enfermedades se basan en una alimentación saludable junto a entrenamientos físicos de mediana a gran intensidad. Sin embargo, algunas personas deciden implementar otra herramienta que les permita perder peso corporal de una manera más rápida. Allí, surgen los supresores del apetito. Estos, tienen el propósito de reducir el deseo de comer, a las personas que los consumen, con el fin de conllevarlos a perder peso al ingerir menos calorías. Asimismo, estos medicamentos están específicamente diseñados para actuar como un complemento dietético que frena la ansiedad por comida, generando que las personas pierdan peso.

Así, los supresores del apetito, también son conocidos como simpaticomiméticos, y se utilizan como tratamiento para la obesidad, a corto plazo. Respecto al tema, se han llevado a cabo numerosos estudios científicos, los cuales confirman que el uso del supresor del apetito, junto con una dieta balanceada y una rutina de ejercicios físicos constante, estimula la pérdida de peso corporal. Eso sí, siempre y cuando se consuma de la manera adecuada y en las dosis recetadas. Pues, como todo fármaco, posee efectos secundarios nocivos para la salud.

Asimismo, son variados los supresores del apetito, algunos más eficaces que otros; pero, todos persiguen el mismo objetivo: promover la pérdida de peso corporal para combatir la obesidad y el sobrepeso. Uno de los más prescritos a nivel de Estados Unidos, es la «Fentermina». Conocida también como: «Apidex-P» y «Phentermine». Este, es un supresor del apetito que actúa sobre el sistema nervioso central, estimulando a las neuronas para que liberen neurotransmisores cerebrales, los cuales a su vez frenan el hambre. Se recetan por períodos a  corto plazo, como la mayoría de los supresores del apetito. A medida que van igualando con una dieta balanceada, rica en nutrientes y ciclos de ejercicios físicos, para mayores resultados.

Igualmente, se señala que solo lo utilicen las personas que presenten sobrepeso y/u obesidad, dado a sus fuertes efectos, que podrían poner en riesgo la vida de la persona. Así, si tú padeces alguna de estas enfermedades y quieres conocer sobre el supresor del apetito, a continuación, te explicamos sobre la: «Fentermina – Cómo bajar de peso con Fentermina».

¿Que necesitas para Fentermina – bajar de peso con fentermina?

  • Querer bajar peso

Instrucciones para Fentermina – bajar de peso con fentermina

Los supresores del apetito son un arma de doble filo, pues, principalmente, persiguen el objetivo de frenar el hambre para que las personas que lo consuman puedan perder peso corporal. Sin embargo, al excederse del tiempo y dosis prescrita, suelen repercutir ciertos efectos negativos, por ello, se debe ser cuidado a la hora de ingerir cualquier supresor. En este sentido, te hablaremos sobre uno, en específico: «Fentermina – Cómo bajar de peso con Fentermina». Una vez, explicada la función inicial del medicamente, te enseñamos a cómo consumirlo para que puedas lograr tu objetivo. Por ello, a continuación, te exponemos el paso a paso.

  1. Asiste a una revisión médica: visita al médico para que te realice una valoración clínica y determine si estás en el renglón de obesidad y/o sobrepeso, para iniciar a consumir un supresor del apetito. Pregúntale todas las dudas que tengas sobre el tema y pídele que te recomiende el más eficaz.
  2. Sigue las órdenes médicas: debes mantener una clara comunicación con el especialista al cual acudiste. Coméntale toda tu historia médica; es decir, medicamentos a los cuales eres alérgico, cuales consumes actualmente, tu estilo de vida, entre otros factores que intervengan en el proceso.
  3. Infórmate: una vez, el médico te haya prescrito la Fentermina, como supresor del apetito, recolecta toda la información concerniente al medicamento. De ser posible, pregúntale a personas que las hayan consumido y toma su testimonio como guía para no fallar durante el proceso. Sin embargo, sigue la dosis prescrita, no te dejes llevar por la porción que consume tu amigo o familiar, todos los organismos son diferentes.
  4. Considera los riesgos: todo medicamento implica efectos secundarios, y el consumo de Fentermina, no está absuelto de ello. Por ello, pregúntale a tu médico cuáles son los riesgos de consumir dicho supresor de apetito.
  5. Cambia tu mentalidad: aunque no lo creas, en una primera instancia, los resultados que puedas o no lograr con la Fentermina, van a depender en gran parte de cómo te visualices y qué pensamientos atraigas. La Fentermina te ayudará a perder peso corporal, a medida que reduce tu apetito e incrementa tus niveles de energía, por ello, debes verla como una herramienta para establecer una rutina balanceada y ejercicios físicos.
  6. Rutina alimenticia: es importante que a medida que ingieras el medicamento, te mantengas bien alimentado. Ello, aumentará las probabilidades de llegar a tu meta. Integra diferentes fuentes de energía a tu alimentación; consume abundantes vegetales, proteínas, cereales integrales y fibras. Todos, son aportadores de vitaminas y nutrientes, saca el mayor provecho de ellos y prepara platillos deliciosos y saludables. ¡Sí es posible!
  7. Dosis prescrita: tu médico te indicará cuál es la dosis requerida por tu organismo. Usualmente, suelen prescribir una tableta diaria y debes consumirla en la mañana, al despertar. De todas maneras, déjate guiar por lo que tu médico te indique. Sin embargo, es importante que no excedas la dosis recomendada. Haz caso omiso a esos comentarios que te incentiven a duplicar la cantidad indicada médicamente. Tú, sigue las órdenes del médico, no te dejes llevar por los demás.
  8. Horario: establece un horario fijo para ingerir el medicamente, y coloca alarmas para no saltarte ningún día. Es importante que seas constante en el tratamiento. De allí, dependerán los resultados a obtener.
  9. Efectos secundarios: usualmente, la Fentermina, causa diarrea, presión arterial alta, latido irregular del corazón y dolores de la cabeza. Por ende, sé precavido, si algún efecto secundario se intensifica y se vuelve molesto por más de dos días, ve a consulta médica e infórmaselo al doctor. Nunca creas que es «normal», puede que tu cuerpo lo esté rechazando y esté generando daños a tus órganos.
  10. Haz ejercicios: debes combinar el consumo del medicamento, con una buena rutina de ejercicios físicos, para que tus resultados se tornen más favorables. Recuerda, la Fentermina la consumirás solo por corto plazo; la alimentación saludable y ejercicios físicos, te traerán beneficios a largo plazo.
  11. Resguarda el medicamento: la Fentermina debe estar ubicado en un lugar frío, oscuro y seco. Aunado a ello, no lo coloques en lugares propensos a ser tomados por los niños.
  12. Nutricionista: al momento de establecer tu régimen alimenticio, hazlo de la mano de un especialista en área, para evitar los errores comunes. Comunícale que estás consumiendo un supresor de apetito, por ende, tus comidas deben ser más sustentadas con los alimentos adecuados.

Consejos para Fentermina – bajar de peso con fentermina

Como te mencionamos a lo largo de la información, el uso y consumo de la Fentermina, debe ser el correcto y adecuado conforme a los requerimientos de tu organismo. Por ello, el primer paso del proceso es realizarte una revisión médica, debe ser el médico el encargado de recetarte el medicamento, explicarte su acción, efectos secundarios, dosis y período que lo consumirás. Por ende, anteriormente, te mencionamos el paso a paso de: «Fentermina – Cómo bajar de peso con Fentermina». De igual forma, a continuación, te indicamos unos útiles consejos que te servirán durante todo el proceso.

  1. La Fentermina es un medicamento para ser consumido por un corto período de tiempo. No debe excederse de doce semanas de consumo. Al iniciar, pregúntale a tu médico la duración de tu tratamiento.
  2. Continúa otras estrategias no farmacológicas que promuevan tu pérdida de peso corporal. Apóyate en una alimentación saludable y entrenamientos físicos regulados.
  3. Inicialmente, la dosis varía entre 15 a 30mg. Debes consumir la más baja al iniciar el tratamiento, a medida que tu cuerpo se muestra favorable al medicamento, tu médico la irá aumentando. No se debe ingerir la dosis elevada por primera vez, el cuerpo no está adaptado y los efectos secundarios podrían aparecer inmediatamente.
  4. No se recomienda consumir Fentermina por las noches, debido a que se produce una liberación hormonal que genera insomnio o incomodidad a la hora de dormir.
  5. Es importante que comuniques a tu médico a cuáles medicamentos eres alérgicos, pues, podrían ser complementos de la
  6. Si padeces alguna enfermedad del corazón, no es recomendable consumir
  7. No debes consumir alcohol durante el tratamiento de la
  8. Una sobredosis de Fentermina, podría ocasionar la muerte.
  9. Sé paciente y constante. La pérdida de peso no será de la noche a la mañana, debes ser paciente y cumplir a cabalidad tu tratamiento sin alterarlo. De la paciencia y la calma, depende el resultado que deseas obtener: llegar a tu peso ideal, a medida que resguardas y fortaleces tu salud.
  10. Una vez termines el tratamiento, acude a una nueva revisión médica para evaluar los resultados. Asimismo, pídele a tu médico que te practique exámenes de sangra para constatar que la Fentermina no ocasionó ningún daño. Aun cuando él te diga que no es necesario, insiste, y de ser posible, háztelos por otra clínica, pero, resguarda tu salud.
  11. No es recomendable ingerir un nuevo tratamiento de Fentermina, por lo menos, un año antes de terminar el primer procedimiento.
  12. La Fentermina, podría causar dependencia. Si consideras que estás dependiendo del medicamente de manera errónea, suspende su consumo y acude al médico.
  13. Recuerda, no consumas Fentermina, si solo quieres perder peso corporal por estética. Este, es un fármaco medicado solo y únicamente a aquellos pacientes que padecen obesidad y/o sobrepeso. ¡No expongas tu salud! ¡Sé consciente!
  14. Descansa lo suficiente, recuerda que la Fentermina actúa a nivel hormonal, por ende, debes dormir lo idóneo para evitar un descontrol, que podría incidir en un aumento de peso.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.