Adelgazar es uno de los grandes objetivos de la población en los meses previos a la temporada veraniega. Existen numerosos métodos para lograr dicho objetivo. Todos pasan por conseguir un déficit calórico que permita iniciar la pérdida de grasa. Nuestro ritmo de vida deja poco tiempo libre para acudir al gimnasio a realizar deporte. Por ello, llevar a cabo un plan de ejercicios para adelgazar en casa con remedios caseros es especialmente útil para poder combinar toda nuestra agenda, y conciliar nuestra vida laboral y familiar.

¿Qué son los ejercicios para adelgazar en casa?

Cuando pensamos en hacer deporte, lo primero que se nos viene a la mente son los gimnasios. Es el lugar, que a priori, encontraremos mayores facilidades al contar con las instalaciones necesarias, pero no es ni mucho menos el único disponible. Incluso, podríamos ver como los centros deportivos nos dan numerosas limitaciones. Nuestros horarios o no tener ninguno cerca de casa ni de nuestros puestos de trabajo puede acabar siendo una traba infranqueable para conseguir el objetivo de perder peso. Además, los gimnasios cuestan dinero y no todo el mundo, y más en época de crisis, puede permitirse pagar la matrícula ni la cuota mensual que nos obligan a afrontar para beneficiarse de sus máquinas y equipos deportivos.

Los ejercicios para adelgazar en casa son una de las opciones más económicas para lograr nuestras metas. Eso si, tiene enormes beneficios, que posteriormente explicaremos, pero también requiere una enorme disciplina. En nuestra casa hay numerosas distracciones que pueden lanzar por la borda nuestro plan de entrenamiento. El sillón y la tele son algunas de ellas. Tendremos que contar con una enorme fuerza de voluntad. Eso sí, si conseguimos ponernos serios y conseguimos ser regulares, nuestra calidad de vida mejorará ya que nos ahorrará dinero y también mucho tiempo. Incluso, durante nuestras vacaciones podremos seguir entrenando. Todo lo que puedas aprender lo podrás realizar en cualquier parte ya sea un parque o un hotel.

Intenta combinar tus ejercicios con una dieta saludable para perder peso. Recuerda que tu alimentación es tan o más importante que tu plan de entrenamiento. Por ello, regular la ingesta de hidratos de carbono y reduce su cantidad por las noches, ya que lo normal es irse a dormir o no quemarlo hasta el día siguiente, fomentando la creación de grasa y colesterol. Si consigues controlar estos dos factores lograrás tu objetivo de adelgazar en casa.

Beneficios de realizar ejercicios de adelgazamiento en casa

Entrenar en casa tiene múltiples ventajas aportando numerosos beneficios al deportista. Los más destacados son los siguientes:

  • Ahorra tiempo y dinero. Los gimnasios tienen enormes costes económicos y de desplazamiento. Tienes que hacer frente a una cuota cada mes, además de llegar hasta el centro deportivo. No todo el mundo tiene a su lado. Por tanto, convertir tu casa en tu gimnasio particular te ayudará en este sentido.
  • Gana mucha comodidad. Puedes entrenar de forma personalizada. Si deseas poner música alta sin usar cascos, lo puedes hacer siempre que no molestes a los vecinos. Tienes tu propio espacio y tú decides como lo quieres usar.
  • Entrena cuando quieras. Los gimnasios tienen un horario determinado y que debes respetar. Los más sencillos, incluso, no abren los fines de semana. En tu casa puedes entrenar a la hora que quieras y repartirte el entrenamiento a tu antojo. ¿Quieres realizar una parte por la mañana y otra por la tarde o noche? Tú eres el que decides.
  • No debes hacer cola para realizar ejercicios. ¿Cuántas veces nos hemos puesto de mal humor por tener que esperar para utilizar alguna máquina? En tu casa, tú eres el dueño.

El único requisito es el mencionado anteriormente. Tener la fuerza de voluntad necesaria para vencer a los antojos que puede provocar el ordenador, el sillón, la televisión o incluso la cama. En el caso de la tele puede convertirse en nuestro aliado. Algunos ejercicios pueden parecer aburridos. Si lo acompañamos con nuestra serie favorita puede parecer más entretenido. También ganarás en salud permitiendo bajar tu tensión.

Cómo realizar ejercicios para adelgazar en casa

Para entrenar en casa, realmente no se necesita gran cosa y llegarás a perder barriga. Podemos realizar ejercicios para adelgazar con solo un espacio lo suficientemente grande en el que podamos estirarnos, saltar y estirar las piernas sin romper ningún tipo de mobiliario del hogar. De hecho, solo con una colchoneta en el que podamos entrenar en el suelo sin sufrir daños y un equipamiento adecuado sería suficiente. Obviamente, lo demás es opcional y todo lo que podamos añadir sumará para realizar un plan de entrenamiento más completo. Se realizará un mínimo de tres veces a la semana con una duración de una hora. Estará compuesto en tres partes: calentamiento, tonificación muscular y estiramientos.

El calentamiento durará 10 minutos y se realizará a partir de ejercicio aeróbico. Será uno de los que más dolores de cabeza nos dará por el espacio. Se puede correr sin avanzar alternando rodillas al pecho y talones al culo, o si se dispone de una bicicleta estática, elevar nuestra temperatura corporal realizando spinning. Una vez estemos listos, iniciaremos el entrenamiento. Entrenaremos todos los músculos del cuerpo. Empezaremos con unas sentadillas a partir de flexionar las piernas y con los brazos en línea recta bajaremos el culo hasta formar un ángulo recto con las rodillas y volveremos a la posición inicial. Realizaremos tres series de 10 repeticiones a un ritmo sostenido. Posteriormente, nos estiraremos y realizaremos tres series de 12 repeticiones de flexiones. En caso de no poder realizarlas de forma normal, podemos apoyar las rodillas para encontrar una posición más cómoda.

Volveremos a entrenar las piernas con zancadas. Son uno de los ejercicios más completos y, obviamente, los encontrarás en cualquier tipo de rutina de entrenamiento. Manteniendo una posición agachada con las manos en las caderas, adelantaremos de forma sucesiva una pierna y, posteriormente, la otra. Realizaremos dos series de 14 repeticiones, y con tiempo, se puede aumentar el grado de intensidad sosteniendo una mancuerna en cada mano. Para entrenar los tríceps, realizaremos fondos. Necesitaremos una silla o un sillón para poder realizarlo. Situando las manos apoyados en la superficie de la silla y con nuestras piernas flexionadas, bajaremos nuestro cuerpo notando la tensión en los tríceps y volveremos a la posición inicial. Serán tres series de 12 repeticiones, o hasta el fallo, si no llegamos al mínimo.

Para los hombros, realizaremos elevaciones laterales o frontales. Con peso en nuestras manos, ya sean mancuernas o cualquier tipo de botella, elevaremos los brazos hacia adelante o lateralmente y volveremos a la posición inicial. El mismo peso nos puede servir para entrenar bíceps a partir de un curl. En ambos casos, realizaremos tres series de 15 repeticiones.  La espalda es la parte del cuerpo más difícil para entrenar en casa. Lo ideal es contar con una barra de dominadas en una puerta para realizar dicho ejercicio. En caso contrario, también podemos optar por cualquier tipo de ejercicio de remo. Apoyando una rodilla en una silla o sillón, y con peso en el brazo contrario, realizaremos una flexión y volveremos a la posición inicial. Realizaremos dos series de 15 repeticiones. Finalizaremos el entrenamiento con una rutina de abdominales y estiramientos. Esta rutina, acompañada de una correcta alimentación, empezará a darnos resultados en poco tiempo y conseguiremos nuestro objetivo de adelgazar y lograr la línea adecuada.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.