Cuando te empiezas a plantear perder en un solo un mes más de cinco kilos, es que realmente, estás tocando fondo. Por una parte, no deberías querer ni tener que perder tantos kilos en tan poco tiempo. Pensad que un mes como mucho, son treinta y un días. En cuanto a la suma de kilos, si quieres perder diez kilos, es porque realmente te sobran. Y si te sobran diez kilos, algo has estado haciendo mal o bien, a ocurrido algo que te ha llevado a esa situación. Ponerle freno y querer bajarlos es importante, porque de seguir así y sumar más kilos, ya es un tema serio para vuestra salud.

Perder diez kilos en solamente un mes si es posible y bien mirado, si te esfuerzas, puedes conseguirlo. Lo que realmente te aconsejamos desde doncomos.com antes de perder diez kilos, es que acudas al médico y que te hagan un chequeo. Siempre antes de empezar cualquier dieta, sería lo más conveniente. Pero también, es más que recomendable, que sea un nutricionista o un dietista, quien pudiera hacerte una dieta a tu medida.

Aun así, desde aquí vamos a daros algunas ideas para que se puedan perder esos kilos de más que tanto os traen de cabeza. Siempre los médicos recomiendan perder de manera saludable (y lo que se puede perder sin problemas) son un kilo a la semana. Por tanto, serían cuatro kilos al mes. De ahí, si te sobra bastante peso, es posible que tu cuerpo también pierda más peso de golpe o las primeras semanas. Dos kilos a la semana tampoco es raro. Dos kilos a la semana se traducirían en ocho kilos al mes. Por tanto, para darle al cuerpo un empujón y poder llegar hasta los diez que queréis, al mes, hay que practicar deporte y siempre, consumir menos calorías de las que vais a gastar. Si no se hace de este modo, no perderéis peso.

Instrucciones para bajar 10 kilos en un mes

  1. Es básico como norma principal, la hidratación. Hay que beber para que el cuerpo no se deshidrate y además, a más líquido, el cuerpo va expulsando más propiedades tóxicas, ayuda contra la retención de líquidos, limpia el organismo, sacia, llena el estómago, engaña al hambre, es laxante, etc. Son todo ventajas.
  2. El mínimo recomendable a diario es entre un litro y medio y dos litros de agua. Para ir empezando, llena una botella de agua y ve con ella a todas partes. Un truco si no te gusta mucho beber agua es coger la botella y pintar secciones. Es decir, una raya a las diez y media de la mañana. Se supone que, a esa hora, toda esa franja, ya debería estar vacía y la habrás bebido. A las doce, a la una, a las tres de la tarde, a las cuatro, a las seis de la tarde, a las ocho, a las nueve de la noche, a las once de la noche. Así te irás obligando a beber.
  3. Si el agua te cuesta horrores beberla, puedes también combinarla con el té. Que tengas que beber ese mínimo de líquido no significa que deba ser sólo de agua. Estaría genial si lo fuese, pero si no, puedes combinarlo con el té. Aprovecha y tomate el té verde, que tiene propiedades diuréticas y te ayudará a perder volumen y peso.
  4. Todas las mañanas empieza a tomarte nada más levantarte y media hora antes de desayunar, un vaso de agua tibia, con limón exprimido. Espérate los treinta minutos para desayunar. A los pocos días, podrás comprobar, como se te regula el transito intestinal. Empezarás a ver reducido el tamaño del vientre, te sentirás más desinflada, irás expulsando por vías fisiológicas las propiedades toxicas y limpiarás el cuerpo.
  5. Para ayudar al cuerpo a perder peso rápidamente y de manera eficaz, no olvides comer a diario proteínas.
  6. Haz un desayuno completo. Donde incluyas, una ración de frutas, algo de carbohidratos (sanos) como pueden ser tortitas de avena, por ejemplo, y las proteínas.
  7. Los carbohidratos son imprescindibles para tener energía y no estar cansado. Así que no lo elimines por completo de la dieta.
  8. Las proteínas deberías incluirlas en la cena. Sería una buenísima opción, incluir proteínas y verdura. De este modo el cuerpo intentará perder más rápidamente peso.
  9. Cena a una hora decente. No muy tarde. Deja que el cuerpo pueda hacer la digestión y no te vayas de inmediato nada más cenar, a la cama. Si cenas no más tarde de las ocho de la tarde, mejor. Así te da tiempo de ir moviéndote un poco y el cuerpo gasta algo de lo que has comido. Y piensa que la cena, es una comida que tu cuerpo no quemará. Porque te irás a la cama a dormir. Por tanto, piénsalo cuando la estés cocinando.
  10. No olvides que las carnes aconsejadas sería la ternera, la carne blanca, el pollo siempre sin la piel, el salmón, los pescados azules, el marisco, los huevos, la clara de huevo, la avena, los frutos secos, un poco de aceite de oliva está permitido, pero no lo utilices como método de cocción, sino como aliño.
  11. Limita el consumo de sal y evita todo lo que puedas, el azúcar. Utiliza para endulzar la Stevia u otro tipo de edulcorante.
  12. Olvídate de beber alcohol, bebidas que sean azucaradas, que lleven gas.
  13. Olvídate de la bollería industrial y los dulces.
  14. Todo lo que vayas a cocinar a partir de ahora, que sea con un método de cocción sin aceites, sin frituras, de manera sana. Adiós a los fritos. En su lugar, utiliza el horno, el vapor, el papillote, hierve, usa la barbacoa, la plancha, etc.
  15. Si te cansas de los sabores insípidos, échale imaginación y empieza a cocinar utilizando todas las hierbas aromáticas que se te ocurran y te gusten. Utiliza condimentos, arriesga, prueba sabores, elabora tus propias mezclas… el ajo en polvo, el ajo troceado, la cebolla, el cilantro, la hierbabuena, el perejil, la albahaca, la pimienta, el tomillo, el laurel, la sal rosa del Himalaya, el pimentón picante, pimenta blanca, la menta, etc. Es increíble como un mismo plato, elaborado con diferentes hierbas aromáticas, sazonadores y/o especies, parecen platos totalmente diferentes. Y, además, sanísimos.

¿Que necesitas para bajar 10 kilos en un mes?

  • Mucha constancia y fuerza de voluntad.
  • Motivación.
  • Realizar ejercicio a diario.
  • Cambiar los hábitos poco saludables.
  • Cambiar la manera en la que cocinas (el método de cocción).
  • Beber un mínimo de un litro y medio de agua y/o tés.
  • Consume a diario pescado, verduras y proteínas.
  • Consulta siempre antes de empezar cualquier dieta a un nutricionista y/o un dietista.
  • Antes de empezar cualquier dieta, ve al médico para que te haga un chequeo.

Consejos para bajar 10 kilos en un mes

Por supuesto, un imprescindible a todo lo ya mencionado en cuanto a la alimentación y cómo se debe cocinar, es el otro factor imprescindible. El deporte. Hay que moverse. A diario intenta moverte y por poco que sea, haz tiempo para salir a caminar, por ejemplo. Si no estás acostumbrado, empieza con media hora y ve subiendo a una hora. Evita los ascensores y sube y baja las escaleras. Muévete todo lo que puedas y si puedes ir en bicicleta, hacer ejercicios con pesas, sentadillas, abdominales, saltar a la comba, ejercicios de fuerza, etc. Todo lo que sean ejercicios y moverte, te será beneficioso y te ayudará a perder peso.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.