Cómo dejar de fumar sin engordar

En la actualidad son muchas las personas que fuman y no dejan el vicio porque creen que al hacerlo aumentarán de peso, cosa que es una fantasía que está en sus mentes ya que es la ansiedad lo que les provoca esa subida de kilos y nada tiene que ver con el tabaco. Dejar de fumar sin engordar es posible pese a lo que digan las estadísticas.

Se ha demostrado que al dejar de fumar se pueden ganar unos cuanto kilos de más, pero si te cuidad y entras en control con lo que ingieres, cambias de hábito dejas el sedentarismo y muchas cosas más, tendrás la oportunidad de resolver este dilema.

Así que no te prives en mejorar tu salud por miedo a ganar peso, ya que el tabaquismo es uno de los componentes que afectan a tu organismo dañando las funciones normales de tu cuerpo, asimismo el consumo excesivo provoca cáncer en los pulmones a la larga.

¿Que necesitas para dejar de fumar sin engordar?

como-dejar-de-fumar-sin-engordar3

  • Buenos hábitos de vida.
  • Dejar el sedentarismo.
  • Buscar alternativas para evitar la ansiedad.
  • Hacer ejercicios.
  • Caminar o footing.
  • Dieta balanceada.
  • Dormir bien.

Instrucciones para dejar de fumar sin engordar

El tabaco es uno de los malos hábitos de vida que tiene una persona, con el cual puede acabar con su salud y terminar falleciendo; engordar es uno de los problemas menos importantes que debes tener en cuenta por dejar de fumar, ya que debes pensar en ti mismo.

Cuidarte implica dejar los vicios y fumar es uno de ellos ¿Has notado que siempre hueles a tabaco? Es un olor bastante desagradable, otra de las consecuencias que se producen por el cigarro o el tabaco, así que debes dejarlo de inmediato.

como-dejar-de-fumar-sin-engordar2

Tu salud es lo primero que debes cuidar y si aumentas de peso por dejar de fumar, o es algo que deba ponerte mal, ya que lo importante es mejorar en todos los aspectos de tu cuerpo, así tendrás oportunidad de eliminar las toxinas y desechos a elimina de tu cuerpo.

Cómo dejar de fumar sin engordar

  1. Fumar un vicio nocivo. Si fumas te darás cuenta que es un hábito te dará problemas de respiración, desde la nariz hasta los pulmones, por lo que dejarlo te evitará muchas alergias, el no poder respirar bien, flemas entre muchas otras afecciones que forman parte de esta parte del cuerpo.
  2. El tabaquismo es una fuente de enfermedades del sistema respiratorio, te podemos nombrar algunas a continuación, así descubres la posibilidad de evitar fumar para no llegar a tenerlas: Enfisema pulmonar; Cáncer de pulmón; EPOC; Alergias.
  3. Deja las excusas. Debes tener presente la posibilidad de dejar el hábito del cigarrillo, no poniendo excusas para ellos como lo es el miedo a engordar  ponerte obeso; lo importante es dejar de buscar peros donde no los hay y comenzar a buscar tu salud comenzando por eliminar el cigarrillo.
  4. Se supone que no debes dejar de fumar de manera intempestiva, eso sería un problema que a la larga te puede contraer otras complicaciones, lo mejor es hacerlo de manera progresiva y así lograr dejarlo sin ningún tipo de problemas ¿Te atreves?
  5. Engordar por dejar el tabaquismo. El tabaquismo tiene algunas debilidades que lo ves como un punto a favor y que por alguna razón ejerce efectos en tu cuerpo, que a dejarlo por supuesto que durante el período de desintoxicación, notarás cambios que pueden ser tanto buenos como negativos.
  6. Antes que nada hay que decir que el primer problema comienza con la quema de calorías por supuesto es menor, tendiendo al alza de los kilos a los cuales les tienes miedo; pero no debe ser tu preocupación, ya que con ejercicios puedes contrarrestar esto.
  7. Eliminar carbohidratos. Lo primero que debes pensar a cambiar tus hábitos viene dado por la cantidad de carbohidratos que ingieres, por tal motivo se hace necesario que tengas la posibilidad de cambiar algunos elementos para que lleves una dieta balanceada que te ayude a perder peso.
  8. Se trata más que nada de lograr que tu cuerpo pueda tener un ritmo elevado, ya que cambia su forma de trabajar con más lentitud, tomando en cuenta que hay que tener la facilidad de ofrecerle ayuda a su ritmo y no perjudicarlo más dándole comida menos saludable.
  9. Comer para vivir. A partir de ahora tienes la posibilidad de sentir ansiedad que se traduce en mariposas en el estómago, lo que para ti en pocas palabras se traduce como hambre activando la necesidad de picar entre comidas y por supuesto te vas por los dulces y bollerías.
  10. Te dedicas ahora a comer y sientes la necesidad de vivir para comer, y los nervios muchas veces hacen estragos en nuestros organismos, dejando en claro que tenemos hambre, pero en realidad son las ansias. Por tal motivo debes tener 5 comidas al día, 3 fuertes y 2 meriendas.
  11. La ansiedad y el estrés. Es normal que sientas ansiedad y estrés, aparte que muchas personas que dejan de fumar de manera brusca y no progresiva como es lo más recomendable, también terminan comiéndose las uñas por no aguantar la desesperación y las ganas de un cigarro.
  12. Picar entre horas, morderse las uñas, nervios, miedo e incertidumbre son síntomas de una persona que ha dejado de fumar y siente los horrores de la abstinencia, por lo que primero hay tomar las cosas con calma y dejar que todo fluya normalmente.
  13. Calores extremos y sudoración. Muchas personas han sentido que el calor es extremadamente grande cuando se encuentran en periodo de abstinencia del tabaquismo, recordemos que se trata de una droga y como tal tiene sus consecuencias cuando se deciden a dejarla por completo.
  14. Tomando en consideración esto, son síntomas que llegan a sentir de manera obsesiva en sus organismos y es entonces que deben buscar los mejores tratamientos para contrarrestarlos. Algunos síntomas que sufre la persona que deja de fumar se pueden nombrar a continuación: Sudoración; Calor; Insomnio; Nervios; Irritabilidad; Dolor de cabeza; Depresión; Tensión.
  15. El olfato y el gusto. Al dejar de fumar retomas de nuevo muchos sentidos que estaban adormecidos por el uso del tabaco, por tal motivo sientes de otra manera tanto los alimentos que consumes, como la manera de prepararlos ya que suelen sentir los aromas al poder respirar bien.
  16. El resultado de esto es querer comer porque tienes ganas y debido a que sientes más todo lo que percibes con estos dos sentidos, el gusto y el olfato y por tal motivo debes pensar en frenarte, para que no aumentes de peso al dejar de fumar.
  17. Dejar de fumar sin subir de peso. Para esto, debes tener presente que todo lo que hagas, además de los consejos que recibas van en beneficio de mejorar tu salud y además de esto lograr que no subas de peso al dejar de fumar; por tal motivo tienes que tener presente lo siguiente:
  18. Lo primero que debes hacer es bajar la cantidad de cigarrillos o tabacos que fumas al día, es decir, ir reduciendo progresivamente para que tu cuerpo no sienta la falta de nicotina y te vaya comenzando los síntomas de la abstinencia.
  19. Tomar mucho líquido, el agua es uno de los factores que te ayudan a estar siempre hidratada por lo que ingerir la cantidad reglamentaria que te exigen al día te ofrecerá la posibilidad de mejorar tu salud y te pondrá en forma.
  20. Escoge una rutina de ejercicios que comience con una buena caminata o un deporte como el senderismo, que tu organismo se vuelva activo, mientras el organismo elimina las impurezas dejadas por los años del vicio del tabaco.
  21. Evita tomar mucho café, además de bebidas energéticas o gaseosas, ya que esto puede perturbar el desenvolvimiento que tengas con tu dieta de no fumar, así que procura tomar infusiones de manzanilla, caléndula, rosa Jamaica y jazmín para bajar la ansiedad y los nervios.
  22. Ocupa tu mente en otras cosas, ya sea con una buena lectura, un libro representa la posibilidad de establecer ideas nuevas que desvíen la mente hacia otras cosas que no sea el encender un cigarro, cosa que es lo que quieres en realidad.
  23. Haz ejercicios de meditación y relajación para que puedas emprender la nueva vida a la cual te someterás, esto puede ayudarte en mejorar la ansiedad que te provoca el tiempo que no has prendido un cigarro y lo has llevado a tu boca.
  24. Debes rechazar de inmediato el volver a fumar uno de vez en cuando, ya que esto evitará que caigas en el vicio de nuevo, verás que con el tiempo tú mismo te darás cuenta que no necesitas ese vicio para vivir y es cuando debes tener en cuenta que lo mejor es dejarlo.
  25. Busca ayuda de grupos que como tú se siente en la necesidad de dejar de fumar y con esto verás que no estás solo en el momento, además tener una o varias personas que han pasado por lo mismo te dará más fuerza para evitar encender un cigarrillo.
  26. Busca ayuda de un especialista si sientes que tienes problemas con la ansiedad, ellos son los más recomendados para asesorarte en cuestiones de dietas balanceadas, las cuales te ayudarán a no subir de peso en ningún momento.
  27. Lo importante es mantener una dieta, hacer ejercicios, consultar a tu médico, buscar ayuda para que puedas estabilizar tu organismo y así comenzar una nueva vida libre de este problema llamado cigarrillo o tabaco.

Consejos para dejar de fumar sin engordar

  • Si sientes que desmayas, sal de tu encierro y busca con quien hablar para que no caigas de nuevo en el vicio.
  • No es fácil pero tampoco imposible el dejar el vicio del tabaquismo.
  • Evita estar en lugares encerrados donde estén otros fumadores, además de dejar de beber para que no te den ganas de fumar.
  • No reemplaces el cigarro por comida ni golosinas. En su lugar, mentalízate de empezar una vida saludable en su totalidad.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.