Para conseguir un vientre plano se debe tener disciplina, tanto en el ejercicio como también en la alimentación, las dietas llamadas milagros o los aparatos que nos prometen tener unos abdominales perfectos con usarlos tan sólo tres minutos sin esfuerzo alguno, puede sonar muy bonito pero realmente son utopías. Continúa leyendo estos trucos que te dirán Cómo tener un vientre plano.

No comas muy tarde en la noche

La hora de la cena es importante cuando se quiere tener un vientre plano. Procura por cenar entre dos o tres horas antes de irte a dormir. Cuando dormimos el cuerpo se ralentiza, por lo cual la digestión no se hará de la manera correcta, además no se quemarán las calorías de lo que hayamos comido. Puedes beber agua.

Aumenta el consumo de proteínas

Es bueno el consumo de proteínas pues de esta manera el metabolismo se acelera. Lo ideal es que consumas bastante en las mañana, así será más fácil conseguir el objetivo.

Los alimentos con contenido alto de proteína van a necesitar de más tiempo para que puedan ser digeridos, luego absorbidos y por último metabolizados para ser utilizados, lo que ayudará a que se quemen más calorías y además sentirás más saciedad que con otro tipo de alimentos.

La proteína es importante porque de este modo se pierde la grasa sin ir a perder los músculos.

Come saludable

Tenemos que decir que realmente no existe algún secreto que sea verdadero en lo relacionado a una dieta que nos permita que obtengamos un vientre plano, pero sí es importante ingerir alimentos que sean más saludables como granos, verduras y frutas, así mismo se debe reducir el consumo de comida basura (chatarra) como los son las comidas rápidas, los fritos y los dulces. Cuando se hace cambio en la alimentación se empezarán a ver algunas diferencias, no vayas a cambiar tu dieta repentinamente, debes hacerlo de a poco, hasta que llegues a una dieta que sea saludable, ve reemplazando los alimentos que puedas consideras como poco saludables por los que sí son saludables.

Recuerda consumir todos los días verduras y frutas, para que este modo aumentes la ingesta de fibra y también para que mejores tu sistema inmunológico.

Ideal si te comes una manzana diaria, la cual tiene contenido de pectina, lo que te ayudará a reducir el colesterol.

El tamaño de tus porciones

Muchas personas lo que hacen es optar por comer muchos alimentos saludables, esto tampoco es bueno, se debe comer solo hasta que nos sintamos saciados y luego detenernos, debes comer bocadillos saludables a lo largo del día y así no tendrás por qué sentir hambre.

Disminuye el consumo de sal

Disminuir el consumo de sal te ayudará a lograr tu meta de tener un vientre plano, pero además de esto estarás mejorando tu salud en términos generales. El consumo de abundante sal provocará una hinchazón. Otra alternativa es consumir la sal de mar, dará resultados mejores y nos sentiremos bien, ya que tiene una cantidad menor de sodio y por lo tanto ayudará a que la hinchazón se reduzca.

El agua

  • Bebe abundante agua todos los días, esto es muy importante cuando estamos tratando de conseguir un abdomen plano.
  • También es bueno que bebas un vaso antes de las comidas y después de las mismas para que así te sientas más saciado y comas en menor cantidad.
  • Muchas veces se confunde la sed con tener hambre, así que es bueno que sepas reconocer cada uno y lo mejor para hacerlo es beber agua antes de las comidas.

Alimentos de pequeño tamaño

En vez de consumir tres comidas abundantes en el día, es mejor que consumas porciones más pequeñas con mayor frecuencia y de forma regular. Hay personas que caen en el error de no ingerir nada entre el desayuno y la hora del almuerzo, y entre éste y la hora de la cena, sobre todo cuando están intentando perder algo de peso. Come un pequeño bocadillo saludable cada cuatro o tres horas y no te permitas sentir hambre.

Ingesta de proteínas en mitad de la tarde

Consume un alimento que tenga alto contenido de proteína entre las 3 pm y las 4 pm, esto se debe a que los expertos dicen que si se hace este consumo, estimularás el metabolismo y además equilibrarás tus niveles de azúcar en tu sangre.

Puedes consumir una barra de cereal, un pedazo de queso con baja grasa, un batido proteínico o una porción de almendras.

Disminuye el azúcar

Debes disminuir la cantidad de azúcar que incluyas en tu dieta, de esta manera disminuirás los niveles de tu insulina y tener más producción de glucagón, el cual es la hormona que permitirá que las sustancias como la glucosa se quemen en forma de energía, lo que ayudará a que consigas un abdomen plano.

Disminuye el consumo de alcohol

Si te parece muy difícil eliminarlo por completo, aunque sería lo ideal, al menos deberás reducirlo. El alcohol, en especial la cerveza y el vino, tiene demasiadas calorías, una botella de vino tiene un aproximado de 600 calorías. Cuando consumimos alcohol liberamos estrógeno en nuestro organismo, lo cual no es bueno ya que cuando tenemos exceso de éste, nuestro cuerpo retiene peso, por otro lado el alcohol estimulará tu apetito y te será más difícil continuar con la dieta.

Ejercicio

Mientras más músculo se tenga más calorías se queman, aún si no nos encontramos haciendo ejercicio.

Cuando entrenamos con pesas el metabolismo aumenta, cuando se hace sólo ejercicio cardiovascular, sin el complemento de las pesas, estamos perdiendo masa muscular, incluidos los músculos del abdomen.

Así que es bueno que incluyas en tus rutinas de ejercicios los entrenamientos con pesas.

Entrenamiento cardiovascular

Haz entrenamiento cardiovascular mínimo una hora, tres veces a la semana, debes hacer esto para poder conseguir el vientre que quieres. Para que sea más dinámico y no te aburras puedes hacer diferentes actividades, un día puedes trotar, al otro puedes montar en bicicleta, nadar, entre otros.

Ejercicios llamados de POLIMETRÍA

Estos son ejercicios de tipo anaeróbicos bastante buenos, los cuales te ayudarán a conseguir el abdomen que tanto deseas de una forma más rápida.

Cuando realizas esta clase de ejercicios, estás consiguiendo una intensidad que llega al 90% y además aumentas el metabolismo, por lo cual quemarás bastantes calorías.

Estos ejercicios son aquellos que requerirán de una energía llamada explosiva, o sea que combina el entrenamiento de tipo cardiovascular con el de fuerza.

Rutina de entrenamiento

Muchas veces nos encontramos con una cantidad de ejercicios para dejar el vientre plano y consisten simplemente en hacer abdominales, pero hoy en día los entrenadores y expertos recomiendan dejar esto para el final, pues si sólo hacemos los abdominales, endurecemos y no quemaremos la grasa. Por ello la rutina la deberás comenzar con ejercicio aeróbico como correr o montar en bicicleta, luego hacer ejercicios para que construyas tus músculos con el uso de las pesas y ya para finalizar los abdominales.

La postura

Trata de tener siempre una buena postura, puedes utilizar una faja que no te quede muy apretada, pero que te ayude a caminar con tu espalda recta y a la vez con el abdomen un poco contraído.

La mejor disciplina para lograr una correcta postura es practicar Pilates, puesto que el mismo se centrará en el trabajo muscular de tu torso ayudándote así a desarrollar la postura adecuada.

También te puede interesar Cómo eliminar la grasa abdominal 

 

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.