La dieta de la piña se suele seguir cuando tienes un evento en pocos días y quieres perder esa grasa que te sobra de forma rápida. Con este tipo de dieta se suelen bajar unos 4 o 5 kilos en tres o cuatro días. Como podrás saber, al seguir la dieta de la piña estarás dejando de lado todos los consejos de los médicos. Antes de empezar, tenemos que dejar bien claro que la dieta de la piña no es una dieta que puedas hacer a diario ni durante mucho tiempo. Se suele seguir para momentos especiales o eventos ocasionales. Pero es muy importante que no hagas de esta dieta tu dieta habitual, porque te ocasionará grandes problemas.

Por eso, tienes que tener en cuenta que, aunque es cierto que bajarás de cuatro a cinco kilos en el espacio de unos días o una semana, es muy probable que recuperes estos kilos con el paso del tiempo.

Muchas personas han hablado positivamente de esta dieta y afirman haber perdido esos kilos en ese tiempo. Y nosotros no dudamos de ellos. Es relativamente fácil hacerlo. En nuestra vida tenemos muchos eventos a los que asistir, sobretodo ahora que se acercan las navidades. Es posible que en las vísperas de alguno de esos eventos nos demos cuenta de que hemos engordado más de lo que creíamos y no nos habíamos dado cuenta. Hasta que vamos de compras a por un vestido o traje para la cena, comida o fiesta y vemos que nuestra talla no nos entra. Este es uno de los momentos en los que decidimos hacer la dieta de la piña para entrar bien en nuestra talla e ir contentos y a gusto al evento.

A continuación pasamos a enseñar qué es la dieta de la piña y cuáles son los pasos a seguir para hacerla. En este artículo haremos la dieta de la piña con un menú que incluye pollo y atún. Verás que hay otras dietas de la piña donde incluyen otros alimentos para acompañar a la piña. Pero los mejores son el atún y el pollo, ya que son los que menos calorías van a aportar a tus comidas y así lograrás quemar grasa de forma más rápida. Si utilizas otros pescados y carnes que tengan más contenido en grasa solo aportarás más calorías a tu dieta.

¿Qué alimentos tengo que comprar para hacer la dieta de la piña?

Como hemos dicho, la dieta puedes hacerla en tres días. Pero si dispones de más días o incluso de una semana, utiliza todos los días que puedas. Estos son los ingredientes principales que vas a necesitar para hacer la dieta:

Que Necesitas

  • Piñas naturales
  • Yogures naturales sin azúcar
  • Atún fresco
  • Pechuga de pollo
  • Aceite de oliva
  • Latas de atún
  • Vinagre de manzana
  • Pan integral
  • Mermelada sin azúcar o baja en azúcar
  • Lechuga
  • Jamón york o jamón cocido bajo en grasas
  • Pechuga de pavo (para cambiar por la pechuga de pollo algún día)
  • Salmón fresco (para cambiar por el atún algún día)
  • Huevo

Es importante que la piña sea natural. Ya que la piña envasada o en su jugo suele tener muchos azúcares, edulcorantes y productos que no nos ayudarán a la hora de perder peso.

Puedes ir comprando los alimentos para dos días y así ir viendo lo que te hace falta y lo que no. Un truco para que funciones bien esta dieta es, en la medida de lo posible, solo tener estos alimentos en tu nevera. No tener comidas y alimentos calóricos o dulces en tu casa te ayudará a superar la tentación.

La dieta de la piña

Ahora vamos a ver cómo será el menú que vamos a seguir en esta dieta:

Instrucciones

Día 1:

  1. Para el desayuno: cogemos el pan integral y partimos una rebanada y la tostamos. Cuando la rebanada esté tostada, le untamos la mermelada. Junto con el pan con mermelada comemos también dos rodajas de piña natural.
  2. Para comer a media mañana: tomamos un yogurt natural sin azúcar añadido.
  3. Para el almuerzo: Prepararemos el atún fresco a la plancha. Para hacerlo, cogemos el atún, no comeremos más de 200 gramos por comida, y le echamos sal y pimienta y unas gotas de aceite de oliva. Untamos bien el atún con la mezcla por todos lados y lo dejamos macerar una hora en la nevera. Después, cuando haya pasado la hora lo sacamos de la nevera. Cogemos una sartén y le echamos una cucharada de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, añadimos el atún fresco a la sartén y lo hacemos a la plancha. Cuando esté hecho por todos los lados, lo sacamos de la sartén y lo servimos en un plato. Además del atún, comeremos también dos rodajas de piña. Podemos comerlas tal cual o, si queremos darle un sabor diferente, podemos pasarlas también por la sartén. Para hacerlo, solo tenemos que echarles un poco de sal y saltearlas en la sartén.
  4. Para comer en la merienda: Haremos un zumo de piña casero. Para hacerlo solo necesitas una licuadora o batidora, dos rodajas de piña, el zumo de medio limón, un vaso de agua y una cucharadita pequeña de vinagre de manzana. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la licuadora o batidora y batimos hasta que quede todo bien integrado.

    http://cdn.kiwilimon.com/

  5. Para la cena: Comeremos pollo a la plancha. Para hacerlo, cogemos la pechuga de pollo y la limpiamos muy bien. Como antes, solo comeremos, como mucho, 200 gramos de pechuga de pollo. Le echamos sal y pimienta a la pechuga de pollo y reservamos a parte. En una sartén añadimos un chorro de aceite de oliva y añadimos un par de ajos pelados. Cuando los ajos empiecen a tostarse, sin llegar a quemarse, los retiramos de la sartén. A continuación, añadimos la pechuga de pollo y la hacemos a la plancha. Cuando esté hecha por todos lados, la sacamos de la sartén y la servimos en un plato. Para acompañar, podemos hacer una ensalada con la lechuga que habíamos comprado. La aderezamos con aceite de oliva y vinagre y listo. Además, comeremos dos rodajas de piña. Podemos comerlas tal cual o pasarlas por la sartén con sal como hicimos antes.

Día 2:

  1. Para el desayuno: cogemos el pan integral y partimos una rebanada y la tostamos. Cuando la rebanada esté tostada, le untamos la mermelada. Junto con el pan con mermelada comemos también dos rodajas de piña natural.
  2. Para comer a media mañana: tomamos un yogurt natural sin azúcar añadido.
  3. Para el almuerzo: en el día dos, comeremos la misma receta que en el día uno, pero sustituiremos el atún por el salmón fresco. La receta es igual, por lo que seguiremos los mismos pasos. Utilizaremos las mismas cantidades, por lo que no comeremos más de 200 gramos de salmón fresco. Lo maceramos igual que en la receta del atún durante una hora y, cuando esté listo, lo hacemos a la plancha como hicimos el día anterior. También comeremos dos rodajas de piña. Las podemos comer frescas o pasarlas por la plancha con sal.
  4. Para comer en la merienda: prepararemos el mismo zumo de piña natural que hicimos el día anterior. Es mejor que este zumo lo prepares en el momento. Es decir, no hagas mucho zumo el primer día para tenerlo hecho, ya que perderá muchas propiedades de la piña.
  5. Para la cena: en esta ocasión comeremos una ensalada de atún. Para hacerla, cogeremos una lata de atún y la escurriremos bien. Le quitaremos todo el aceite que tenga. Podemos ponerlo en papel de cocina para que absorba todos los restos de aceite que queden después de escurrirlo. Cortaremos lechuga y, en un plato, la mezclamos con el atún. Aderezamos con aceite de oliva y vinagre y ya la tenemos lista. Además de la ensalada, comeremos también dos rodajas de piña. Podemos tomarlas al natural o pasarlas por la sartén con un poco de sal.

Día 3:

  1. Para el desayuno: cogemos el pan integral y partimos una rebanada y la tostamos. Cuando la rebanada esté tostada, en esta ocasión, le añadimos 100 gramos de jamón york bajo en grasas. Junto con el pan con el jamón cocido comemos también dos rodajas de piña natural.
  2. Para comer a media mañana: tomamos un yogurt natural sin azúcar añadido.
  3. Para el almuerzo: comeremos pechuga de pavo a la plancha. Para hacerlo, cogemos la pechuga de pavo y la limpiamos muy bien. Solo comeremos, como mucho, 200 gramos de pechuga de pavo. Le echamos sal y pimienta a la pechuga de pavo y reservamos a parte. En una sartén añadimos un chorro de aceite de oliva y añadimos un par de ajos pelados. Cuando los ajos empiecen a tostarse, sin llegar a quemarse, los retiramos de la sartén. A continuación, añadimos la pechuga de pavo y la hacemos a la plancha. Cuando esté hecha por todos lados, la sacamos de la sartén y la servimos en un plato. Para acompañar, podemos hacer una ensalada con la lechuga que habíamos comprado. La aderezamos con aceite de oliva y vinagre y listo. Además, comeremos dos rodajas de piña. Podemos comerlas tal cual o pasarlas por la sartén con sal.
  4. Para comer a media tarde:  prepararemos el mismo zumo de piña natural que hicimos el día anterior.
  5. Para la cena: comeremos una ensalada mixta de atún y lechuga, aderezada con aceite de oliva y vinagre. Y, a parte, un huevo cocido. Además, comeremos dos rodajas de piña, que podemos pasar por la sartén y echarle una pizca de sal.

Si queréis aumentar los días de la dieta, simplemente podéis repetir el menú de los días y ya está.

Esperamos que este artículo os haya sido de gran ayuda.

http://www.hogarus.com/

¿Te ha gustado?
38 usuarios han opinado y a un 94,74% le ha gustado.