Dieta para personas diabéticas

No hay nada más triste que abstenerse de algo que nos gusta, pero que sabemos que nos hace daño. Tal es el caso de las personas que padecen de ciertas enfermedades y, por lo tanto, deben cohibirse de ingerir ciertos alimentos.

Por ejemplo, las personas con problemas cardíacos deben evitar las grasas, los alientos altos en sal y otros semejantes. Lo mismo podríamos decir de quienes padecen de diabetes. Esta es una enfermedad que surge cuando el páncreas no produce la cantidad de insulina que el cuerpo necesita.

La insulina tiene como función mantener los niveles adecuados de la glucosa en la sangre. Asimismo, la glucosa entra en el organismo y es transportada hasta las células en donde se convierte en energía, la cual hace que los músculos y los tejidos cumplan sus funciones correctamente.

Dieta para personas diabéticas

Las personas que padecen de diabetes tienen un exceso de glucosa en la sangre, lo que puede ser perjudicial para todo el organismo, en especial para el corazón, los riñones y las arterias. De ahí la importancia de contar con una dieta adecuada que les permita gozar de buena salud, en medio de sus circunstancias actuales.

Ahora bien, si hace poco fuiste diagnosticado con diabetes o tienes algún conocido que la padece, es posible que sientas cierta curiosidad sobre qué alimentos puede consumir una persona con diabetes, y cuál es su incidencia en el organismo, así como cuáles debe evitar para cuidar los niveles de glucosa en la sangre.

De hecho, conocer esta información puede llegar a salvar vidas. De ahí la importancia de estar informado y de multiplicarla, al hacérsela llegar a nuestros conocidos. De esa manera, nos estaremos cuidando nosotros mismos, pero también a nuestros seres queridos, pues sabrás cuál es la manera correcta de cocinarles. Pero, sin más preámbulos, veámoslo ahora mismo.

Instrucciones

Dieta para personas diabéticas

Este tipo de dietas se basan en comer tres veces por día en horas comunes. Esto ayuda a utilizar mejor la insulina que produce el cuerpo o que recibe a través de ciertos medicamentos. Claro, para establecer una dieta correcta, necesitas la orientación de un dietista certificado.

Este profesional de la salud te ayudará a preparar una dieta tomando en cuenta tus características particulares, es decir, tus objetivos de salud, tus gustos y tu estilo de vida. Por eso, no es recomendable que se la sugieras a otra persona, ya que ella tiene sus características y condiciones personales.

Además, te informará sobre la manera en que puedes mejorar tus hábitos de alimentación. Por ejemplo, cómo elegir las porciones apropiadas, que cubran tus necesidades relacionadas con tu tamaño y con tu nivel de actividad diario.

¿Por qué es necesaria?

Dieta para personas diabéticas

Este plan de alimentación te ayudará a mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre. También, te ayudará a cuidar tu peso y controlar los factores que puedan poner en riesgo de enfermedades cardíacas, tales como la presión arterial alta y la grasa en la sangre.

Elegir alimentos saludables y hacer un seguimiento de tus hábitos alimenticios, mantendrá la glucosa en la sangre dentro de los niveles que son considerados como seguros.

En el caso específico de la diabetes tipo 2, perder peso ayuda a mantener controlados los niveles de glucosa en la sangre, así como otra serie de beneficios para la salud. Una dieta organizada y nutritiva hará posible que alcances este objetivo de manera segura.

Ahora bien, ¿qué otra cosa necesitas saber sobre la manera de mantener a raya esta enfermedad? Veámoslo ahora mismo.

Que Necesitas

Dieta para personas diabéticas

A fin de disfrutar de una dieta variada, y que no te aburras en el proceso, es importante que conozcas cuáles son los alimentos que puedes consumir. Entre ellos, encontramos los siguientes:

  • Carbohidratos buenos: durante el proceso de digestión, los carbohidratos simples y los complejos se descomponen en glucosa en la sangre. Por eso, concéntrate en los que sean saludables. Por ejemplo: frutas, hortalizas, legumbres, cereales preferiblemente integrales y lácteos.
  • Alimentos altos en fibra: dentro del grupo de las fibras encontramos todos los pedazos de los vegetales que al cuerpo se le dificulta procesar para digerir bien. Asimismo, la fibra regula de manera natural los niveles de azúcar que están en tu sangre, conocidos como glucosa. Algunos de los alimentos ricos en fibra son: los vegetales, las frutas, las nueces y los cereales integrales.
  • Tipos de pescados ideales para la salud del corazón: come este tipo de pescados unas tres veces a la semana. El salmón, el atún y la sardina son pescados ricos en omega 3, los cuales pueden ayudarte a prevenir enfermedades cardíacas. Sin embargo, evita comerlo frito, así como la ingesta de pescados con altos niveles de mercurio.
  • Las grasas buenas: entre los alimentos que pueden ayudarte a reducir los niveles de colesterol, encontramos los siguientes: la palta o el aguacate, las nueces, los aceites de oliva, canola y cacahuate, entre otros. No obstante, no es conveniente que exageres con ellos, ya que todas las grasas poseen un alto contenido calórico.

Los alimentos que debes evitar

Dieta para personas diabéticas

Puesto que la diabetes incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, estos son algunos de los alimentos que debes evitar a toda costa:

  • Las grasas saturadas: evita aquellos productos lácteos que sean ricos en grasas, así como las proteínas animales, como la mantequilla, la carne de res, las salchichas, el tocino, etc. Por otra parte, limita el consumo de los aceites de palma y de coco.
  • Las grasas trans: estas grasas se encuentran presentes en los productos procesados, los horneados, la mantequilla y las margarinas en barra.
  • El colesterol: algunas de las fuentes de colesterol son los alimentos que poseen un alto contenido de grasa. Por ejemplo, las yemas de huevo, el hígado, entre otras vísceras. No es recomendable que la persona diabética consuma más de 200 miligramos de colesterol al día.
  • El sodio: haz el esfuerzo de consumir menos de 2,300 mg de sodio en el día. De hecho, si tienes la presión arterial alta, es probable que tengas que consumir todavía menos.

Realizar una dieta basada en tres comidas al día, a horas regulares, te ayudará a darle un mejor uso a la insulina que produce tu cuerpo. Pero, ¿qué otras recomendaciones debes tener en cuenta?

Consejos

Dieta para personas diabéticas

En realidad, hay diferentes enfoques para crear una dieta que te ayude a mantener, dentro del rango de lo normal, los niveles de glucosa en la sangre. Uno de ellos es el método del plato, ¿en qué consiste?

Este método se centra en consumir una mayor cantidad de verduras. Además, cuando prepares tu plato, sigue estas recomendaciones:

  • Llena la mitad de tu plato con verduras que no contengan almidón. Por ejemplo, espinacas, zanahorias y tomates.
  • Un cuarto de tu plato debe contener alguna proteína, como atún, cerdo magro o pollo.
  • En el último cuarto, coloca un artículo que sea de grano entero, como arroz integral, guisantes verdes, etc.
  • Puedes incluir cantidades pequeñas de grasas buenas, como nueces o aguacates, los cuales puedes integrar a una ensalada.
  • Complementa tu comida con una porción, ya sea de frutas o de lácteos, así como alguna bebida de agua, té o café sin azúcar.
  • Otros métodos que puedes emplear son el conteo de los carbohidratos por comida, la selección de tus alimentos y el índice glucémico. Un modelo de menú puede ser el siguiente:
  • En el desayuno: una rebanada de pan integral con dos cucharaditas de jalea, media taza de cereal de trigo con leche baja en grasa, una fruta y café.
  • En el almuerzo: un sándwich de pan de trigo con carne asada, lechuga, queso bajo en grasa, tomate, un poco de mayonesa, agua y una manzana mediana.
  • Para la cena: salmón, cucharada y media de aceite vegetal, una papa al horno y té helado sin azúcar.
  • Para el refrigerio: 2 tazas y media de palomitas de maíz.

No obstante, lo más recomendable es que visites a un médico nutricionista. Él te dará una mejor orientación, tomando en cuenta tu peso, altura y nivel de actividad diaria.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.