Si se quiere ser flaca se necesitará tener mucha disciplina para lograrlo, debemos estar muy comprometidas para llegar a esa meta que tanto queremos y es importante ser constante en el ejercicio y la dieta. Sabemos que es difícil empezar y que muchas veces se pierde el interés y dejamos al lado la idea, pero todo es posible cuando se tiene fuerza de voluntad, si tenemos perseverancia y continuidad lo lograremos, además también se pueden seguir ciertas pautas que nos pueden hacer lucir más flacas. Sigue leyendo estos tips que traemos para ti de Cómo ser flaca

También te puede interesar este artículo donde te explicamos cómo no tener hambre

La meta

Lo primero que se debe hacer es comprometerse con lograr la meta, de otro modo será muy difícil ser flaca.

El balance

Es importante aclarar que no se trata de no comer y aguantar hambre, esta no es la forma de rebajar puesto que nuestro cuerpo necesitará siempre de energía, incluso para hacer lo más cotidiano y constante como ir al baño o respirar, más aún para realizar actividades físicas y poner a funcionar nuestro cerebro. Así que siempre vamos a necesitar de una excelente nutrición para que el organismo y nuestro cuerpo se sientan saludables y puedan realizar de la forma correcta todas sus funciones, requieran de mucho esfuerzo o no.

Comer de forma constante

Se piensa que si se comemos en el día varias veces, será más difícil adelgazar y este es un pensamiento erróneo, pues como ya hemos mencionado, nuestro cuerpo es como una máquina, que para funcionar necesita que le suministremos energía de forma constante. Lo importante radica en que estas comidas sean saludables y moderadas, o sea que aparte de las tres comidas diarias se deben realizar entre dos y tres meriendas nutritivas y saludables en el día, para darle de este modo a nuestro cuerpo, aquellos nutrientes necesarios que le darán la energía que necesita a lo largo del día.

Consumo de carbohidratos llamados complejos y bastante fibra

La fibra que está en los carbohidratos llamados complejos y la fibra que tienen los vegetales, las verduras y las frutas, nos  pueden dar una sensación de tener saciedad, evitando así que nuestro organismo mantenga con hambre. Además, al consumir esto, estaremos ayudando también a que nuestro colon se limpie y elimine de forma fácil los desechos.

Los carbohidratos llamados complejos, además de contener cantidades abundantes de fibra, aportarán a nuestro organismo las sustancias para producir serotonina, esta es una neurotransmisora que facilitará la comunicación de algunas regiones del cerebro, que a su vez nos darán un ciclo cardiaco correcto y un buen humor.

¿Y cuáles son los carbohidratos llamados complejos? son aquellos cereales que son integrales como lo son el germen de trigo, la avena, el salvado de trigo, la linaza, entre otros.  Este tipo de carbohidratos se encargan de liberar la glucosa de una manera gradual, manteniendo de este modo el azúcar en niveles estables y evitando que el cuerpo sienta hambre al poco tiempo de haber terminado la comida, caso contrario pasa con los carbohidratos simples.

La comida

Si se quiere ser flaca se deberá evitar el consumo de dulces y azúcar, la carne debe ser magra y se deben comer pocos carbohidratos simples (refinados) como el arroz y el pan. Se deben comer bastantes verduras y frutas, ya que permitirán sentirnos llenos sin tantas calorías.

Tomar mucha agua

Si no hay retención de líquidos se debe tomar un mínimo de ocho vasos de agua en el día.

Ejercicio

El ejercicio es fundamental, se debe hacer entre media hora y una hora de ejercicio diario, se puede salir a trotar, montar en bicicleta, nadar, ir variando para que no se haga aburrido. El ejercicio aeróbico es bastante importante cuando se quiere bajar de peso.

Comer más lento

Si se come despacio, nos mantendremos llenos cuando finalicemos de comer, así que cuando llegue la hora de comer lo debemos hacer sin tanta prisa.

Nutricionista y entrador personal

Si se tiene la oportunidad de contratar un entrenador personal y un nutricionista no lo debemos dudar, pues será la mejor forma de ser flaca, no todas somos iguales, así que estos especialistas nos darán los planes de acción perfectos para cada uno según las necesidades que tengamos, uno nos ayudará con el ejercicio y el otro con la dieta adecuada.

Inspiración

Es bueno pensar en algo que nos inspire para mantenernos en la meta de ser flaca, esto ayudará a no caer en tentaciones y a seguir las rutinas necesarias para lograr ser flaca.

Lucir más flaca

El vestido

Es importante siempre ponernos la ropa que mejor le vaya a nuestra figura, todas somos diferentes, y algunas prendas nos harán lucir más delgadas de una forma que se vea natural. Es importante usar ropa que sea acorde a nuestra talla, no se deben usar prendas abombadas y grandes.

El maquillaje

El maquillaje también nos puede ser útil,  pues este nos servirá para poder dar una profundidad y de este modo resaltar los mejores rasgos que tengamos en nuestra cara, por ejemplo podemos aplicar maquillaje creando sombras debajo de los pómulos, de este modo si tenemos una cara un poco llenita se verá más delgada. Tampoco se debe abusar del maquillaje ya que no daría un aspecto natural. Los mejores colores serán los naturales y que combinen con nuestra piel, cabello y ropa.

Bronceado

Broncearse es otra buena idea para que creemos sombras o enfaticemos en las áreas más luminosas de nuestro cuerpo, lo que hará que parezcamos más esbeltas y delgadas, las luces serán más difíciles de controlar con nuestra ropa, entonces será mejor controlar las luces y las sombras en nuestra piel, usando productos para broncearnos, claro está siempre teniendo mucho cuidado, pues no queremos rayas ni una piel naranja, un color oscuro no nos ayudará a obtener el efecto deseado. Lo mejor sería acudir a un salón especializado en bronceado y que nos ayuden.

Los estampados y los colores

Los estampados y los colores de la ropa son muy importantes a la hora de proyectar nuestro cuerpo, el ojo del humano puede percibir esto de diferentes maneras, por eso se debe elegir lo más adecuado para nuestro cuerpo.

El negro: es un color ideal cuando queremos vernos más flacas, pues es más difícil que el ojo humano capte las sombras en la ropa, pues nosotros percibimos la profundidad por medio de las sombras, de modo que así estaremos reduciendo los bultos y daremos una silueta que se perciba más delgada. No estamos diciendo que siempre nos vistamos de este color, tampoco queremos dar un aspecto que sea algo deprimente.

Colores que sean más alegres: es bueno usar colores llamativos y fuertes en las partes más flacas de nuestro cuerpo, así destacaremos esa zona y se alejarán las miradas de las áreas más gorditas. Si tenemos una buena cintura usaremos un cinturón con un color llamativo, o si tenemos las caderas anchas dejaremos el color fuerte para la parte superior de nuestro cuerpo.

Rayas: con las rayas hay que tener cuidado según su orientación, las verticales son la mejor opción ya que la sensación será de longitud, mientras las horizontales darán la sensación de anchura por lo cual las debemos evitar.

Dirigir la atención

Todos tenemos algunas zonas que más nos agradan de nuestro cuerpo, así que la atención la debemos dirigir hacia los rasgos que consideramos que tenemos mejores. Podemos elegir diversos métodos como el maquillaje el color, los zapatos o el cabello.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.