¿Sabes cómo hacer dieta alcalina paso a paso? ¿Te gustaría aprender a hacerla? En ese caso has llegado al lugar adecuado. En doncomos vamos a ofrecerte los mejores consejos sobre las dietas alcalinas. ¡Vamos a ello!

¿Qué es la dieta alcalina?

La dieta alcalina es también conocida como dieta de desintoxicación. Esta dieta se basa en aumentar el consumo de alimentos alcalinos frente a los alimentos de tipo ácido.

Está demostrado que la alimentación basada en una ingesta elevada de alimentos ácidos puede provocar obesidad y generar enfermedades de alto riesgo. Al aumentar el consumo de alimentos alcalinos se logra adelgazar de forma relativamente sencilla y rápida.

A pesar de servir para adelgazar, los dietistas suelen usar esta dieta con la intención de equilibrar los niveles de pH del organismo. Según ciertos expertos en la materia unos niveles irregulares de pH pueden provocar enfermedades a largo plazo. Si se regulan los niveles de ácido en la orina y en la sangre nuestra salud tiende a mejorar de manera natural.

Para conseguir regular estos niveles la dieta alcalina prohíbe el consumo de ciertos alimentos. Como por ejemplo los quesos, las carnes rojas y las blancas.

Cómo hacer una dieta alcalina paso a paso y con consejos

Hay ciertos consejos que puedes seguir para que tu dieta alcalina sea todo un éxito. Sin embargo, como siempre te recordamos, en doncomos no somos médicos. Por este motivo siempre que vayas a consumir cualquier fármaco o a iniciar una dieta te aconsejamos que acudas a un especialista. Él sabrá asesorarte de manera adecuada sobre qué dieta es mejor para ti y cómo debes de realizarla.

Dicho esto, queremos ofrecerte algunos consejos sobre cómo debes de plantearte la dieta alcalina. Vamos a ello.

  • Ve eliminando los alimentos ácidos de tu dieta poco a poco. De nada sirve que te deshagas de los alimentos ácidos de golpe. Has de permitir que tu cuerpo se acostumbre al cambio de alimentación y al aumento de productos de tipo alcalino. Para ello un buen truco es comenzar a eliminar un alimento ácido cada semana. Además debes de intentar realizar por lo menos una comida que contenga únicamente alimentos de tipo alcalino.
  • Integra los alimentos alcalinos en tu dieta. Esto es muy fácil de conseguir con ciertos alimentos. Por ejemplo el aceite o el consumo de pescado. Si comienzas a tomar aceite de coco en las comidas, además de descubrir sabores increíbles, mejorarás el nivel del pH de tu sangre y orina. Igualmente si empiezas a dar prioridad a los pescados azules en tu dieta, conseguirás introducir poco a poco los alimentos alcalinos. El salmón al horno está riquísimo igual que las truchas a la plancha. ¿Y qué me dices de unas ricas sardinas o unas anchoas con queso y tomate y aguacate? No se puede pedir más.
  • Aplica la norma del 80 – 20 en tu alimentación. Un buen truco para aumentar la ingesta de alimentos alcalinos es seguir la regla del 80 – 20. Es decir, consume un 80 por ciento de productos alcalaínos y un 20 por ciento de productos ácidos. Una buena manera de conseguirlo es acompañar siempre tus comidas con ensaladas ricas en alimentos alcalinos.
  • Siempre, siempre, siempre, da prioridad a los alimentos naturales. No importa que tengas poco tiempo o que estés cansado o cansada. Los alimentos naturales tienen que ser la base de tu alimentación. No hay nada peor para nuestro organismo que los alimentos procesados. Y existen muchas recetas que puedes preparar en menos de quince minutos. Por ejemplo una ensalada con salmón al horno. O calabacín y berenjena a la plancha. Si lo piensas no es tan complicado y el sabor no tiene nada que ver. Tus papilas gustativas y tu cuerpo en general te lo agradecerán.
  • Usa las especias para dar un toque único a la preparación de los alimentos. Las hierbas secas suelen ser excelentes no solo para dar sabor, sino también por sus propiedades. Lánzate a usarlas a la hora de aderezar tus comidas. Por ejemplo no hay nada más rico en el mundo que un tomate casero con un poco de orégano seco. ¡Riquísimo! Se recomienda aumentar el uso de las especias porque los alimentos alcalinos son más bajos en grasas y azúcar. Por norma general, excepto en el caso de los pescados azules, esto suele implicar una reducción del sabor. Por eso, si se añaden especias, se conseguirán nuevos toques culinarios y no perder ni una pizca de salud por aumentar el sabor de nuestros platos.
  • Intercambia los alimentos de tu dieta por alimentos alcalinos. Aunque pueda parecer complicado resulta verdaderamente sencillo. Solo tienes que cambiar el chip y modernizar las antiguas recetas de toda la vida. Para hacerlo cambia alimentos ácidos por alimentos alcalinos. Aquí van algunas sugerencias.
    • Sustituye los aceites por el aceite de oliva virgen extra o el aceite de coco. Estos son excelentes por su alto poder alcalino.
    • Añade los alimentos integrales a tu dieta. Cuanto menos procesados estén los alimentos, mejor. Por este motivo es conveniente tomar productos integrales, pues están menos modificados. Sustituye las pastas y los arroces por variedades integrales. En grandes superficies como el Mercadona encontrarás variedades integrales sin problema. También puedes añadir la quinoa a tu dieta.
    • Come más pescado azul y menos carne. Anchoas, salmón, truchas… son solo algunas de las riquísimas y sabrosas variedades de pescado azul. ¡A por ellas!
    • Sustituye los productos lácteos por la palta a la hora de darle más cremosidad a alguna de tus recetas clásicas.
    • Di adiós para siempre a los aderezos poco naturales. En su lugar puedes tomar aceite de oliva virgen extra, zumo de limón, vinagre de manzana o aceite de coco.
  • Añade pequeñas ensaladas en todos tus platos. Una solución sencilla para comenzar a ampliar el consumo de alimentos alcalinos en tu dieta es añadir ensaladas en tus comidas. Así, además de comer entre cinco piezas de frutas y verduras frescas al día lograrás aumentar el consumo de alimentos alcalinos.
  • Alcaliniza los alimentos ácidos. No, no nos hemos vuelto locos. Es posible alcalinizar los alimentos ácidos con ciertos trucos. Por ejemplo remojarlos en agua con bicarbonato o en caldo de repollo. Sencillo, ¿verdad?
  • Lleva siempre cerca tu tabla de alimentos. A continuación vamos a dejarte aquí una tabla de alimentos para que sepas cuáles son más alcalinos y cuáles son más ácidos. De esta manera, si siempre la tienes cerca, podrás crear combinaciones con mayor carga de alimentos alcalinos. Recuerda la regla del 80 – 20. Intenta aumentar al máximo los que se encuentran en la zona verde de la lista y reducir todo lo que puedas los que son más rojos. Estos últimos son los más ácidos y no te ayudarán a regular el pH de tu sangre y de tu orina. Lleva siempre esta lista cuando vayas a comprar y de esta manera acertarás con cuáles son los alimentos alcalinos y cuáles los ácidos.

¿Cuáles son los alimentos más alcalinos?

Aunque unas líneas más arriba puedes consultar una tabla con los alimentos más alcalinos y los menos alcalinos, queremos hacerte un listado un poco más extenso a continuación. De esta manera te resultará más fácil reconocerlos.

  • Verduras. Las verduras son una fuente inagotable de alimentos alcalinos. Entre las principales destacan las siguientes: alfalfa, ajo ,apio, berenjena, berro, brócoli, brotes, calabaza, cebolla, chicharro, col, col rizada, coliflor, colinabo, diente de león, espinacas, flores comestibles, hierba del trigo, hojas verdes, hongos, judías verdes, lechuga, maitake, nabo, pepino, pimienta, rábano, tomate, verduras fermentadas, shitake, zanahoria…
  • Frutas. Las frutas son excelentes para nuestro organismo. Se recomiendan en multitud de dietas. Y en la alcalina no podían ser menos. Las piezas con mayor poder alcalino son las siguientes: aguacate, albaricoque, bayas, cerezas, coco, frambuesas, fresas, frutas rojas, frutas tropicales, limón, mandarina, manzanas, melocotón, melón, naranja, nectarina, pasas, pera, piña, plátano, pomelo, ruibarbo, sandía, uvas…Cómo hacer dieta alcalina paso a paso con consejos
  • Otros alimentos, como por ejemplo las almendras, agua mineral, brotes de soja y de alfalfa, castañas, cultivos probióticos, edulcorante stevia, polen de abeja, tofu fermentado, vinagre de sidra de manzana…
  • Especias como el curry, el jengibre, el chile o la canela.
  • Hidratos de carbono. Las patatas, los frutos secos, las aceitunas…

Algunas ideas para comenzar a consumir alimentos alcalinos

Como sabemos que puede resultar complicado crear nuestras primeras recetas de tipo alcalino, desde doncomos queremos ofrecerte algunas muy sencillas de aprender. Pronto comenzarás a integrarlas como parte de tu alimentación normal y notarás los efectos positivos de esta dieta sobre tu organismo.

Ensalada verde

Esta receta es sencillísima de realizar y será ideal para acompañar tus comidas y tus cenas. Para prepararla necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Rúcula, canónigos y lechuga
  • Tomates
  • Aceitunas negras y uvas rojas
  • Pepino
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Humus para acompañar

Para preparar esta receta solo necesitas partir los tomates y el pepino. Si quieres puedes conservar la piel del pepino para poder disfrutar de todas sus propiedades. Sin embargo asegúrate de lavarla bien para evitar comer pesticidas. Mezcla todos los ingredientes en un bol y agrega vinagre de manzana y aceite de olvidar virgen extra al gusto. Utiliza un poco de sal para mejorar el aliño. Puedes acompañar esta rica receta con un poquito de humus es una crema de garbanzos muy sencilla de hacer. La forma más básica consiste en agregar un poco de zumo de limón y triturar unos garbanzos previamente cocidos. A esta mezcla has de añadirle un poco de aceite de oliva para darle sabor. Puedes aderezarlo con pimentón para obtener un toque más especial.

Zumo de manzana y zanahorias hervidas

Un rico zumo y unas deliciosas zanahorias que podrán convertirse desde ahora y para siempre en tus desayunos, tus almuerzos y tus meriendas. Está combinación es riquísima y súper sana ¿Qué más se puede pedir? Para prepararla vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 4 manzanas naturales o las necesarias para hacer un vaso de zumo
  • 2 zanahorias
  • Canela
  • Pan de pita
  • Tomatitos cherry

En primer lugar deberás de exprimir las manzanas sin piel para conseguir un rico vaso de zumo natural. Puedes usar una licuadora.

A continuación herviremos dos zanahorias. Cuando ya estén un poco blanditas las sacaremos y las colocaremos sobre un trozo de papel albal. Espolvoréalas con un poco de canela y mételas al horno. Puedes acompañar la mezcla con un poco de pan de pita que puedes calentar a la vez.

Una vez estén calientes ambos alimentos sácalos y colócalos en un plato. Lava unos tomatitos cherry y colócalos al lado. ¡Ya está listo para degustar tu riquísimo plato!

Esperamos que estas recetas te sirvan de inspiración para comenzar a aplicar la dieta alcalina en tu alimentación. Estamos deseando leer tus ideas y tus propias recetas en el apartado de comentarios. De esta manera nuestros lectores conocerán más ricas recetas que elaborar. ¡Gracias por ayudarnos!

Un último consejo…

Una forma sencilla de integrar la dieta alcalina es consumirla por lo menos recetas alcalinas tres veces por semana. Sin embargo, aunque esta dieta es excelente para nivelar el pH de nuestro organismo, no olvides que los altos niveles de estrés y ansiedad pueden afectar a estos niveles. Estas cargas de nerviosismo alteran nuestro organismo y hacen que nos sintamos peor. De nada servirá que cuides tu alimentación si no eres capaz de controlar tu estrés y tus nervios. Cuando el nivel de pH se eleva afecta directamente a nuestras células. Estas transportan menos oxígeno lo que a largo plazo empeora nuestra salud en general.

Puedes mejorar tus lapsos de estrés practicando yoga o pilates o bien haciendo algún tipo de ejercicio suave. Te recomendamos salir a dar largos paseos por la naturaleza o por parques. La natación también puede irte muy bien.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.