Cuando llega el verano nos entra el deseo de lucir un cuerpo e iniciar lo que se conoce popularmente como operación bikini. También se alega a motivos de salud como bajar el colesterol malo.Queremos quitar esos kilos de más que nos permita ir a la playa con un torso esculpido, presumir ante los nuestros y sacar unas fotos espectaculares de las que poder fardar. Sin embargo, pese a la importancia que se le da a este ritual antes de la llegada del verano, pocos son los que son previsores e inician un plan nutricional y una rutina deportiva de forma regular con tiempo para poder llegar a la temporada estival con el cuerpo deseado. De hecho, la mayoría son de dejarlo para el último momento y cuando llegamos a mayo o junio querer hacer en pocas semanas lo que no han querido hacer en meses. En este tipo de situaciones, numerosos nutricionistas han elaborado planes que permiten quitar un gran número de kilos en poco tiempo y, por tanto, amoldarse al objetivo de numerosas personas. Una de ellas es la que se conoce como dieta Perricone.

¿Qué es la dieta Perricone?

Aunque a la mayoría le pueda sonar a chino, la dieta Perricone ya ha sido el plan nutricional de numerosas estrellas de la gran pantalla tanto a nivel europeo como estadounidense. Sus grandes virtudes son la enorme pérdida de peso en poco tiempo, e incluso puede tener efectos beneficiosos en el epidermis de la persona siendo un factor para frenar rasgos que indican la vejez de una persona. Fue impulsado por el doctor Perricone hace algunos años y, además, también se diferencia de otras dietas en el sentido que se salta el efecto psicológico de estar enfadado y enrabiado con el mundo porque comemos poco y nos encontramos mal, especialmente en aquellos tipos de dieta con el objetivo de entrar en cetosis y, por tanto, convertir a la grasa en nuestra principal fuente energética y empezar a perder peso de forma constante. De hecho, puede llegar a provocar hasta un estado de felicidad que no incide cuando vemos a otra persona comiendo algo que debemos evitar a toda costa para curar la diabetes. Además de perder peso, también nos ayuda a sentirnos mejor.

Los expertos en nutrición recomiendan comer un total de cinco veces al día (desayuno, algo a media mañana, comida, merienda y cena). Precisamente, en esta dieta se consume alimentos en cinco bloques repartidos a lo largo del día siguiendo el esquema clásico de la nutrición tradicional. Por tanto, siempre vamos a tener el estómago lleno y nunca vamos a tener esa sensación de hambre que tan de mal humor puede llegar a poner a las personas. Contaremos con hasta diez grupos diferentes de alimentos, y con esta línea es muy difícil no contar con la variedad necesaria para conseguir anotar un plan nutricional que permita obtener todos los nutrientes y vitaminas que necesita el cuerpo para tener un estilo de vida saludable. Además, el cuerpo es muy sabio y, por tanto, adquiere rutinas totalmente saludables que nos ayudarán en nuestro día a día.

A grandes líneas, cualquier dieta del doctor Perricone cuenta con la cantidad suficiente de hidratos de carbono, la gasolina de nuestro cuerpo para el día a día, las proteínas para dar energía a los músculos, así como las grasas que aunque provocan la subida de peso son absolutamente necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro y nuestras células. Pese a todo, esta dieta también dispone de vitaminas y minerales, y por tanto, podemos catalogarla como un régimen nutricional realmente completo. La enorme curiosidad es que esta dieta no fue inventada por un nutricionista. El doctor Perricone realizó carrera en investigación y dermatología y, el principal propósito de sus investigaciones no eran más que dotar a la piel humana de una mayor salud y, por tanto, disimular en mayor medida los signos de la vejez a simple vista. Por ello, se dio cuento que el régimen alimenticio influía en este resultado y desarrolló un método para conseguirlo.

Beneficios de la dieta Perricone

Con todo, la dieta Perricone presenta numerosos beneficios para todas aquellas personas que deciden llevarlo a cabo. Los más destacados son los siguientes:

  • Reduce peso. Cumple el principal objetivo que es perder esos kilos que tanta rabia nos dan y, además, lo hace en un corto espacio de tiempo. En pocas semanas estaremos listos para lucir aquel cuerpo que tanto queremos y deseamos.
  • No pasamos hambre. Otro factor fundamental. Cuando alguien está realizando una dieta está realmente de muy mal humor. Con la dieta Perricone eso no ocurre ya que comemos cinco veces al día, repartidas de forma estratégica.
  • Es totalmente saludable. Los componentes nutricionales que aportamos a nuestro cuerpo son los necesarios para llevar una vida sana. No dejamos de comer ningún tipo de nutriente necesario para nuestro organismo y, por tanto, es recomendada por los médicos.
  • Rutina de vida saludable. A medida que vamos perdiendo peso con el paso de los días, también obtenemos unos hábitos de comida totalmente saludables que enterrarán y dejarán atrás esos excesos que nos hicieron subir de peso en el pasado.

Cómo realizar la dieta Perricone

Una vez conocida la dieta Perricone, vamos a conocer al detalle cómo se debe seguir para conseguir que el método sea efectivo, bajar la glucosa y logremos los dos resultados principales de este plan nutricional: perder peso y, por otro lado, conseguir un cutis lo más cuidado posible. Antes veamos con detalle, cuáles son aquellos alimentos que están permitidos y cuáles son aquellos que no lo están. Necesitaremos Omega 3, y por tanto, el pescado está totalmente permitido. Las frutas y las especias también deben aparecer en nuestro menú, junto a los frutos secos y todo lo relacionado con el chile y el pimiento. Alimentos ricos en legumbre, cereales, verdura y hortalizas junto a leche y yogures completan el amplio abanico de posibilidades que tenemos a nuestra disposición para elaborar nuestra dieta Perricone. De hecho, es conocido por muchos entre la gran cantidad de celebridades que siguen este plan nutricional, que el cutis de la reina Leticia está conseguido gracias al descubrimiento del doctor Perricone, además obviamente, de su gran figura.

Por otro lado, como en cualquier régimen también podemos encontrar alimentos que están completamente prohibidos. Los dulces, obviamente, no están permitidos y todo lo que lleve azúcar también lo estará. Es uno de los principales causantes del acné. Las harinas de la pasta o las pizzas también deben evitarse a toda costa ya que  ralentizarán los resultados que podemos conseguir. Lo mismo ocurre con las grasas de tipo hidrogenado como la que lleva por ejemplo la margarina y algunos tipos de fruta como las tropicales, incluyendo sandía, melón o papaya, entre otras. La zanahoria y algunas hortalizas también deben tenerse en cuenta como alimentos prohibidos si se quieren obtener los objetivos y metas que plantea el doctor Perricone. Tras estas recomendaciones, a continuación te planteamos cómo sería un menú que debería llevarse a cabo durante 28 días dentro de los cuales deberíamos notar una mejora del cutis y sobretodo una reducción del peso corporal. Para desayunar y coger fuerzas a primera hora de la mañana optaremos por el jamón o los huevos para quedarnos con su proteína siempre acompañado de una infusión de té verde. Dentro de los huevos tenemos varias opciones como una tortilla o los huevos revueltos aunque siempre se usarán un total de 3 huevos.

Para almorzar nos llevaremos algo cómodo que incluirá muchos legumbres como lentejas acompañado de atún en lata para reponer energías y mantener nuestro estilo de vida saludable antes de la primera merienda. Al mismo tiempo, también optaremos por diferentes tipos de ensalada ya sea realizada a base de hortalizas o bien de pollo buscando la combinación entre los hidratos de carbono y las proteínas que nos ayuden a mantenernos activos. Entraremos en la parte de la tarde del día pero por delante aún tendremos tres comidas que realizar para seguir llenando nuestras bases de glucógeno. La primera merienda, que se realizará antes de la cena, constará de algo ligero como puedo ser salmón, un huevo o duro o bien alguna loncha de pavo. Sirve de complemento a media tarde para evitar que tanto la comida como la cena tenga que realizarse con algo realmente pesado.

Finalmente, la parte final de esta dieta Perricone estará basada en una cena a base de ostiones acompañados de ajo y perejil, por un lado, así como marisco empezando por salmón o gambas acompañado de ensalada e algún tipo de infusión o champiñones. Una buena combinación de nutrientes, antes de cerrar el día con una segunda merienda, basada en el estilo inglés, con pan con pechuga de pavo, un yogur natural o algo de queso. Antes de ir a dormir, una última dosis de energía para conseguir cerrar el día alto de glucógeno y eso nos ayude a empezar el próximo día con buen pie. Este tipo de plan nutricional es muy completo para todos aquellos que quieran perder unos cuantos kilos y además tonificar su cutis para realzar su figura en la temporada veraniega.

¿Te ha gustado?