Algunas personas padecen de colón irritable. No es ningún tipo de enfermedad grave, pero por genética, algunos tipos de alimentos no realizan el proceso de digestión en el estómago antes de pasar al intestino grande, originando un intenso dolor abdominal, gastroenteritis e incluso diarrea y malestar estomacal. Es útil para prevenir un posible empacho. Por ello, la dieta FODMAP está orientada a este tipo de personas. No excluyen ningún tipo de alimento o nutrientes como si hacen otro tipo de planes nutricionales para bajar peso, sino que este tipo de régimen tiene como principal objetivo hacer la vida más sencilla a todas aquellas personas que tienen este problema de colón.

¿Qué es la dieta Fodmap?

Que esta dieta se llame FODMAP no es una casualidad. Se eligió debido al significado en británico de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Básicamente, las personas que siguen este tipo de dieta deberán preparar sus comidas sin estos componentes, que son los que provocan esta reacción de no digestión en el organismo y que acaba desembocando en este problema de malestar en el estómago o diarrea, entre otros. De hecho, desde hace más de una década, múltiples investigaciones han acabado concluyendo que aquellas personas con un intestino delicado, u otro tipo de enfermedades como la de Crohn, han experimentado una mejoría en el corto plazo. Sin embargo, como en cualquier tipo de plan nutricional, es necesaria la supervisión de un especialista en nutrición o dietética para que acabe realizando un diagnóstico de nuestro caso y nos pueda orientar acerca de cuál debe ser nuestro camino a seguir.

Antes de la dieta FODMAP, existen otros remedios que podemos probar para ver si mejora la situación. Uno de ellos es dejar respirar el estómago durante las comidas, facilitando la digestión. Por ello, desabrocharnos el botón del pantalón puede ser una buena opción. Dar un masaje estomacal de vez en cuando, y siempre estar cerca de un baño por cualquier tipo de apretón que podamos tener. Además, las hierbas naturales también puede ser otro de nuestros mejores amigos para cualquier otro tipo de necesidad. Este debe ser el primer paso cuando empezamos a notar algún tipo de molestia intestinal de forma intermitente. Si al cabo de unos días no remiten, y se vuelven a reproducir los problemas, la realidad es que debemos acudir al médico para que nos haga un diagnóstico.

El principal problema se encuentra en la flora intestinal de estas personas. Por ello, deben cuidarla más que los demás. Los zumos de fruta, las medicinas naturales que provienen de las plantas, las infusiones, los alimentos que propondremos a continuación junto a evitar a toda costa los alimentos y bebidas que contengan fermentados y gluten nos ayudarán a proteger la flora intestinal y facilitar la digestión. Es importante tomarse en serio estos problemas, aunque parezca algo simple y liviano. La diarrea constante provoca continuadas pérdidas de peso y puede acabar convirtiéndose en un problema para todas aquellas personas que están acostumbradas a realizar deporte a una alta intensidad. También nos servirá para bajar el colesterol malo.

Beneficios de la dieta Fodmap

Con todo, la dieta Fodmap incorpora múltiples beneficios para todos aquellos que deseen llevarla a cabo. Los más destacados son los siguientes:

  • Evita molestias estomacales. Constantes diarreas pueden ser un enorme dolor de cabeza. Por ello, este tipo de dieta conseguirá reducirlas hasta conseguir un mejor estado de ánimo.
  • Permite seguir un estilo de vida saludable. El deporte debe venir siempre acompañado de una buena alimentación. Por ello, si no conseguimos una buen plan nutricional sin problemas estomacales será muy difícil conseguir recuperar y mantener la intensidad el día siguiente.
  • Conseguir muscular. Una proceso vírico en forma de diarrea provoca pérdida de peso y, en este sentido, de masa muscular. Si queremos aumentar nuestra masa muscular también debemos asegurar la flora intestinal.
  • Llevar una vida normal. Finalmente, este tipo de dieta también permitirá que llevemos, en definitiva, una vida normal. Vivir con procesos de diarrea constantes nos obligará a estar siempre al lado del lavabo y no poder realizar ningún tipo de actividad de ocio exterior.

Cómo hacer la dieta Fodmap

Una vez conocidas, las líneas generales de la dieta Fodmap llega el momento de conocer cuál es el tipo de dieta que debemos seguir. Algunos tipos de fruta, junto a la miel y la leche y derivados de la misma deben evitase a toda costa ya que sus propiedades no nos ayudarán si contamos con un colón de tipo irritable. Así, mismo, algunos tipos de legumbre y edulcorantes también deben evitarse bajo cualquier tipo de circunstancia ya que también pueden ser el motivo de la aparición de algún tipo de descomposición. En este sentido, si nos han diagnosticado un intestino delicado y comemos alguno de estos alimentos deberemos eliminarlos a toda costa. Ese debe ser el primer paso para seguir la dieta Fodmap ya que aumenta la cantidad de agua que llega al intestino.

En caso contrario, existen muchos alimentos que si podemos comer sin que aparezcan problemas, especialmente cuando hablamos del pescado y de la carne y de todo tipo de proteína que no llevan ninguna de las propiedades que pueden provocarnos problemas. Lo mismo ocurre con las tortillas o todo lo que venga del huevo. Es proteína y, por tanto, no nos causará ningún problema. Sin embargo, los hidratos de carbono son necesarios para conseguir la gasolina necesaria para cada día y, también para mantener una dieta totalmente equilibrada. En este sentido, los diferentes tipos de frutos secos, como por ejemplo las almendras, no están prohibidas pero si deben probarse para ver en cada caso y siempre consumirlas de forma moderada. Lo mismo ocurre con la leche, especialmente baja en lactosa, y también con la fruta que se puede comer de todos los tipos pero siempre intentando que sea a bajas cantidades. Obviamente, el comer poca fibra puede provocar el efecto contrario e ir estreñidos. Tampoco es un buen síntoma para nuestro organismo y se requiere el equilibrio. En este sentido, es necesario comer algo de fibra o avena para contrarrestar el ir duro al lavabo.

¿Cuánto tiempo se debe seguir la dieta FODMAP? Pues, los expertos recomiendan que sea durante un período de seis semanas. Para empezar, desayunaremos algo de lácteos, en poca cantidad, en forma de café o algún té o algo de cereales. Siempre teniendo en cuenta la poca cantidad de leche que podemos utilizar. Si madrugamos, y hacemos el desayuno a primera hora, siempre es interesante poder añadir una pieza de fruta al cabo de unas horas para recuperar fuerzas. Tampoco nos pasemos con la fruta, porque es otro de los alimentos causantes del colón irritable. Para comer, combinaremos algo de hidratos de carbono, en forma de verdura o hortalizas, con algo de proteína en forma de carne o pescado con el objetivo de utilizar los diferentes nutrientes necesarios. Para postre, intentemos comer algún tipo de lácteo que no tenga lactosa ya que fruta ya comimos a media mañana. Para merendar, volveremos a comer fruta en forma de macedonia o solida, pero tampoco en grandes cantidades, mientras que para cenar repetiremos la ecuación de la comida con hidratos y proteína y un yogur sin lactosa. Siguiendo este plan nutricional durante seis semanas conseguiremos obtener los objetivos deseados.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.