Es posible que hayas oído hablar de la dieta paleo o dieta paleolítica. Se trata de un tipo de dieta que promueve una alimentación lo más similar posible a la del paleolítico. La intención principal de este tipo de dieta es huir de los alimentos procesados y reconducir nuestra dieta hacia una alimentación saludable.

Desde doncomos queremos enseñarte cómo hacer dieta paleo paso a paso con consejos. En este post aprenderás todo lo necesario para comprender una de las dietas más populares de los últimos tiempos.

Sin embargo, como siempre te decimos, recuerda que no somos médicos. Si te estás planteando perder peso o simplemente comer mejor lo más aconsejable es que acudas a un endocrino. Si vives en España puedes solicitar atención especializada por medio de la Seguridad Social. Es tan sencillo como acudir a tu médico de cabecera y explicarle tu problema para que te derive.

Si tienes seguro privado puedes llamar directamente a uno de los especialistas en endocrinología que aparezcan en tu listado o cuadro médico.

Ahora que ya tenemos claros estos conceptos, ¡es hora de que comencemos!

¿Qué es una dieta paleo?

Esta dieta es aquella que basa la alimentación en la ingesta de los productos que consumían nuestros antepasados en el Paleolítico. Es decir, cuando el ser humano era cazador y poco a poco iba comenzando a averiguar los entresijos de la recolección.

Esta dieta no es una tendencia nueva, sino que comenzó a introducirse en el año 1975 gracias al libro titulado La dieta de la Edad de Piedra. Este libro fue escrito por el dr. Walter L. Voegtlin.

Esta alimentación se basa, principalmente en la ingesta de los siguientes alimentos:

  • Carne, pescado y huevos
  • Frutas, verduras y hortalizas
  • Frutos secos, brotes, semillas y flores

Pero la dieta paleo no solo implica una alimentación donde los lácteos, los cereales y los productos procesados no tienen cabida. También implica un estilo de vida mucho más saludable que el que llevamos ahora. Donde la mayor parte de nosotros realizamos una vida altamente sedentaria debido a nuestros empleos o simplemente por el exceso de comodidad que hay en todos los hogares.

A continuación vamos a ofreceros un recorrido sencillo y cargado de ideas para saber cómo hacer la dieta paleo paso a paso y con consejos. ¿Estás preparado? En ese caso, ¡vamos a ello!

¿Que necesitas para hacer dieta paleo paso a paso con consejos?

  • Leer el siguiente artículo con calma
  • Prestar atención a los consejos para poder aplicarlos adecuadamente
  • Consultar con un endocrino antes de comenzar a seguir cualquier tipo de dieta. Como siempre te decimos en doncomos no somos médicos. Es recomendable que acudas a un experto antes de comenzar cualquier dieta o tratamiento médico. Es mejor no hacerlo por tu cuenta y riesgo.

Instrucciones para hacer dieta paleo paso a paso con consejos

Cómo hacer dieta paleo paso a paso con consejos

Vamos a darte tres primeros consejos que deberías aplicar siempre en tu vida diaria, independientemente de que practiques, o no, la dieta paleo. Estos consejos te ayudarán a sentirte mucho mejor, a estar relajado y a tener una salud de hierro.

  1. Descansa adecuadamente y no lleves una vida sedentaria en exceso. Estos principios son básicos para que nuestro organismo funcione correctamente. De hecho si no te mueves casi no dormirás bien. Si no duermes bien, no rendirás durante el largo día que te espera. Y además estarás de un humor de perros. Un buen descanso, de aproximadamente ocho horas diarias de sueño reparador, es la clave para sentirse bien.
  2. No cometas excesos con el alcohol, los refrescos, la comida o el tabaco. Los excesos son malos para nuestra y más si se realizan en estos ámbitos. Si de verdad quieres seguir la dieta paleo deberías de olvidarte desde hoy y para siempre del alcohol, de los refrescos, del tabaco y de la mala alimentación. La comida basura también queda prohibida. Si te cuidas por fuera vas a estar mejor por dentro. No lo olvides.
  3. Bebe mucha agua. No olvides que más del 80 por ciento de nuestro organismo está compuesto de agua. Y debes de estar adecuadamente hidratado si quieres que tu cuerpo funcione bien. O simplemente si quieres tener una piel tersa y brillante. Has de beber un mínimo de dos litros de agua al día. Puedes mezclarla con cáscara de limón para darle algo de sabor o hacerte infusiones frías de cara al verano y calientes para el invierno.
  4. Elimina los azúcares de tu dieta. Seguro que alguna vez has oído hablar de los cinco venenos blancos. Esos alimentos tan procesados que al final resultan dañinos para nuestro organismo. Pues bien, el azúcar es uno de ellos. Si eliminas los azúcares de tu dieta pronto perderás peso y te encontrarás mucho mejor. El azúcar está presente en los refrescos y zumos prefabricados e incluso en la leche. Tenemos tal exceso de azúcar en nuestra alimentación que al final nuestro paladar se vuelve loco. Deberás de acostumbrarlo poco a poco hasta que consigas comer sin azúcar. Y lo mismo pasa con la sal. Si la vas eliminando paulatinamente de tu dieta pronto descubrirás el verdadero sabor de los alimentos y tendrás menos retención de líquidos. Si quieres consumir azúcar decántate por el azúcar de caña, la morena, que está menos tratada y es más natural. Sin embargo lo mejor es que vayas acostumbrándote a eliminar las bebidas procesadas de tu dieta y a tomar las infusiones y el café sin azúcar.
  5. Come cereales que no tengan gluten. Cada vez son más las personas que, tras revisión médica, son considerados celíacos o intolerantes al gluten. El gluten está presente en la mayor parte de los cereales que consumimos y es de difícil digestión. De hecho no se incluye en la alimentación hasta los seis meses por su dificultad de digestión. Si eres un amante de la cerveza, deberás despedirte de ella. Lo más aconsejable es que reduzcas el consumo de cereales y te dediques a comer aquellos que no tienen gluten. Como por ejemplo el arroz, el trigo sarraceno, la quinoa, el amaranto, el maíz o el mijo. Como cada vez hay más intolerantes al gluten no te costará encontrar estos alimentos en el mercado. Eso sí, suelen ser caros.
  6. No tomes alimentos procesados. Intenta evitar al máximo este tipo de alimentos. Son el mal del siglo XXI. Evita, sobre todo, aquellos que tienen grasas trans (hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas), trigo o derivados del trigo.
  7. No tomes aceites vegetales derivados de cereales o semillas. A partir de ahora los aceites de colza, girasol, maíz, sésamo o soja quedan completamente prohibidos. Estos aceites tienen mucho omega6 y toxinas que no resultan nada buenas para nuestro organismo. Decántate por el aceite de oliva virgen extra, el aceite de coco, el de aguacate o por las grasas animales. Por ejemplo la manteca.
  8. Come frutos secos, pero no te pases. Una de las principales ideas de esta dieta es aumentar el consumo de omega3. Los frutos secos aumentan el omega6. La soja y los cacahuetes sobre todo. Puedes tomar también aceite de pescado si no consumes suficiente pescado como para que tus niveles de omega3 estén donde deban.
  9. ¿Comer 3 veces al día? Según esta dieta hay que comer tres veces al día y evitar los picoteos. Sin embargo muchos endocrinos aconsejan comer cinco veces al día para no obligar al estómago a hacer un excesivo esfuerzo o comer demasiado en tres veces. Puedes decidir si prefieres tres tomas de alimento contundente o hacer el mismo consumo en cinco veces.
  10. Come carnes y pescados, marisco y huevos. La dieta paleo se basa mucho en la ingesta de estos alimentos. Piensa que nuestros antepasados eran cazadores y que se alimentaban principalmente de vayas, frutos secos, huevos y carne, pescado y marisco cuando conseguían cazar. Consume productos de gran calidad y permite que estén presentes por lo menos tres veces a la semana en tu menú. Si puedes busca carne de animales alimentados con pasto en vez de con cereales.
  11. Añadir casquería a tu dieta. El hígado es uno de los alimentos más consumidos en esta dieta. Sobre todo el de ternera. Sin embargo, hoy en día consumir hígado en buenas condiciones es muy complicado. Piensa que todos los medicamentos y hormonas que inyectan a los animales acaban aquí. Si vas a tomar hígado asegúrate de comprarlo ecológico. En caso de lograrlo puedes tomar hígado dos veces por semana para obtener vitaminas y colina.
  12. Di sí a las grasas animales. Si retiras de tu alimentación los azúcares y las harinas que aportaban calorías a tu dieta, las grasas animales son tu solución ideal. Estas grasas ofrecen la energía necesaria para nuestro organismo. Además las grasas animales tienen vitaminas liposolubles ideales para estar sanos. Si eres una persona sana y no padeces enfermedades como la diabetes, puedes aumentar el consumo de hidratos de carbono a cambio de menos cantidad de grasas.
  13. Consume frutas y verduras. Las frutas y verduras son ricas en hidratos de carbono. Al igual que otros alimentos como las patatas, el arroz o los boniatos. Los hidratos son los encargados de aportar energía y micronutrientes a nuestro organismo. Por tanto son imprescindibles para la vida. Come un poco cada día acompañando al consumo de proteínas. Ojo cuando tomes la fruta. Esta está cargada de fructosa, que no deja de ser agua con azúcar. Te aconsejamos que la comas una hora o dos antes o después de las comidas principales para evitar la fermentación de los azúcares y que tengas una mejor digestión.
  14. Deja que te dé el sol. Si quieres que el calcio de tu dieta y la vitamina D3 se pegue a tu cuerpo como una lapa, nada mejor que dejar que el sol te dé de vez en cuando. Esto no significa que te pongas “vuelta y vuelta” en la playa, pero has de pasear para que la luz solar sirva de algo. Si tienes poca vitamina D3 compra algún suplemento en tu herbolario más cercano.

Consejos para hacer dieta paleo paso a paso con consejos

Realiza algún tipo de ejercicio. Para que esta dieta funcione, al igual que cualquier otra, es necesario que practiques ejercicio. Si llevas una vida sedentaria es muy complicado que estés sano. Lo cierto es que realmente resulta imposible. Tarde o temprano este sedentarismo terminará por pasar factura a tu organismo.

Si te cuesta puedes dar largos paseos de, como mínimo, una hora al día y a un ritmo ligero. Muy pronto te encontrarás mucho más sano, descansarás mejor y estarás más feliz.

Si estás interesado en otras dientas puede que te gusten algunos de los artículos de doncomos. Te recomendamos los siguientes.

Esperamos que todos estos consejos te hayan servido de ayuda para conocer un poquito mejor los principios de la dieta paleo. Recuerda que, si quieres poner en marcha esta o cualquier otra dieta lo mejor es que acudas a un endocrino. Este especialista podrá revisar qué es mejor para ti y cómo funciona tu organismo. Además, por medio de analíticas de sangre, comprobará que todos los niveles de tu cuerpo estén regulados.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.