Ejercicios para subir de Peso

Contenido del Artículo

Por lo general, todo el mundo acude al gimnasio para perder peso, kilos, ganar firmeza… y verse en definitiva mucho mejor. Pero hay otra parte, otro grupo de personas que buscan todo lo contrario. No quieren perder peso ni adelgazar. Lo que buscan es tener más volumen, ganar kilos, tener más peso… sí. Como se suele decir, nadie está a gusto con lo que tiene y para ello, se deben hacer ejercicios concretos que ayuden a tener más masa muscular. Porque no es lo mismo simplemente comer y engordar que engordar en tono muscular y tener más masa muscular. No interesa estar más gordo, sino estar más grande.

Tienes que saber, antes de nada, que tipo de morfología tienes. Para empezar a cambiar tu forma del cuerpo, debes ponerte en buenas manos. Una persona que sepa lo que hace, que te aconseje y te ayude.  Dependiendo del tipo de morfología que tengas, te va a costar un poco más poder cambiar la forma de tu cuerpo y conseguir tus propósitos.

Instrucciones

  1. Debes saber que la idea tan manada y siempre dicha, que, si comes mucho, te pondrás grande, es mentira. Grande no te pondrás, pero gordo o gorda, sí. Siempre se dice de manera errónea que si comes te pondrás cuadrado o grande y es ¡absolutamente falso! Olvídate para siempre de esa idea.
  2. Tampoco es verdad que, si haces un ejercicio concreto, podrás hacerte grande… puedes mejorar o aumentar esa zona, pero se te quedará un cuerpo cuanto menos, extraño… de hecho, seguramente veréis a gente en el gimnasio que parecen descompensados. Y esto es, porque sólo se basan en una zona concreta de su cuerpo. Como puede ser brazos, espalda o abdominales. Pero tienen unas piernecillas estrechas que les hacen un cuerpo ridículo.
  3. La combinación para conseguir poder ser más fuerte o grande con ejercicios siempre será con tiempo, una alimentación adecuada y ejercicios adecuados. Pero también haciendo los descansos que se requieren.
  4. No intentes apretar la maquina porque el cuerpo tiene memoria. Si lo aprietas demasiado y no le das el descanso necesario, se lamentará lesionándose o no creciendo como es debido.
  5. Averigua qué tipo de morfología es la tuya. Saberlo es más importante de lo que te crees. Por ejemplo, en base a saber cómo es la forma de tu cuerpo y tu constitución, un experto, puede aconsejarte no machacarte tanto de una zona de tu cuerpo donde seguramente, te costará o nunca obtendrás lo que buscas y sólo con ayudarte a mejorar otra zona de tu cuerpo, compensar mucho tu cuerpo. Son pequeños trucos que cualquier persona que sabe un poco del tema, te dirá.
  6. Dicho esto, hay tres tipos de morfologías y éstas pueden ser: el ectomorfo, el mesoformo y el endomorfo. En base a esto hay que saber cómo es cada cuerpo.
  7. El tipo de cuerpo ectoformo es un tipo de cuerpo delgado. Tanto que algunos no tienen ni formas. No es tampoco una suerte, aunque se pueda pensar que sí. Es más, en este caso, para las personas que lo tienen, lo pasan mal porque si quieren subir de peso les cuesta mucho. No cogen peso rápidamente ni les resulta sencillo. Su organismo y su metabolismo es así, pueden comer mucho y no engordar. Son delgados por naturaleza.
  8. Un cuerpo mesoformo es un tipo de cuerpo mitad del ectoformo y mitad del endomorfo. Es una mitad de cada uno. Se caracteriza por ser un cuerpo con una forma que principalmente, tienen la cintura estrecha y las piernas y los hombros, anchos. Tienen por lo general, facilidad para poder ganar masa muscular.
  9. El cuerpo endomorfo son cuerpos de tipo más bien delgado. Pero son más altos o largos y su metabolismo por suerte, suele ser acelerado, cosa que les ayuda mucho para hacer dietas y controlarse. En cuanto a la forma, son para entendernos, como rectangular.
  10. Una vez que sabéis que tipo de morfología tenéis, es hora de empezar con la dieta y sobre todo, con el tipo de ejercicio adecuado.
  11. Para las piernas, uno de los ejercicios que mejor funcionan para ir aumentando la masa muscular, son las sentadillas. A ser preferible, usar también mancuernas (pesas). De esta manera, el cuerpo tendrá más volumen y se irá ganando más masa muscular.
  12. Para ir aumentando de volumen en la zona media y baja del cuerpo, concretamente para piernas y glúteos, irá bien subir escaleras, cuestas, subidas… si no se lleva peso bien, pero para ir aumentando el volumen, nada como hacerlo con algo de peso.
  13. Otro ejercicio que es un básico porque va bien a cualquier tipo de cuerpo, tengas la forma que tengas y el nivel que sea. Además, tonifica, ayuda a acelerar el metabolismo, perder grasa, volumen, pierdes celulitis, etc. Son las famosas sentadillas. Puedes empezar si te cuesta mucho, hacerlo sin peso. Pero en ese caso, mejor que las hagas muy profundas. De lo contrario, en cuanto puedas y tengas buena forma física, hacerlo siempre con algo de peso. Tu eliges. Unas pesas o una ketball (o llamada también pesa rusa).
  14. Si haces los ejercicios en casa, siempre deberás ser muy constante. Piensa que para aumentar de volumen no es sencillo… hay que tener en cuenta fundamentalmente tu genética y después, el tiempo que le vayas a dedicar. La constancia es fundamental. Y también, la dieta. En casa será más complicado por el tema de las máquinas. En un gimnasio, por ejemplo, siempre será más rápido.
  15. En casa, por el contrario, puedes empezar teniendo en cuenta hasta puedes llegar y a qué estas acostumbrado. Empezando con tu propio cuerpo y su peso, añadiéndole cintas y en cuanto puedas, peso.
  16. La dieta, será la calve y totalmente imprescindible y fundamental. No servirá de absolutamente nada si te machacas con ejercicios de peso, pero comes mal. O la absurda creencia de que hay que comer mucho. No. De hecho, no y sí. Comer muchas calorías, pero debe ser, comida sana y comida real. No comida grasienta ni basura. Que eso algunos/as todavía se creen que es posible para ser grande. No. Una cosa es tener más volumen y estar sano y otra cosa es estar gordo.
  17. Ante todo, siempre ponte en manos de un especialista (un coach, un dietista, un entrenador personal, etc.) porque llevar una dieta de este tipo, no es sana hacerla si no se sabe de qué se habla ni cómo se hace. Es importante, comer a menudo, pero tampoco es bueno comer en exceso ni poco. Con los ejercicios correctos, se consumirán muchas calorías y hay que estar bien “alimentados”. Ingredientes tales como proteínas, verduras, frutas, frutos secos, grasas sanas y buenas, aguacate, etc.

Que Necesitas

  • Ropa cómoda.
  • Pesas/ Mancuernas.
  • Ejercicios con tu propio peso.
  • Saber qué tipo de morfología tienes.
  • Una dieta adecuada.
  • Mucha constancia y paciencia.

Consejos

No olvides ponerte en contacto siempre, con un profesional. No te pongas en manos de conocidos ni hagas caso de lo que te pueda decir un conocido que hace lo mismo. Siempre tendrás que tener cuenta tu altura, tu peso, tu metabolismo, las calorías que gastas o las que consumes. Por tanto, deben basarlo en tu caso. Ejercicio y dieta personaliza.

Hay que comer bastante pero siempre con alimentos sanos y olvidarse de los fritos, de las grasas, las harinas, los procesados, la sal, los dulces, las bebidas gaseosas, el alcohol, etc. Siempre calculando el gasto que tu hagas en el gimnasio, tu día a día, la dieta que lleves (y como la hagas) y la morfología que puedas tener.

No desesperes si no aprecias rápidamente los cambios. Cuesta y no a todo el mundo le resulta igual de fácil. No tires la toalla, sé constante y persigue tus objetivos.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.