Ya sabemos que existen multitud de dietas, más o menos naturales, para poder perder esos kilos de más que tanto nos atormentan. En este artículo vamos a ayudarte a seguir una de estas dietas, la Dieta de la Avena – Cómo hacer la dieta de la Avena.

Pero antes de pasar a esta dieta en concreto, debemos tener en cuenta algunas consideraciones previas sobre las dietas. Debemos partir de que el afán de perder peso en poco tiempo hace que muchas personas echen mano de una serie de dietas muy estrictas que les obligan a consumir algunos productos que se les presentan como mágicos y que no sólo no nos ayudan a perfilar nuestra silueta, sino que además pueden ser muy perjudiciales para nuestra salud. Estos beneficios, en la mayoría de los casos, son pasajeros.

También debemos añadir que la pérdida de peso tiene que ser algo que se realice de una manera muy controlada, que nos ayude no sólo a bajar sino además a conservar nuestro peso ideal. No podemos olvidar que los principios para obtener nuestro peso ideal pasan por una nutrición equilibrada y por la práctica de algún tipo de ejercicio.

Según los especialistas en nutrición, el régimen con una alimentación perfecta es muy sencillo, ya que solo debe incluir un 50% de carbohidratos (harina, arroz y legumbres), 30% de grasas (aceites, aceitunas y germen de maíz) y 20% de proteínas (lácteos, carnes y huevo), los cuales deben ingerirse en cinco comidas: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Instrucciones para Dieta de la Avena – hacer la dieta de la Avena

La avena proviene de una planta de la familia de las poáceas cuya especia más cultivada es la Avena Sativa. La avena es un cereal muy parecido al trigo, al arroz o a la cebada. Es un hidrato de carbono de fácil absorción con 4 kilocalorías por grano.

Lo primero que tenemos que saber es qué nos aporta la avena:

  1. Hidratos de carbono de absorción lenta, que son los que aportan energía y son muy saludables para nuestro organismo.
  2. Suponen una gran fuente de vitaminas del complejo B, A, E y minerales como el calcio, el magnesio, potasio y otros.
  3. Tienen un alto contenido en fibra, esto hace de este cereal que sea muy beneficioso para aquellas personas que sufren de problemas gastrointestinales o de estreñimiento.
  4. La fibra soluble que posee hace que sea adecuada para la regulación de la flora intestinal y depurativa.

Veamos ahora algunos datos importantes sobre las dietas con avena:

  1. Esta basada en el consumo del cereal en su forma integral.
  2. Es una de las dietas rápidas más eficaces para perder peso en poco tiempo.
  3. La principal ventaja es la de saciar el apetito rápidamente.
  4. Como ya hemos dicho este cereal nos aporta una gran cantidad de fibra.

Pasemos a ver algunas instrucciones más acerca de cómo hacer la dieta de la avena. Los copos de avena, que son el principal ingrediente de esta dieta, se pueden comer con otros alimentos como son:

  1. Verduras: espinacas, brócoli, cebollas, lechuga, tomates, espárragos, zanahorias, puerros, calabacín, apio, setas , guisantes o champiñones.
  2. Frutas: manzana, pera, fresa, frambuesa o plátano.
  3. Queso fresco (que puede ser sustituido por el yogur desnatado).
  4. Nueces.
  5. Estas dietas también admiten el café, la leche desnatada, té de hierbas, agua y caldo de verduras.

¿Que necesitas para Dieta de la Avena – hacer la dieta de la Avena?

Una vez que hemos visto algunas instrucciones generales acerca de este tipo de dietas, necesitamos saber cuáles son las propiedades beneficiosas de la avena para nuestra salud.

  • Es un cereal muy aconsejable para la piel. Se puede usar de forma tópica para el tratamiento de la dermatitis, el acné y la psoriasis, ya que aporta un efecto calmante. Aquí te dejo un enlace por si quieres saber más sobre la psoriasis.
  • Para los deportistas, el cereal de la avena presenta múltiples beneficios ya que repara el desgaste sufrido tras el ejercicio al aportar una gran cantidad de energía.
  • Es un cereal depurativo ya que contiene gran cantidad de aminoácidos.
  • Ayuda a mantener las estructuras celulares y previenen las enfermedades cardiovasculares y cerebrales ya que aportan antioxidantes y previniendo el envejecimiento celular.
  • Reduce los niveles de colesterol.
  • Ayuda a mantener los niveles de glucosa estables para no generar grandes producciones de insulina. Esto ayuda al adelgazamiento ya que no se producen vacíos de glucosa en el organismo y por ello se mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo. Y todo esto, lleva a evitar el típico picoteo.

Consejos para Dieta de la Avena – hacer la dieta de la Avena

Finalmente, te ofrecemos algunos consejos acerca de cómo hacer la dieta de la avena.

Antes de pasar a ver algunas dietas más en concreto, debes seguir estos consejos:

  • Como cualquier dieta, debemos planificarla con anterioridad.
  • Al realizarse durante pocos días, debemos esforzarnos en seguirla a rajatabla. Por lo que sería conveniente, no tener ningún tipo de compromiso que nos obligue a interrumpirla.
  • Cada vez que te sientas con hambre, echa mano de los copos de avena. Ya que te ayudarán a saciarte y evitar, lo que dijimos anteriormente, el temido picoteo.
  • Complementa el consumo de avena con alimentes sanos. Evita los alimentos altos en grasas como por ejemplo las patatas fritas o los dulces industriales.
  • Debes tomar dos litros de agua al día para evitar irritar el colon.
  • Tienes que agregar frutas a la avena.

Además, también es importante conocer algunos de los inconvenientes de este tipo de dietas:

  • Al aportar pocas calorías, podemos sentirnos en algunos momentos con pocas energías. Debemos controlar bien nuestra alimentación para evitar esto.
  • Al recibir menos hierro del que necesitamos, es recomendable tomar un suplemento natural. Debemos tener cuidado si padecemos anemia o algún problema similar.
  • Al no poder comer pasta, carne o pan podemos sentirnos algo ansiosos en ciertos momentos. Esto nos podría llevar al típico efecto rebote que se producen con la mayoría de las dietas.

Pasemos ya, sin más dilaciones, a ver un ejemplo de dieta para una semana basada en la avena:

Día Primero:

  • Desayuno: 1 taza de yogur con fresas y 3 cucharadas de avena. Un vaso de zumo de naranja.
  • Media mañana: 1 taza de caldo de verduras de dieta.
  • Almuerzo: 1 fruta fresca, 1 plato de ensalada de zanahoria rallada y brócoli, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.
  • Merienda: 1 té verde y 1 taza de ensalada de frutas.
  • Cena: 1 fruta fresca, 1 plato de espinaca hervida con 1 cucharada de aceite de oliva y 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.

Día Segundo:

  • Desayuno: 1 té verde o café verde, 1 taza de yogur con 3 cucharadas de avena.
  • Medía mañana: 1 taza de caldo de dieta.
  • Almuerzo: 1 fruta fresca, 1 plato de ensalada de lechuga, espárragos y tomate, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.
  • Merienda: 1 té verde y una pieza de fruta fresca.
  • Cena: 1 fruta fresca, 1 ensalada de espinaca y 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.

Día Tercero:

  • Desayuno: 1 café verde, 1 plátano y una taza de yogur con 3 cucharadas de avena.
  • Media mañana: 1 taza de caldo de dieta.
  • Almuerzo: 1 fruta fresca, 1 plato de ensalada de cebolla, zanahoria y brócoli, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.
  • Merienda: 1 infusión y una fruta fresca.
  • Cena: 1 fruta fresca, 1 ensalada de remolacha, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.

Día Cuarto:

  • Desayuno: 1 infusión, 2 rodajas de piña, 1 taza de yogur con 3 cucharadas de avena.
  • Media mañana: 1 taza de caldo de dieta.
  • Almuerzo: 1 fruta fresca, un plato de ensalada de rúcula, lechuga y pepino, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.
  • Merienda: 1 infusión y una pieza de fruta fresca.
  • Cena: una fruta fresca, un plato de acelga hervida con 1 cucharada de aceite de oliva, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena.

Día Quinto:

  • Desayuno: 1 infusión, 4 fresas, 1 taza de yogur con 3 cucharadas de avena.
  • Media mañana: 1 taza de caldo de verduras.
  • Almuerzo: 1 fruta fresca, un plato de ensalada de lechuga, espárragos y tomate, 1 taza con agua y 3 cucharadas de avena
  • Merienda: 1 infusión y 1 fruta asada.
  • Cena: 1 fruta fresca, 1 plato de zanahorias y calabaza hervidas con 1 cucharada de aceite de oliva, 1 taza de agua y 3 cucharadas de avena.

Recuerda:

  • Ser escrupuloso en el cumplimiento de la dieta.
  • Evitar picotear entre las comidas, y si lo haces, que sea con copos de avena.
  • Beber mucha agua. ¿Sabías que el agua es muy importante en nuestra dieta? El siguiente artículo trata sobre la dieta del agua.
  • Apoyar la dieta con algún tipo de ejercicio físico. Si no sabes cómo puedes hacer ejercicio desde casa, te puede interesar este artículo.

¿Te ha gustado?