Una vez una persona se decide a ponerse manos a la obra y empezar a perder peso, hay infinidad de dietas para seguir y conseguir perder esos kilos que nos sobran. Pero… ¿qué pasa cuando no se sabe qué dieta seguir? ¡Porque hay infinidad de dietas!

No podemos decirte que sigas una u otra. Pero si podemos decirte lo más importante y que no nos cansamos de repetiros antes de realizar ninguna dieta. Acudir al médico. Haceros un chequeo. Una simple analítica os revelará si estáis bien de salud y os dará el pistoletazo de salida para empezar a perder esos kilos de más y poneros en forma. De verdad, no os saltéis este punto, es muy importante y lo agradeceréis a largo plazo.

Si el visto bueno ya lo tenéis, adelante. Entonces, ¿Qué dieta sigo? Esta es la primera pregunta que muchas y muchos os hacéis en algún momento. Tened en cuenta qué tipo de dieta va más con vuestro estilo de vida.
No penséis tanto en la cantidad de kilos que se pueden ir perdiendo rápidamente, pero sí es muy fácil de seguir y lo más importante. Es muy llevadera con casi cualquier estilo de vida y, sobre todo, los kilos que se van perdiendo son seguros. Si se hace bien, se pierden kilos y es una pérdida segura. ¿Os interesa? Seguir leyendo…

Esta dieta la Dieta Watchers, se basa en un computo de puntos. Se tienen una cantidad de puntos que se valoran en función de varios aspectos (ahora os los contamos) y se irán descontando a diario, dependiendo de los alimentos que se consuman. Lo importantísimo es contar los puntos y, sobre todo, no pasarse de los puntos que tenemos a diario.

Instrucciones para Dieta Weight Watcher – hacer la dieta Weight Watcher

Esta dieta es muy fácil de realizar. Solamente hay que saber hacerla, los primeros días pueden ser un poquito complicados o hacerse un poco cuesta arriba porque los puntos hay que llevarlos a cabo. No saltárselos, no pasarse de esa cantidad y llevar bien la cuenta. Llevar una libretita o un papel y apuntarlo todo y será la manera en la que no tendréis problemas.

Esta dieta puede ir muy bien para las personas que habéis estado haciendo dietas a lo largo de vuestra vida y siempre habéis terminado recuperando los kilos o bien para las personas que os crea mucha ansiedad el ir contando las calorías. Es una dieta que es muy adaptable y de hecho, siguiendo unas pequeñas pautas y cuando se pilla un poco el rollo de cómo seguirla y cuales son los puntos que corresponden a cada alimento, se convierte en casi, un modo de vida. Muy llevadera.

  • Ten en cuenta que, a pesar de poder ir acumulando puntos, durante todo el día, solamente puedes guardar máximo 4puntos. Y también piensa, que es mejor comer con cabeza. No busques únicamente alimentos con una baja cantidad de puntos, piensa también, en los alimentos que tienen un alto valor nutritivo.  Otra cosa que has de hacer: Se debe comer fruta a diario y lo mismo ocurre con las verduras. Por eso es una dieta con la que se puede comer un poco de todo, sobre todo, alimentos sanos, con un buen valor nutritivo y que, a la larga, no terminemos ni enfermos, ni débiles, ni cansándonos de esta dieta. Dicho esto: tomate a diario un total de 5 veces fruta y verdura.
  • Hidrátate. Deberás beber a diario un mínimo de 1,5litros de agua. Imprescindible.
  • A diferencia de otras dietas, con ésta, no solamente no se suprime, sino que se aconseja y se recomienda, tomar grasas. No hace falta decir que las grasas deben ser buenas… las podemos encontrar sin ir más lejos, en algo que abunda en España… el aceite de oliva. Y sumando vitaminas, no olvides algo muy importante para nuestros huesos, el calcio. Se recomienda que mientras se realice la dieta, se debe tomar un total de dos veces a diario.
  • ¿Qué se puede comer en esta dieta? Pues un poco de todo y lo más importante, NO se pasa nada de hambre ni se cuentan las calorías… por ejemplo, cosas que se podrían comer en las comidas:
  • DESAYUNO: Para desayunar podéis tomar un zumo de naranja, café con leche, leche desnatada, galletas, frutas, batido de frutas, cereales, mermeladas, pan de centeno, macedonia de frutas, gofres de avena, bizcochos de avena… Ante todo, usa también la imaginación para no cansarte mientras utilices los ingredientes que te marcan. Y muy importante, ¡jamás, jamás, te saltes el desayuno!
  • MEDIA MAÑANA: una pieza de fruta, macedonia de frutas, un yogur 0% materia grasa, avena, queso batido 0%, bizcocho de avena, gofre de avena, etc.
  • COMIDA: Una parrillada de verduras, verdura, paella de pescado, pescado al horno con verduritas, paella de carne, arroz, legumbres, carnes, etc. En función de todo lo que puedes comer, puedes prepararte tus propios platos saludables. Por ejemplo, unos canelones sanos, lasañas, pasta, arroces, carnes, etc. Hay multitud de platos que se pueden comer y harán que no terminemos cansadas de hacer esta dieta.
  • MERIENDA: pan de centeno con algún fiambre, un yogurt 0%, queso batido 0%, macedonia de fruta, una pieza de fruta, batido de frutas, batido de verduras, un postre elaborado con avena, etc.
  • CENA: verduras (al horno, al vapor…), patatas hervidas, pescado, pollo a la plancha o hervido, una tortilla de verduritas, etc.

¿Que necesitas para Dieta Weight Watcher – hacer la dieta Weight Watcher?

  1. Hay que saber que según el sexo se le suman unos puntos u otros. A la mujer: 1punto. Al hombre: 8 puntos.
  2. Ten en cuenta la edad. Si el rango está entre los 17 y los 26 años, súmale 4puntos. Si tienes entre 27 y 37años, súmale 3puntos. Entre los 38 y los 58años, súmale 2puntos. Si tienes más de 51 años, súmale 1 punto.
  3. Pésate. Anota lo que pesas y sigue la norma. En este caso los kilos deberás pasarlo a las libras (medida inglesa). Puedes buscarlo por Google hay muchas aplicaciones o páginas donde te la hacen rápidamente la conversión. Pero te comentamos, que 1kilo se traduce en 2,20libras. Ahora, te será más sencillo poder hacer el cambio.
  4. Con el resultado ya hecho, ten en cuenta únicamente las dos primeras cifras. Estas dos cifras serán las que cuenten para tu dieta. Te ponemos un ejemplo. Si por dar un ejemplo, tu peso son 57 kilos, al cambio en libras, serían 125. Por tanto, los puntos al hacer el cambio se quedan las dos primeras cifras (12). Estos son los puntos que debes tener en cuenta para tu lista de comida.
  5. Mide tu altura. Si mides menos de 1,55metros los puntos son cero. Si están entre los 1,56y el 1,80m, es 1punto. Más de 1,80m, súmale 2puntos.
  6. Gasto calórico. ¿Cómo es tu día a día? ¿Tienes una vida muy sedentaria? Entonces son 0 puntos. Estás mayoritariamente de pie todo el día, entonces, súmale 2puntos. Si andas bastante, suma 4puntos. Y si en tu día a día realizas ejercicios físicos, súmale 6puntos.
  7. ¿Cuál es tu propósito? Sólo quieres mantenerte en el peso que ya tienes: entonces súmale 4puntos.
  8. Para saber los puntos que te corresponden, teniendo en cuenta las normas, sácale los puntos y súmalos. Ese resultado, será el total de los puntos que debes consumir a diario.

Consejos para Dieta Weight Watcher – hacer la dieta Weight Watcher

Haciendo un resumen para poder seguir la dieta Weight Watchers, diremos: que si estás embarazada (hacemos hincapié) no deberás hacerla. Importante. Bebe a diario mínimo 1,5litros de agua. Come a diario cinco piezas de frutas y come verduras también cada día. Uno de los mayores fallos es pensar que por dejar de comer o comer menos, perderás peso más rápidamente, ¡error! Nunca lo hagas. Por eso, no ahorres más de 4puntos diarios (por eso se ha dado esta cantidad como máximo) para que el cuerpo no sufra y no haya más tarde, los horribles atracones o sensación de fatiga, hambre, flojera…

Para que te sea más llevadera la dieta, intenta programarte los menús a diario o con tiempo. Calcula cuantos puntos consumirás por alimento, realiza los cálculos y te será mucho más fácil. No te preocupes si notas algunos días o al inicio de empezarla, que tienes mucha hambre. Estás cambiando de hábitos y puede generarte un poco de ansiedad. Por ello, intenta comer más verduras y frutas. Aportan mucha fibra, tienen vitaminas y son saciantes.

Es una dieta que además no te volverá loca/o ni te arruinará. Olvídate de comprarte mil y un productos que te dejarán tiritando el bolsillo. Aquí lo que cuenta es la comida real. Alimentos que se venden en el mercado, nada procesados y fáciles de encontrar. Los alimentos de toda la vida, en conclusión. Te resultará también sencillo de poder compatibilizar con los amigos, en cenas, salidas y, en definitiva, no te harán mirar el menú mil veces sin saber qué pedirte o que alimentos son los que puedes comer o cuantas calorías tienen.

Cambia la manera en la que cocinas. Puedes comer casi de todo, sí. Pero olvídate de comer procesados, comidas repletas de azúcar, bollería industrial (que no aportan nada, te sacian rápidamente y después tienes hambre de nuevo y engordas), olvídate de hacer fritanga y abusa de la plancha, la parrilla, el horno, al vapor… cualquier método que sea sano. Casi sin darte cuenta, empezarás a bajar de peso sólo cambiando estos pequeños hábitos.

¿Te ha gustado?