Contenido del Artículo

Seguro que habías oído hablar de la anorexia y de la bulimia con anterioridad, no me cabe duda pues son dos de los trastornos de alimentación más comunes y extendidos en nuestra sociedad. De hecho se tratan de dos trastornos psicológicos que afectan a muchísimos adolescentes y jóvenes sobretodo. Aunque esta patología la puede desarrollar cualquier persona, lo más común es que sean las del sexo femenino las que más las padezcan. Además, personas que han comenzado siendo anoréxicas, la enfermedad se puede desarrollar y desembocar en bulimia.

Ambas enfermedades están relacionadas con la necesidad de las personas de verse delgadas, y por muy delgadas que estén siguen estando obsesionadas con la gordura y la comida. En la sociedad actual se vende una imagen de perfección relacionada con cuerpos extremadamente delgados, y estas personas marcan como objetivo la delgadez para sentirse bellas, perfectas y marcan su valor según este canon. Aunque en el fondo ambos trastornos están conectados y son semejantes en muchos aspectos, también existen diferencias entre la anorexia y la bulimia.

Instrucciones

En ocasiones es difícil saber identificar la anorexia o la bulimia para tratarlas adecuadamente. Veamos algunos datos que nos ayuden a diferenciar la anorexia de la bulimia, aunque también es importante conocer las semejanzas.

  1. Descripciones. Comencemos viendo qué es cada enfermedad:
    La anorexia es un trastorno psicológico relacionado con la comida y la imagen personal. La persona tiene una visión distorsionada de sí misma, siempre se verá con exceso de peso por muy delgada que esté. Está obsesionada con la comida, incluso llega a dejar de comer tanto alimentos saludables como los que tienen alto contenido calórico, grasas y azúcares.
    La bulimia, también es una enfermedad psicológica, pero en este caso, la persona siente gran necesidad de ingerir alimentos altamente calóricos, como pasteles o bollería, pero después sufren de culpabilidad, y esto unido a la obsesión por no engordar provoca que busquen formas de sacarse la comida ingerida, como por ejemplo provocándose el vómito, usando laxantes o excederse con el ejercicio físico.
  2. Las semejanzas entre la anorexia y la bulimia son bastantes veamos las más significantes:
    – Las personas que las padecen creen que valen según cuánto pesen y cómo se vean. Para ellas, la solución a todos sus problemas se encuentra en la extrema delgadez. Ellas valdrán algo si cumplen el objetivo de verse delgadas y bellas.
    – Son personas muy críticas consigo mismas, muy inseguras, y demasiadas perfeccionistas, son obsesivas en cuanto a errores se refiere. Cometer un error para ellas es toda una catástrofe.
    – No se perciben cómo son realmente ni tampoco aceptan la talla que tienen ni cuánto pesan.
    – Después de un atracón estas personas se sienten culpables y recurren a la purgación para no engordar.
    -En el caso de que se les aconseje cómo comer saludablemente sin que corran riesgo de engordar, las personas con ambas enfermedades no se lo creerán, y la anoréxica, por miedo no comerá, y la bulímica comerá pero seguirá purgándose después.
  3. Diferencias entre la anorexia y la bulimia. Ahora es el momento de conocer las diferencias entre ambas enfermedades para así poder distinguirlas y tratarlas de forma adecuada
    El peso. Una persona anoréxica estará anormalmente delgada, incluso por debajo del peso aconsejable. En cambio la bulímica puede estar en su peso ideal o en un peso considerado normal.
    – La anoréxica no come en absoluto, y si lo hace es en cantidades ínfimas, en cambio la persona bulímica alterna períodos de ayuna con períodos de atracones excesivos. Puede estarse unos días sin comer nada y otros en lo que come todo lo que se le apetece, sin importar si tiene muchas o pocas calorías.
    Variación de peso. La anoréxica se mantiene muy delgada y continúa bajando de peso, en cambio la persona que padece bulimia cambia de peso frecuentemente, notándose cada vez que engorda y adelgaza.
    Querer ser. En el trasfondo de estas enfermedades comentábamos que se deben a que buscan la delgadez para demostrar su valía. La anoréxica desea ser pequeña, delicada y que parezca frágil. En cambio la bulímica sueña con ser perfecta, conseguir el éxito y que todo el mundo la admire.
    – Normalmente las personas con anorexia tienen una personalidad semejante. Son personas obsesivas, padecen de ansiedad, evitan el riesgo y están muy encerradas en sí mismas. En cambio las bulímicas presentan ansiedad, cambios excesivos y rápidos de estados de ánimo, son impulsivas y se arriesgan mucho, incluso siempre andan tras la caza de nuevas sensaciones.
    – Podemos darnos cuenta de que la anorexia lleva relacionado el sacrificio y la austeridad, en cambio la bulimia se relaciona con la voracidad y la indulgencia en uno mismo.
    – La persona anoréxica es una persona calmada, conformista, se aísla, aleja sus sueños, en cambio la persona con bulimia son desesperadas, quieren que todo se haga en el momento, nunca tiene tiempo, es impulsiva, y si no consigue lo que quiere o cuando lo quiere se frustra mucho.
    Relaciones sentimentales. La persona anoréxica no ha tenido pareja, y si la tiene, la enfermedad le ha llevado a alejarla y a perderla. De hecho, también deja de importarle la sexualidad, y si nunca la ha probado, tampoco querrá hacerlo. Si por un casual esta persona conserva a su pareja, ésta no le hará ningún bien, puesto que la insistencia de la pareja para que coma llevará a la anoréxica a continuar con su enfermedad. En cambio, la persona bulímica es una persona que pasará de una persona a otra rápida y fácilmente. Son dependientes en exceso y buscan el afecto y respuestas. Creen que su pareja debe darle todas las respuestas existenciales, que le de las soluciones a todos los planteamientos en su vida.
    – En cuanto el control en su vida, la anoréxica es muy controlada y la bulímica no. La anoréxica controla todas las partes de su vida, es estricta ordenada, pero también menos expresiva y más fría con los demás, de hecho su círculo social se irá cerrando cada vez más. En cambio la bulímica es extrovertida, impulsiva, les encanta salir por la noche, son desordenadas, sobre todo en su habitación y carecen de horarios efectivos. Estas incluso pueden llegar a verse involucradas en la toma de drogas y en relaciones de tipo destructivas.

Que Necesitas

Necesitas prestar atención a la alimentación y estados de ánimo. Busca ayuda profesional si te encuentras en estos casos.

Consejos

Consejos

  • Si crees que padeces algunas de estas enfermedades ve a un psicólogo cuanto antes, y si conoces a alguien que la padece ayúdale cuanto antes llevándola a un profesional.
  • Si quieres ayudar a una persona con alguno de estos trastornos alimenticios nunca le menciones el tema de engordar o que debe coger peso.
  • Si le ofreces comida a una persona anoréxica (principalmente) o bulímica no menciones que no engordan o que contienen pocas calorías, puesto que no te creerán y no comerán nada en absoluto.
  • Vigila que la persona enferma tome mucha agua, de este modo evitaremos añadir la deshidratación a la lista de enfermedades.
  • Si no estás seguro de si algún familiar o amigo presenta este tipo de enfermedad sólo has de observarle, pero que nunca se dé cuenta, si no se encerrará en sí misma o te negará la verdad, consiguiendo agravar más la situación. Ofrécele ayuda, muéstrate receptivo y dale mucho apoyo.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.