Cada vez va quedando menos para que llegue la primavera y con ella, el buen tiempo, el calor, el solecito… y la temida cuenta atrás para el verano. Serán muchos/as las que con el buen tiempo empezarán a sentirse un poco incómodos y querrán perder los kilos que les sobran, ponerse en forma y lucir tipazo. Una cosa está clara, no existen los milagros. Y otra cosa más sensata, perder peso, sí. Pero siempre con cabeza.

No pretendáis perder una cantidad de kilos exagerada en muy poco tiempo, porque no solamente no es sano, sino que es, más que probable que acabéis recuperándolos al poco tiempo. Os sentiréis bien, no haréis mantenimiento, empezareis a comer… y recuperareis rápidamente no solamente el peso perdido, sino varios de más, a modo de extra. Y hacer caso cuando dicen, que esos kilos son los que realmente después cuesta y mucho, perderlos.

Con la dieta Scardale, consiguiereis perder peso de una manera rápida y no es difícil de seguir. Muchas famosas la han seguido (sobre todo muchas actrices) y en dos semanas, se pueden perder bastantes kilos.

Uno de los motivos por el que las famosas siguen esta dieta, es porque se puede perder una gran cantidad de kilos, de manera muy rápida. Tanto como decir, que pueden perder en sólo quince días unos nueve u once kilos. Ahí es nada… evidentemente, cada cuerpo es un mundo… pero hay gente que tiene prisa por perder kilos y necesitan/quieren hacerlo ya. Sin importantes lo que tengan que hacer por conseguirlo. Famosas de Hollywood como Jennifer Aniston que no se ha escondido al revelar que la ha seguido en muchas ocasiones….

Esta famosa dieta Scardale la inventó Herman Tarnower, un cardiólogo que tenía como preocupación e investigación, los efectos que provoca una acumulación de grasa en el cuerpo y lo que puede provocar o provoca en los órganos como las arterias, hígado y el corazón.

Instrucciones para Dieta Scardale – hacer la dieta Scardale

¿De qué se trata la Dieta Scardale y cómo se hace, cuantos días dura, es dura? Siempre nos preguntamos estas cosas y miles de preguntas más, cuando una dieta promete una pérdida rápida de peso. Para poder conseguirlo, la dieta consta de un menú basado en ser hiperproteico. ¿Qué significa?

Que la alimentación se basa en exclusiva de más proteínas que de hidratos de carbono y de las grasas. No exceden los menús nunca de más de mil calorías.

Este médico hizo una prueba con algunos pacientes y pudo comprobar que todos los que siguieron su dieta/su método basado en este menú hiperproteíco, sin saltarse un solo día, bajaron de peso con rapidez. Y no solamente eso, sino que también mejoraron notablemente en sus problemas de grasa en los órganos vitales.

Tras estas comprobaciones, decidió hacer su propio plan, donde preparó una dieta de dos semanas para obtener una pérdida de peso y de manera rápida. Realizarla una vez que se saben sus normas, es bastante sencilla, un poco “dura” los primeros días sobre todo si no está acostumbrado.

En la primera fase: consta de la pérdida de peso de manera más o menos rápida. Como hemos dicho, siempre dependerá de cada persona, la facilidad para perder kilos, los kilos que le sobren, el tipo de vida que lleven, etc. Pero por lo general, la pérdida de peso es rápida y se pueden perder en quince días hasta nueve kilos sin muchos problemas. Es una barbaridad… así que hacedlo bien y no olvidéis nunca, la segunda parte de la dieta. En esta fase el metabolismo se espabila y se pone las pilas. Empieza a cambiar el chipo y perder kilos porque le ha pillado por sorpresa. En general, la alimentación no sufrirá grandes cambios (teniendo en cuenta que es una dieta y hay alimentos que sí deben evitarse) pero sólo cambiando los hábitos en el modo de cocinarlos y reduciendo las calorías, notarás un buen cambio y rápido.

La fase dos: consiste en el mantenimiento. Por lo general cuando muchas personas la hacen y luego han en poco tiempo han vuelto a recuperar los kilos perdidos, siempre reconocen que nunca hicieron la segunda fase. La de mantenimiento. Por tanto, normal que recuperar de nuevo los kilos, de hecho, siempre recuperarán más y terminan hundidos, sin ganas de empezar otra dieta, desanimados, desmotivados, tristes, con la autoestima por los suelos, etc.

Cuando haya pasado las dos semanas, se tendrá que empezar con la fase del mantenimiento. Repetimos, es importante seguirla para no recuperar el peso perdido. Realmente, tampoco será tanto tiempo ni tampoco un rollo. Bastará seguir con lo que ya se ha hecho, eliminar el azúcar, no consumir carbohidratos, tampoco las grasas, el alcohol ni el gas. Básicamente, lo que ya se hacía durante la fase de pérdida de peso. Por tanto, es usar la cabeza y la lógica. Comer más verduras, frutas, seguir con las proteínas y los lácteos (que sean descremados). Es como un hábito en tu día a día, comiendo sano. Si notas que recuperas de nuevo algunos kilos, vuelve a la primera fase unos días. Y así… sucesivamente.

Algunos ejemplos para hacer un menú y seguir esta dieta. Haciendo esta dieta de manera correcta y añadiéndole un poco de ejercicio o actividad física, se puede ir perdiendo a diario entre medio kilo y 1kilo. Si lo vais sumando… os llevareis una grata sorpresa al cabo de las semanas. Y otra de las cosas más importantes, la pérdida de volumen corporal, la grasa que se pierde… se nota muchísimo.

Os damos algunas ideas, pero podéis utilizarlo a vuestro gusto mientras los alimentos sean de la misma categoría y no se incumplan las reglas.

Para DESAYUNAR: se puede tomar leche, café con leche, té… siempre con algún edulcorante, pero jamás azúcar. Un zumo de naranja o de pomelo o bien la pieza de fruta y si se puede comer una tostadita de pan.
Como veis, los desayunos son básicamente de lógica. Cosas sanas, pero jamás, suprimirlo ni tomar sólo un vaso de leche. Nunca. Es necesario para que el cuerpo tenga energía y no nos sintamos alicaídos/as.

COMIDA: En las comidas hay que incluir proteínas. Puede ser el pescado o la carne pero que haya proteínas. También el huevo sería apto. Cocinarlo todo al horno o al vapor. La carne, los pescados, los huevos, las verduras… Usad la imaginación para que no os termine cansando comer siempre lo mismo. Teniendo en cuenta lo que sí se puede comer, los platos son muchísimos.

CENA: Que no falte la proteína y la verdura. Lo mismo que comentamos… mientras no os saltéis las normas… podéis tomar un té, la comida hervida, asada o al horno… cuanta más verdura se incluya como guarnición o como casi un plato principal, mejor. Más fibra incluiremos al plato e intentaremos saciarnos más y lo mejor es que aportan muchísimas vitaminas (como es el caso de las espinacas, por ejemplo).

 

¿Que necesitas para Dieta Scardale – hacer la dieta Scardale?

  1. No puedes beber bebidas alcohólicas.
  2. No puedes beber bebidas gaseosas.
  3. Tienes que beber mínimo 1,5litros de agua a diario.
  4. Puedes sustituir las bebidas gaseosas o las alcohólicas, por el agua, el té, el café…
  5. No podrás tomar nada con azúcar. Se incluye todo lo que lleve por poco que sea, una mínima cantidad de azúcar. Véase la miel también.
  6. Sustituye los azúcares por la Stevia o por la sacarina. Podrás darles un ligero toque dulce y no entorpecerás la dieta.
  7. No puedes comer grasas.
  8. Quita siempre la piel a las carnes.
  9. Si tienes ataques de hambre o tienes necesidad de picotear, opta por comer una pieza de verdura como por ejemplo el apio, pepino, zanahorias, los tés, agua, gelatinas, etc.
  10. Olvídate de los aliños precocinados. Es decir, tendrás que prepáratelos tu mismo/a. Todo natural como la mostaza, limón, vinagre… haz tus propios aliños y aderézalo todo con especies y plantas aromáticas.
  11. En general, es una dieta muy sencilla de seguir y no tiene mayor complicación.

Consejos para Dieta Scardale – hacer la dieta Scardale

Si necesitas hacerte menús porque no se te ocurren ideas, o necesitas más información puedes indagar un poco internet (es una dieta muy famosa) o comprarte el libro que el médico publicó con todo lo que significa su método, trucos, consejos, menús, etc.

Haciendo esta dieta de manera correcta y añadiéndole un poco de ejercicio o actividad física, se puede ir perdiendo a diario entre medio kilo y 1kilo. Si lo vais sumando… os llevareis una grata sorpresa al cabo de las semanas. Y otra de las cosas más importantes, la pérdida de volumen corporal, la grasa que se pierde… se nota muchísimo.

Hay que tener mucho cuidado si se hace esta dieta con la gente deportista o que practique de manera regular deportes. Una cosa es mantenerse activa/o, que puede significar trabajos de pie o que se muevan un poco, o ir andando a los sitos, caminar una media hora todos los días, etc. Pero realizar deporte, no está indicado con la dieta Scardale. EL motivo es sencillo, la cantidad máxima de las calorías que se consumen es mínima (no supera las mil calorías) por tanto, pueden darse casos de bajadas de tensión, desmayos, mareos…

La dieta Scardale se le puede comparar un poco a la dieta Disociada. De hecho, tiene bastantes parecidos e incluso con la Dukan (aunque ésta última es mucho más estricta y tan sana como parece).

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.