Contenido del Artículo

Cuando se pretende adelgazar hay que tener en cuenta antes de todo, la salud. Siempre hay que hacerse un chequeo para descartar enfermedades y saber qué dietas se puedes hacer y/o ejercicios y cuales, no.
Una vez sepáis que no hay ningún problema, es el momento de ponerse a dieta o comer sano y, sobre todo, el deporte. Y aquí es cuando surgen las grandes dudas, ¿Qué ejercicio puedo hacer para adelgazar? Ante todo, no perder la paciencia y tener constancia. No todo se consigue en dos días. No podéis pretender perder peso y poneros en forma, lo que no habéis conseguido en años. Por tanto, mucha paciencia y cuidado, porque muchos/as aprietan la marcha los primeros meses y después, terminan no sólo dejándolo todo, sino que además terminan lesionándose. Torceduras de tobillo, esquinces, dolores de rodilla, dolores musculares, etc.

De los ejercicios más efectivos para empezar a perder peso rápidamente o más o menos, de manera rápida, son los ejercicios cardiovasculares. Pero siempre, con cabeza, con cuidado y adaptados al estado de cada persona. Pensad, que es muchísimo más importante la constancia, que empezar con muchas horas y terminar rápidamente o cansados y dejándolo todo o lesionados.

Instrucciones

  1. Sabiendo lo que queremos lograr y que nos vamos a marcar objetivos, deberíamos saber qué queremos conseguir y cómo hacerlo. Es muy importante cuando queremos perder mucho peso, ponerse objetivos, pero no exagerados. Es mejor, hacerlos pequeños e ir cumpliéndolos. Por ejemplo, perder cinco kilos. O bien, perder una talla. Perder cuatro kilos en un mes, etc. Pequeñas metas que sepamos que sí, los podemos conseguir. Porque si ponemos metas un poco imposibles o exagerados, fracasaremos y empezaremos a titar la toalla.
  2. Para adelgazar de manera efectiva, porque no es lo mismo perder peso (y adelgazar) que perder grasa. Son conceptos, que muchas veces, por no decir la mayoría de las veces, llevan al error. Puede haber personas flacas, pero con grasa y gente que les sobra kilos, pero no tanta grasa. Entablando este tema, os diremos, que para perder peso (adelgazar) y a su vez, acelerar el metabolismo y perder también, grasa corporal los ejercicios más efectivos.
  3. No debéis olvidaros de los tal vez, más “odiados” de los ejercicios. Pero es igual de “molesto” que de efectivo. Son los llamados Burpees. Este ejercicio consiste en de pie, recto, bajas hacia abajo el cuerpo (haciendo una flexión) te levantas y das un gran salto con los brazos hacia arriba. Y sigues… es muy cansado este ejercicio, pero se trabaja todo el cuerpo. Es más, el peso que levantas y haces, es el de tu cuerpo. Por tanto, es una maquina en eliminar grasa y fortalecer. Eso sí, no intentes para empezar hacer un montón porque no solamente te resultará imposible, sino que seguramente, harás muchas y mal hechas. Es importante, realizarlas correctamente. La espalda siempre recta (para no dañarnos), los brazos rectos, semiflexionados para la flexión, te impulsas con fuerza con tu peso y hacia arriba con fuerza de un salto. Para empezar, haz las que tu consideres que puedes hacer. Si te cansas, para y sigue tras un minuto. Pero intenta como poco, hacer cinco seguidas.
  4. Otro ejercicio que va muy bien para quemar grasa y para adelgazar, los saltos en un cajón. Si no tienes un cajón o no vas al gimnasio, no te preocupes. Puedes ir a un parque y hacerlo con un banco, un murete, o incluso en tu casa, con cosas que puedas colocar (mucho cuidado, siempre la seguridad) que puedas verte capaz de saltar encima, sin que resbale, ni se rompa ni te caigas.
    El ejercicio es muy básico y muy sencillo. Se Trata de colocarte delante del cajón (o el material en cuestión) que sea alto y debes colocarte sobre el, de un solo salto. No hay más misterio. Eso sí, es saltar encima, sin caerte, con los dos pies juntos, bajarse y seguir… es muy importante la concentración, el no querer hacer muchos saltos de golpe y colocar mal el pie, apoyarse mal y causar una lesión. Mucho cuidado. El tamaño del cajón también es importante. Si no tienes experiencia, si nunca lo has hecho… no intentes subir un cajón enorme (Como hacen muchos, pero porque ya dominan la técnica). Empieza con uno básico. Lo suficientemente alto, como para tener que subirlo de un salto. Pero nada de medio metro. No seamos locos y terminemos lesionados… Están muy bien para empezar, las rutinas de 10×5. Es decir, hay que hacer diez repeticiones, cinco veces. Cuando se pare (al llegar a las diez) se descansa un minuto. Y se repite…
  5. Las flexiones. Otro de los ejercicios que por la mayoría (junto con las dominadas) son odiados. Hay que tener en cuenta una cosa, las flexiones se pueden hacer de manera más o menos abierta y esto repercute en trabajar una zona del cuerpo u otra. Cuando se realizan normales, cerradas, lo que más trabajamos será la zona de los pectorales. Aunque obviamente, se trabaja todo el cuerpo y los brazos también trabajan. Pero si se hacen las flexiones abiertas (con los brazos más abiertos) se trabaja más la zona de los brazos y los tríceps. La diferencia entre ambas es que cuesta más, hacer flexiones, pero es muy efectivo hacer las flexiones normales.
  6. El escalador o como se llaman “los mointain climbers”. Son ejercicios que se realizan en el mismo sitio, se simula los movimientos propiamente dicho, de los escaladores y son muy efectivos no sólo porque se ejercita todo el cuerpo, sino porque acelera el metabolismo. Que no os engañe el pensar que es sencillo o al no moverte excesivamente, no pierdes nada… es un ejercicio que, una vez puestos en faena, te hace sudar, requiere fuerza, movimiento, te cansa…
  7. Salta a la comba. Un ejercicio tan sencillo y barato, como saltar en una comba. Seguro que te llevará a los recuerdos de tu infancia, pues sí. Se trata de lo mismo, sin misterios… saltar a la comba quema muchísimas calorías. Dependerá de la intensidad con que saltes y la frecuencia, pero sólo con hacerlo durante un par de minutos (ve subiendo la frecuencia según cojas fondo) no sólo acelerará mucho el metabolismo, sino que seguirá quemando una vez hayas parado de hacerlo. Asegúrate de llevar un calzado que te sujete los pies bien y cuando saltes, hazlo con el pie bien plano para no dañarte los tobillos o sufrir una torcedura.
  8. Salir a caminar y/o salir a correr. En este tema, hay que tener mucho cuidado, no es lo mismo empezar a pasear o hacerlo de una manera más o menos rápida (con ritmo) que salir a correr y/o trotar. Si queréis empezar a correr, lo seguro, sería empezar a caminar, coger fondo y empezar a trotar hasta que podáis empezar a correr. Si os sobran muchos kilos, pensad que las piernas, rodillas y tobillos sufrirán mucho y es más que posible, que sufráis una lesión. Por tanto, lo recomendable sería, que empecéis por abajo y según vayáis perdiendo o tengáis el cuerpo, los músculos y tendones, fuertes, empezad a subir la intensidad. De todos modos, debéis conocer vuestro cuerpo. Si habéis sufrido lesiones, no es muy recomendable correr. Pero podéis caminar y combinarlo con ejercicios de fuerza, por ejemplo. Son muy efectivos y os ayudará mucho no solo a perder peso sino también a perder la grasa. Lo recomendable son al día, hacer diez mil pasos. Que equivale a unos ocho o diez kilómetros. Si además, lo combináis varios días a la semana, con ejercicios de fuerza y/o resistencia, será una combinación estupenda que no tardará en dar sus frutos (siempre combinado con una buena alimentación).
  9. Motívate. Algo muy importante es pensar en cómo quieres verte, porque llegaste a estar cómo estás y qué quieres conseguir. No tires la toalla en cuanto se te pongan las cosas difíciles. No olvides motivarte con lo que te guste. Lleva música cuando hagas ejercicio, sal a caminar y/o correr por lugares que te gusten, al aire libre, parques, la playa… sal a caminar en compañía o con tu perro. Si puedes ir al gimnasio, fenomenal, pero si no puedes, no es excusa. Puedes hacerlo en casa, sin gastar nada de dinero o salir al parque o a zonas municipales donde hay seguro, material que se te ocurra para hacer ejercicio.

Que Necesitas

  • Unas deportivas que no resbalen y sujeten bien el pie.
  • Ropa de deporte, cómoda y que sea anti transpirable.
  • No olvidar el agua para hidratarse y/o bebidas isotónicas, para recuperar las sales minerales que se pierden sudando.
  • Una toalla.
  • Mancuernas.
  • Una comba.
  • Constancia.

Consejos

Ante todo, lo más importante cuando se empieza con el ejercicio para perder peso y adelgazar, no es tanto la intensidad con que se hagan los ejercicios sino la constancia. Es decir, muchos/as son las que empiezan por ejemplo en septiembre a diario, en ele gimnasio, pero en noviembre, ya se han olvidado y lo han dejado. Hay que ser constantes… para empezar, con realizar tres días a la semana o cuatro, ejercicio y combinarlo todo con mínimo dos litros de agua diarios y una alimentación saludable, más que suficiente. Moverte es importante y esto hay que hacerlo a diario. Te aseguramos que esto es lo único de verdad, efectivo. Ve haciendo semanalmente, cumpliendo tus objetivos, los meses… y te irás dando cuenta de lo que vas perdiendo y lo bien que te vas sintiendo. Pero no tires la toalla a la primera de cambio. Nadie dijo que fuese fácil. Cuando te resulte duro o quieras abandonar, piensa el porque empezaste y cómo quieres verte. Te motivará a seguir y no dejar todo tirado.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.