¿Quieres seguir la dieta de la luna?, ¿Saber qué se debe o no hacer para perder peso y sobretodo… saber si funciona?

Pues sigue leyendo, porque es una dieta muy interesante. Eso si, deberás saber el horario lunar del país en el que vivas. Sabiendo esto, deberás seguirlo todo al pie de la letra. En este caso, tendremos en cuenta, a España.

Todos los horarios son totalmente factibles puesto que son del Observatorio Astronómico. Nos guiaremos por ellos para los cambios de fases y horarios a seguir.

Este artículo para seguir la dieta de la luna paso a paso también te interesará

No cuenta con apoyo científico pero si lo hacen muchas famosas y es común entre personas que quieren perder peso rápidamente y sobretodo limpiarse por dentro de impurezas y sanarse.

Debes de saber que si haces ayunos podrás conseguir perder entre dos y hasta 3 kilos. Además el aspecto de la piel mejorará bastante.
Esta dieta de la luna, ¿En que consiste? Se tiene muy en cuenta el ayuno.

Instrucciones para hacer la dieta de la luna

El ayuno debe realizarse siempre con el cambio de la luna. Hay un secreto para que funcione mejor, saber qué comer antes, saber qué comer durante el ayuno después de hacerlo.

  1. Importante saber qué comer antes del ayuno.
  2. Saber cómo hacer el ayuno y que comer durante el mismo.
  3. Tener en cuenta las proporciones de alimentos después del ayuno.
  4. Los ayunos: Las frutas.
  5. Ayuno completo.

¿Que necesitas para hacer la dieta de la luna?

Hay 3 tipos de ayunos de frutas: piezas de frutas, zumos de frutas, una sola fruta. Ayuno total.

El ayuno de frutas: Si eliges este tipo de ayuno, tendrás que comer únicamente frutas frescas. Puedes combinarlas entre ellas, pero sabiendo cuales debes elegir correctamente.

Realmente, no es la mejor manera de adelgazar porque comer solamente fruta… tened en cuenta que la fruta tiene azúcar. Mucha azúcar, glúcidos y terminas engordando. Por tanto, personalmente, no le encuentro demasiado sentido.

Si eliges el ayuno de comer únicamente un solo tipo de fruta y durante un día entero comes una pieza de fruta. Elígela por lo menos, que sean las que más te gusten.

Un ejemplo práctico: desayunas fresas, comes un puré de manzanas y cenas piña. Es simplemente un ejemplo para que vean a lo que me refería.

Zumo de frutas. En este método solamente beberás zumos. Ojo con los zumos procesados, prohibidos porque siempre llevan azúcar. Háztelos tu mismo en casa y siempre, bébetelos al momento. Si los dejas en la nevera, pierden sus propiedades.

¿Qué ventaja tiene este ayuno frente a los otros? Que aunque este cuesta bastante más porque sólo se ingieren líquidos, también es el más depurativo y desintoxicantes.

Ayuno completo y total. Como se entenderá, no se come absolutamente nada mientras dure el ayuno. Lo único que se podrá ingerir será agua.

Después de explicar en lo que consistiría la dieta, hay que saber, que tiene que ver aquí el cambio de las lunas, ¿verdad?

En esta dieta entra en juego que los líquidos del cuerpo siguen los ritmos de las mareas y como ya se sabe, esto ocurre por la influencia de la luna. Por tanto, la creencia es que la perdida de peso se debe a la capacidad del organismo para absorber el agua y está ligado a la fuerza de la atracción que ejerce la luna sobre los líquidos y cuando la luna cambia de fase.

El efecto adelgazante por tanto de esta dieta de la luna, no sólo tendrá que ver con el día en que se haga el ayuno a la semana sino que también entra en juego, no comer nada durante las 26 horas y así se intentará potenciar muchísimo más los efectos que se intentan conseguir, que son desintoxicar el cuerpo gracia sal ayuno y por tanto, perder peso.

Ojo, como es obvio decimos desintoxicar, perder peso… pero realmente no se pierde grasa corporal, se pierde líquido y el líquido, es agua.

Para lo que funciona por tanto, es para limpiar el cuerpo de impurezas, lo estás desintoxicando y limpiando por dentro y por fuera. Eliminas todas las toxinas del hígado y lo depuras igual que pasa con los riñones.

¿Se pierden muchos kilos con este tipo de dieta?

Por lo general, aunque cada cuerpo es un mundo y no todos pierden lo mismo, si se ha comprobado que de media se suelen perder entre dos y tres kilos el día del ayuno. Lo mejor de este caso es que después, no suelen recuperar los kilos que se pierden. Aunque para ello, hay que seguir bien la dieta y mantenerse.

Es imprescindible seguir el cambio lunar y sus horarios. Seguir a pies juntillas los ayunos y no pasarse después comiendo. Mantenerse y si se puede realizar un poco de ejercicio, mucho mejor. Los días de ayuno, con caminar sería suficiente. No hacer trabajar más de la cuenta al cuerpo y más, cuando está únicamente en ayuno.

Cuando haya un cambio en la fase de la luna, se debe hacer el ayuno y que dure 26 horas. Tendría que ser por tanto todo un día entero (24horas) y dos horas más.

Hay que saber cuando el peso es inferior, que será con la Luna Llena y con la Luna Nueva.

En cambio, las lunas de Cuarto Creciente y Menguante, serán cuando te mantengas en tu peso. No te preocupes si en este cambio lunar no bajas de peso, no es que estés haciendo algo mal o no lo estés llevando bien, simplemente son fases que se les reconoce precisamente como de mantenimiento, por ese mismo motivo.

Para hacer siempre una estimación más precisa, a la hora de pesarte que siempre sea antes del ayuno. Antes de empezarlo. Luego repite lo mismo cuando hayas terminado. Ve anotándolo y así podrás ir comparando las variaciones y si lo llevas bien.

Para intentar no pasar tanto hambre, un truco que puedes hacer, es ir comiendo cada dos horas aproximadamente. Bebe también agua… y así te saciarás y no te dará la impresión de que tienes hambre ni pensarás tanto en ello.

Según el tipo de zumo de frutas que te prepares podrás también jugar la ventaja de arreglar algunos problemillas de salud o beneficios con la estética.

Si tienes la gripe por ejemplo, ahora que se acerca ya el invierno, realizar zumos a base de limón, con naranja, piña, pomelo, apio, espinaca y zanahoria, ayudará mucho y como mantenimiento para después de la dieta de la Luna, vendría estupendamente.

Problemas de diarrea: zanahoria, limón, manzana, piña y apio. Para la hemorroides: limón, naranja, papaya, espinacas, piña y berros. Desórdenes menstruales: cerezas, espinacas, uvas, ciruelas. Luchar contra la obesidad: lechuga, piña, papaya, ciruelas, limón y uva.

 

 

Consejos para hacer la dieta de la luna

En cuanto a tener miedo por si te enfermas con esta dieta, siempre decimos lo mismo, pero es la verdad… hay que acudir al médico ante cualquier mínimo síntomas de estar enfermo o simplemente para llevar un control. De todas maneras, esta dieta no es peligrosa. Hay que tener en cuenta que sólo se va a estar en ayuno 26 horas.

Eso si, dicho esto que se abstengan de seguir esta dieta de la Luna las mujeres que estén embarazadas, las personas que sufran de diabetes, mujeres en periodo de lactancia, con tensión muy baja o enfermas.

No tomarse los tiempos a su antojo. Ni tampoco seguir esta dieta por mucho tiempo. Es la dieta la que es… el tiempo de ayuna es más que suficiente con 26 horas. Seguirla más tiempo te podría enfermar, hacer que tuvieses carencias nutricionales y te notaras flojo/a. Es mejor repetirla cuando vuelva a tocar, pero no la lleves a más tiempo del sumamente necesario.

Aunque ya hemos hincapié en ello, el beber agua será fundamental. Es un laxante natural, te hidratará, diurético, no tendrás problemas de estreñimiento, el agua bébela templada no helada y no te pases con más de dos litros de agua diaria ni tampoco lo bebas de golpe! Se dice la cantidad, pero se entiende que debe irse tomando durante todo el día. Ojo, también el líquido a su vez, ayuda a mantenerte hidratado/a, mejora el estado de la piel, purifica y en general, es muy beneficioso para la salud.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.