Una persona que es celíaca es una persona que tiene trastornos por un alimento concreto. Más que alimento, ingrediente. Hay que tener mucho cuidado porque una persona celíaca, es una persona que no puede comer gluten. Si lo comen, tienen problemas en el intestino delgado que, dependiendo de cada persona y de cada caso, el grado del problema puede ser leve o severo. Desde dolores abdominales, dolores estomacales, diarreas, depresión, etc. Es el médico quien, a través de una analítica de sangre, determinará si padeces esta enfermedad.

Y la pregunta del millón qué alimentos llevan gluten?, ¿Qué alimentos, no se pueden comer si eres intolerante al gluten?  Esos ingredientes, los que hay que evitar, son la cebada, el trigo, la avena y el centeno. También deben evitar los derivados, como las harinas, el pan, pastas y almidón. Hay que evitar comerlo, aunque también hay gente, que no es alérgica ni tampoco intolerante, pero quieren perder peso. Y es en esos casos, cuando hacen una dieta sin gluten.

Puedes ir elaborando tu mismo/a tus propios panes o “dulces” precisamente, mezclando los ingredientes que sí se toleran esta dieta y no lleven gluten. No se come trigo, pero puede añadirse avena o harina de sarraceno. Ambos, además, van muy bien para ayudar al tránsito intestinal. Deshinchan la tripa, te notarás más ligero/a y son bastante saciantes. Pero tal vez, a ciertas personas, les crea ansiedad no poder comer dulces o trigo. Las costumbres acaban pasando factura cuando se deja la dieta y puede darse entonces sí, un efecto rebote. No tiréis todo el sacrificio que habéis hecho, por la borda.

Instrucciones para hacer una dieta sin gluten

  1. Los alimentos que están permitidos en cuanto a las harinas y a los granos, serán: las patatas, soja, arroz, maíz, la quinoa, el trigo sarraceno y la harina de nueces.
  2. No os confundáis con las que no, se pueden comer. No cuadran con la dieta sin gluten. En este grupo que no se deben comer: la sémola, no apto el pan kamut, la cebada, el centeno, el trigo…
  3. Podrás comer frutas y verduras. Muy apetitoso en pleno verano con el calor que hace.
  4. Las carnes, son aptas las de cerdo, la de ternera, las aves de corral.
  5. Los pescados: pescados en general y el marisco.
  6. Huevos, aptos. Los lácteos: el queso curado, la margarina, la mantequilla, el requesón, crema de queso y algunos yogures.
  7. Como condimentos, las hierbas aromáticas se pueden comer, además darán muy buen sabor a los platos y podréis jugar con las combinaciones, pareciendo que coméis otros alimentos, sólo cambiando las hierbas aromáticas. A parte, serán aptas, las especies, la sal del Himalaya, la miel, jaleas, mermeladas, mantequilla de cacahuete, el azúcar, la melaza, el azúcar glas, mostaza, el vinagre, encurtidos, salsas de tomate, olivas, etc.
  8. Se podrán comer las carnes, pescados, legumbres, tubérculos, verduras, huevos, hortalizas y frutas.
  9. Obviamente, al ser una dieta en la que decides dejar el gluten, pero no por intolerancia ni alergia, si compensas una cosa por otra, debes compensarlo por algo realmente sano.
  10. Un ejemplo, para compensar y reemplazar las harinas de trigo, no lo hagas por una harina de patata. Si lo haces, con casi toda seguridad, empezarás a engordar. Debes saber qué alimento es el más light y saludable. La opción y la alternativa más ligera para ir perdiendo peso, sería cambiarlo por la quinoa, que es muy ligero y tiene mucha fibra.
  11. Hay que dejar de comer alimentos procesados, dulces y bollería y en su lugar, comer alimentos más sanos y sin procesar. Es decir, las frutas y verduras. Menos bollos ni dulces ya procesados y abusar de las frutas, macedonias, frutas de temporada que sean frescas, limonadas artesanales, etc.
  12. Si se opta por cambiar de hábitos e intentar adelgazar con la dieta sin gluten, habrá que comer más sano. Esto incluye en cómo se cocinen los alimentos.
  13. El método de cocción más sano siempre será en los que se cocine sin grasas. Nada de fritos. Cocina al vapor, a la plancha, a la brasa, al horno, papillote, etc. Sólo cambiando en cómo se cocinen los alimentos, ya notarás cambios en la báscula.
  14. Al dejar los panes, la bollería industrial, pastas, el trigo y harinas, también se pierde peso por cambiar los hábitos.
  15. En el mercado ahora hay un montón de posibilidades con las harinas. Puedes elegir entre las de yuca, las de almendras, de sarraceno, de avena, de quinoa, de soja, etc.
  16. Desayuno: un café con leche y avena, macedonia de frutas. Comida: una tortilla de atún, acompañada de verduras salteadas al horno con especies. Merienda un yogurt o requesón con un poco de miel. Cena: un caldo de pollo, pescado a la plancha con hierbas aromáticas y unas patitas baby asadas.
  17. Intenta incluir la avena o copos de avena en el desayuno. Puedes incluirla con la leche, a modo de gachas, con el café con leche, un zumo, o incluso, hacerla harina y preparar crepes o tortitas. Como más te guste, pero comer avena no sólo aporta bastantes vitaminas y nutrientes, también sacia un montón y tendrás energía durante todo el día (y no estarás tan tentada en picotear).
  18. No es una dieta para pasar hambre. De hecho, se diría que es más bien, una dieta para adquirir unos buenos hábitos alimentarios. Haciendo un cambio con los alimentos, dejando de comer gluten e incluyendo otros que los supla y que sean sanos, se puede perder en un mes, cinco kilos.
  19. Si tienes dudas con algún ingrediente en si lleva o no gluten o trigo, mira las etiquetas. Cada vez son más las marcas que incluyen si ese producto es apto o no, para personas con alergias o intolerancias al gluten.

¿Que necesitas para hacer una dieta sin gluten?

  • Harinas que no lleven gluten. Ahora hay muchas para elegir y no tienen porque ser caras. Harina de yuca, de almendras, de soja, de sarraceno, de quinoa, de avena, etc.
  • Cambiar de hábitos y abusa de verduras y frutas.
  • Cocina de manera saludable: hervido, asado, a la plancha, horno, etc.Hay que usar poco aceite cuando se cocine. En caso de utilizar alguno, el aceite de oliva o el de coco.
  • Bebe mucha agua. Ayudarás a evitar las ganas de picotear o la ansiedad y a la vez, te hidratarás y te saciarás.
  • Ten en cuenta que los alimentos, cuanto menos procesados y elaborados, más sanos.

Consejos para hacer una dieta sin gluten

Como habéis podido comprobar, no es una dieta difícil ni complicada. Salvo si no sois realmente intolerantes al gluten o alérgicos/as al trigo. Si sólo es una dieta para adelgazar, sólo obviando el trigo y teniendo en cuenta las instrucciones arriba ya mencionadas, se empieza a perder peso. Es, sobre todo, un cambio de hábitos y comer de una manera más saludable.

Aunque no son pocos, los médicos que dicen que esta dieta no es del todo una buena idea ni muy aconsejable. Porque precisamente, si no se tienen intolerancias alimentarias ni alergias o problemas con un ingrediente, al dejarlo de comer ni querer comer derivados, puede acabar el cuerpo, por crear una intolerancia real.

¿Te ha gustado?