¿Has oído alguna vez hablar de la dieta de la manzana? ¿Estás interesado en conocerla? En ese caso has llegado al lugar adecuado. En doncomos vamos a enseñarte.

La dieta de la manzana es una de las múltiples dietas que podrás encontrar a través de internet. Se trata de una dieta de corta duración con la que se pueden perder unos cuantos kilos de manera relativamente rápida.

Sin embargo, igual que sucede con todo este tipo de dietas a las que accedes sin conocimiento médico, tendrás que enfrentarte al efecto rebote cuando dejes de realizarla. ¿Qué significa esto? Que probablemente cuando termines habrás adelgazado unos cuantos kilos. Pero en el momento en el que vuelvas a comer de manera normal no solo los vas a recuperar, sino que terminarás por duplicarlos.

Es por este motivo que siempre desde doncomos os recomendamos que acudáis a vuestro médico si creéis que tenéis que bajar de peso. También si vais a comenzar a utilizar cualquier tipo de fármaco o medicamento. Ellos son los expertos y sabrán indicarte qué es lo que tienes que hacer para no jugar con tu salud y mejorar, tanto físicamente como interiormente. Ahora que ya sabemos esto, ¡vamos a ello!

¿Qué es la dieta de la manzana?

La dieta de la manzana es un tipo de dieta a corto plazo. Su duración no suele exceder los cuatro días y puedes llegar a perder hasta cinco kilos de peso si la llevas a cabo.

Esta dieta está pensada para aquellas personas que necesitan bajar de peso de manera rápida. Por ejemplo cuando tienes una boda o un evento especial y tienes que entrar en ese vestido que ya no te cabe. La dieta de la piña y la dieta de la alcachofa, son otro tipo de variantes de este modelo de dietas exprés.

La dieta de la manzana suele realizarse comiendo manzanas verdes. Este alimento se convertirá durante cuatro días en nuestro alimento principal. De esta manera lograremos reducir peso de forma rápida. Piensa que las primeras semanas que se comienza cualquier tipo de dieta se baja mucho de peso porque eliminas líquidos. Por este motivo estas dietas dan tan buenos resultados a corto plazo. Lo que cuesta es acabar con la grasa que puede empeorar nuestra salud.

¿Por qué usar la manzana para una dieta?

  • La dieta de la manzana verde nace basándose en las propiedades nutricionales que posee esta fruta. La manzana verde es rica en minerales y vitaminas. Además tiene una alta concentración de agua y azúcares en forma de fructosa y de fibra natural. Todas estas propiedades convierten a la manzana en una combinación única para conseguir la energía necesaria cada día.
  • La dieta de la manzana es sencilla de seguir porque puede llevarse a cabo en cualquier lugar. Incluida la oficina. Piensa que las manzanas pueden comerse en todo tipo de lugares. No necesitan un tratamiento especial y puedes comerlas mientras realizas otras tareas.
  • La dieta de la manzana tiene la ventaja de que no necesita una gran preparación de los alimentos. Es decir, que puedes hacerte la manzana asada si te apetece o en compota, pero lo cierto es que funciona igual de bien si la consumes cruda. Esto es perfecto para aquellas personas que no suelen tener tiempo parar preparar la comida.
  • Es perfecta para luchar contra los ataques de ansiedad que generan las dietas. Por norma general es habitual, mientras se sigue una dieta, que aparezca la ansiedad y la necesidad de comer de manera inmediata. La mayor parte de las dietas no permite saciar estos ataques porque es necesario preparar los alimentos. Sin embargo con la manzana no ocurre lo mismo. Si de repente tienes un ataque de ansiedad nada más fácil que comer una manzana para saciarlo.

¿Cuáles son las desventajas de la dieta de la manzana?

Su principal desventaja es que se trata de una dieta exprés. Es decir, una dieta pensada para reducir peso en un tiempo record. Todas estas dietas se caracterizan por provocar el temido efecto rebote en cuanto se inicia una alimentación normal.

  • Duración. Nunca puede realizarse durante más de cuatro días porque puede llegar a resultar peligrosa para la salud. Esta dieta provoca carencias nutricionales que a la larga pueden afectar a tu organismo. Por este motivo, siempre que empieces esta o cualquier otro tipo de dieta, no olvides consultar con tu médico de cabecera. Si lo ve necesario te enviará a un nutricionista.
  • Resulta monótona. Muchas personas no son capaces ni siquiera de aguantarla durante una semana porque es muy monótona. No olvides que el alimento principal es la manzana verde. Que está muy rica, pero cuando llevas dos días comiendo prácticamente esto, lo normal es que te resulte ácida y poco apetecible.
  • Carencia de nutrientes y minerales imprescindibles para tener una buena salud. Esta dieta es baja en calcio, vitamina C y otros nutrientes y minerales. Por este motivo no resulta en absoluto sana si se mantiene más tiempo del indicado.

Para hacer la dieta de la manzana es importante tener clara la lista de la compra. ¿Qué es lo que podemos comer durante estos cuatro días y qué no podemos permitirnos? Vamos a verlo a continuación.

¿Que necesitas para hacer dieta de la manzana paso a paso con consejos?

Qué vas a comer durante estos cuatro días

Para que tu dieta de la manzana funcione solamente podrás consumir los siguientes alimentos.

  • Manzanas verdes. Muchas, de verdad
  • Infusiones
  • Leche desnatada o semidesnatada
  • Yogures naturales
  • Nara para cocina light (la usaremos en una de las recetas)
  • Caldo de pollo o caldo de verduras. Lo mejor es que sea casero
  • Tomate
  • Champiñones
  • Puerros
  • Cebollas
  • Lechuga
  • Pimiento rojo
  • Maíz de lata
  • Cereales
  • Huevos
  • Salmón y merluza
  • Latitas de atún
  • Pechuga de pollo
  • Jamón serrano
  • Jamón de york o pavo
  • Queso fresco
  • Queso rallado
  • Pasas sultanas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Pan para fajitas, pan normal y pan rallado. Preferiblemente integrales.
  • Azúcar moreno

Ahora que sabes cuáles son los alimentos que no están prohibidos, es el momento de pensar cómo vamos a realizar la dieta.

Es importante que durante estos cuatro días hagas por lo menos cinco comidas al día. Si no tienes la costumbre, intenta cogerla pues es mucho mejor para el estómago. Está demostrado que las digestiones se hacen mejor si comes cinco veces al día que si comes tres y una de ellas demasiado fuerte. Te proponemos el siguiente modelo de menú para cada uno de estos cuatro días.

Instrucciones para hacer dieta de la manzana paso a paso con consejos

  1. Día 1 de la dieta de la manzana. Este sin duda va a ser el día más duro para ti. El día que comienzas la dieta tendrás todos los alimentos prohibidos exceptuando las manzanas. Las tendrás para desayunar, almorzar, comer, merendar y cenar. Como va a ser un día duro te recomendamos que para este primer día prepares las manzanas de diferente manera. Por ejemplo puedes hacer manzanas asadas con una pizquita de canela. También puedes hacer licuados de manzana y beberla como zumo.
  2. Día 2 de la dieta de la manzana. Si has superado con nota tu primer día de dieta, ha llegado el momento de variar un poco tu alimentación. Hoy podrás consumir más cosas aparte de las manzanas. Veámoslo a continuación.
    1. Para desayunar una rica manzana o dos.
    2. Para almorzar nada mejor que un zumo de manzana verde. Échale un poco de azúcar moreno y hielo picadito para que te resulte más refrescante.
    3. Y por fin llegamos a la comida. Vamos a permitirnos tomar algo más contundente. Nada mejor que unos ricos lomos de merluza al horno con manzanas y una tortillita a la francesa. Puedes acompañar todo con un par de rodajas de queso fresco. De postre, si te apetece, tómate un yogur natural.
    4. De nuevo vuelve nuestra amiga la manzana y el yogur. Un truco para que te resulte más rico es volcar el yogur en un bol, echarle una pizquita de azúcar moreno y revolverlo hasta que quede cremoso. Mantenemos apartado y a continuación cortamos la manzana en dados. Previamente la habremos pelado. Cuando la tengas ya cortada añádesela al yogur. Un postre verdaderamente rico y sabroso.
    5. Para terminar el día prepárate una rica ensalada mixta con lechuga, tomate y una latita de atún. Puedes añadir también cebolla, un poco de maíz en lata y pasas sultanas. ¡La mezcla es riquísima! De postre, manzana.
  3. Día 3 de la dieta de la manzana. Si ayer fue un día menos duro en cuanto a la alimentación, hoy va a estar mucho mejor. Podremos añadir más variedad en nuestro menú. Lo cual nos hará más sencillo cumplir con la dieta.
    1. Empieza el día con una rica tostadita de pan integral con una loncha de pavo o jamón de york y un poco de queso fresco. Si quieres avivar sus sabores añade orégano y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. También podrás comerte una rica manzana.
    2. Haremos un almuerzo suave ya que hemos metido algo de proteína en nuestro desayuno. Tómate una rica infusión (por ejemplo un té de frutos rojos) y una manzana.
    3. Para comer podemos hacer una rica pechuga al horno. Puedes hacer su salsa con un poquito de caldo de verduras o de pollo y añadir champiñones y manzana laminada. Si te apetece una salsa más espesa tritura los champiñones y la manzana junto con el caldo de verduras. El resultado es verdaderamente impresionante. ¡Ojo con el pan! No más de media rebanada. De postre podrás comerte una manzana o un yogur natural. Lo que prefieras.
    4. Medio bol de cereales con leche desnatada y una manzana. ¡La merienda de los campeones!
    5. Para cenar puedes hacerte una rica fajita de pollo y manzana. Es muy sencillita de realizar. Usa un poco de pechuga de pollo a la plancha, una manzana y pasas sultanas. Si te apetece también puedes añadir un poco de lechuga a la mezcla. Calienta un poco la fajita en el microondas (unos 15 segundos por cada lado) y móntala con los ingredientes. ¡Está espectacular!
  4. Día 4 de la dieta de la manzana. Por fin llegamos al día 4. Seguramente si esta mañana te has subido a la báscula ya hayas notado algunos resultados. Es el momento del sprint final. Ya queda poco para cumplir nuestro objetivo. Para este día el menú puede ser el siguiente:
    1. Puedes tomarte una rica infusión acompañada de una tostada de pan integral con jamón de york o pavo. Añádele un poco de queso fresco y aceite de oliva y orégano para darle el punto espectacular.
    2. Como hemos desayunado bien, nada mejor que un zumito de manzana natural para la media mañana.
    3. Hoy toca comer ligero. Y nada más rico que una vichyssoise con manzana. Para prepararla necesitarás un par de manzanas, ½ litro de caldo de verduras casero, 2 puerros, un brick de 150 ml de nata líquida light, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. La preparación es idéntica a la de la vishyssoise clásica pero con el añadido de la manzana. Tendremos que rehogarla junto a los puerros (cuando estos lleven ya un rato en las sartén). A continuación agregaremos el caldo y dejaremos que se cocine todo junto unos diez minutos. Cuando esté todo blandito solo nos faltará pasarlo por la batidora y ya tendremos nuestra suculenta receta de vichyssoise de manzana.
    4. Manzana con infusión
    5. Lomos de salmón a la plancha con manzanas.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.