Cuando una persona sufre de problemas de la tiroides, tales como hipotiroidismo o bien, hipertiroidismo, se debe tener muy en cuenta, la dieta. Para saber qué tipo de problema se padece es imprescindible acudir al médico. Éste, mediante una analítica de sangre, podrá comprobar los niveles y saber si se padece hipo o hiper tiroidismo.

Aquí, nos centraremos en el hipotiroidismo y os diremos qué es, cuáles son sus síntomas, cómo hacer una dieta para el hipotiroidismo y poder poco a poco, mejor físicamente.

Cuando tienes un problema de hipotiroidismo, hace referencia exactamente, a un problema con la glándula tiroidea. Esta glándula está en la parte inferior del cartílago tiroideo, es decir, está en la parte delantera del cuello. Lo que ocurre, es que esta glándula, no funciona correctamente. No regula las suficientes hormonas y al no funcionar correctamente, el cuerpo no funciona bien. Se puede curar, por supuesto. En los casos más graves, se administran pastillas que ayudarán o se tiene que operar.

Para intentar deshacerse de estos problemas (porque sí se puede controlar y regular) hay que llevar una dieta correcta e indicada para el hipotiroidismo. Lo que hay que saber, es qué cosas hay que hacer, pero es igual de importante, qué cosas no hay que hacer.

Instrucciones para hacer una dieta para el hipotiroidismo

  1. Una vez el médico te ha diagnosticado el hipotiroidismo, debes saber qué ha podido ser, debido a muchas cosas… puede ser, que simplemente ya nacieras con la glándula tiroidea alterada, por estar tomando algún tipo de medicación, porque tu organismo sea autoinmune, alguna enfermedad que esté relacionada con el yodo. (muy importante con el tema de la toroides).
  2. Los síntomas del hipotiroidismo pueden ser muy diversos, según la persona. Pero generalmente, en común siempre está el sentirse muy cansado, algunas zonas del cuerpo se hinchan (sobre todo se nota más en la cara), no se lleva bien el frío, te duelen las articulaciones, pérdida del cabello, la piel se reseca, dolores musculares, estreñimiento, las menstruaciones varían y pueden pasar de ser muy abundantes a escasas e irregulares, tristeza, depresión… y la más obvia, el aumento de peso.
  3. Por lo general, una vez se ha diagnosticado el problema, se lleva a cabo el tratamiento que, en caso de estar en unos parámetros normales, bastará con la dieta correcta.
  4. Si la persona que padece hipotiroidismo está embarazada debe tener cuidado porque el bebé puede pagar las consecuencias. Durante todo el embarazo, deberá llevar un seguimiento médico.
  5. En cuanto a la dieta, hay que tener una cosa muy en cuenta para no cometer errores y empeorar la situación. A pesar de haber subido de peso, de talla y no sentirse bien, no hay que hacer dietas extremas, ni comer poco o casi nada. De hecho, las dietas muy poco calóricas y el pasar muchas horas sin comer, sólo empeora el problema de la tiroides.
  6. Hay que añadir alimentos que contengan minerales, muy necesarios para ayudar a la glándula tiroidea. Comer algas, el marisco, los pescados (el azul) y las legumbres, son imprescindibles en esta dieta.
  7. Intentad elaborar cada semana un menú y ceñiros a el para que no le falte ningún alimento. Incluid, por ejemplo, en los desayunos, un buen zumo de naranja y limón naturales. Son muchísimas vitaminas, ayudará al tránsito intestinal y tendréis más energía.
  8. El otro pilar fundamental son los alimentos. Básicamente, la dieta consiste en comer de todo, comer sano, pero, sobre todo, comer alimentos que sean de calidad, que tengan nutrientes y vitaminas, alimentos con fibra.
  9. Los alimentos ricos en fibra ayudarán con el estreñimiento.
  10. Beber líquidos, en concreto, es muy adecuado beber agua no sólo para hidratarse, sino para ayudar contra la retención de líquidos.
  11. Como el agua es sana y no tiene calorías, también ayuda mucho a llenar el estómago. Sacia y no engorda. Para adelgazar poco a poco, va muy bien.
  12. No podemos obviar otros alimentos muy importantes, las verduras (tienen cabida todas las verduras), los frutos secos y semillas, muy recomendadas ya que tienen un alto poder nutritivo y contienen muchas vitaminas. Las legumbres… por eso estos alimentos, no deberían faltar todas las semanas en el menú de la semana.
  13. Uno de los problemas principales con la tiroides alterada, es el yodo y el sodio. En estos casos, hay que tenerlo en cuenta para no abusar de la sal y, por tanto, se recomienda comer poca cantidad y cambiar la sal por una que sea yodada.
  14. No hay que hacer dietas severas, ni ayunos, ni comer poco y en muy pocas cantidades. Hay que comer sano, comer a menudo, alimentos cocinados de manera saludable y ayudar a que el metabolismo que en con el hipotiroidismo se ralentiza, vaya más rápido y, por tanto, empiece a quemar calorías (que es de lo que se trata).
  15. Aunque comer algas, no es malo, si hay que tener mucho cuidado de abusar de su consumo. Las algas tienen mucho yodo y alterar los niveles no es nada bueno.
  16. Básicamente, no hay que desmotivarse ni obsesionarse por el aumento de peso. Se ha subido de peso por un problema de salud, pero podéis recuperar poco a poco el anterior peso, sin poner en peligro la salud.

¿Que necesitas para hacer una dieta para el hipotiroidismo?

  • Sal yodada. Aunque con el hipotiroidismo no hay que abusar del yodo para que no se alteren los niveles y produzcan más problemas, consumir sal de este tipo y en su justa medida, no viene mal.
  • Hay que beber líquido, el agua, es fundamental para no sólo hidratarse, sino que ayudará frente a los problemas de estreñimiento y ayudará contra la retención de líquidos que normalmente, se suele padecer con el hipotiroidismo.
  • Consume carne, pescado, mariscos, frutos secos, semillas, legumbres, frutas, etc. Una dieta en la que no falten nutrientes ni vitaminas.

Consejos para hacer una dieta para el hipotiroidismo

Tener problemas de hipotiroidismo no es cómodo para la persona que lo sufre y son muchos/as las que lo pasan realmente mal. Sobre todo, con la subida de peso, el no poder perder los kilos de más con la rapidez que se querría, estar mareada, dolores musculares, cansancio, hinchazón en el cuerpo (aunque hay zonas más propensas a la hinchazón como la cara), depresión, etc. No es extraño estar cansado, estar desganado, irascible, triste… todo esto, es un problema de la tiroides, tenedlo en cuenta. Una vez que os pongan o bien el tratamiento (serán pastillas) o en el peor de los casos, se debe operar. En los casos más normales, bastará sólo con una buena dieta, una dieta correcta para el hipotiroidismo. No olvidéis no hacer dieta como tal. No hay que pasar hambre, no hay que comer poco ni tampoco muy pocas cantidades. Con esto, sólo se conseguiría estar aun más cansados/as y débiles. Realizar un mínimo de cinco comidas diarias ayudará a que el cuerpo tenga un mayor gasto energético y consuma más, pero sin que le falte ni un alimento al organismo.

La cuestión es comprar alimentos de calidad. Que tengan los suficientes nutrientes y vitaminas. Con esto, y por supuesto, no comiendo bollería industrial, grasas, dulces, excederse con el azúcar o hacerlo con la sal, ni bebidas gaseosas o alcohólicas, iréis viendo como poco a poco, mejorará el problema y podréis ir perdiendo esos kilos de más que os sobran. A la vez, que mejorareis el estado de salud en general.

 

¿Te ha gustado?