El agua es totalmente imprescindible para todo. Tanto como para no deshidratarnos y morir de sed. Necesitamos de agua para que nuestro organismo funcione correctamente. Y a la hora de adelgazar, el agua está totalmente indicado y aconsejado.

El agua es incolora, sinsabor, no tiene calorías y tiene vitaminas como el magnesio y calcio. ¿lo sabíais?

El agua llena el estómago, es saciante, tiene propiedades laxantes y quita el hambre. Por eso se recomienda tanto, tomar agua antes de las comidas y durante todo el programa de adelgazamiento.

Instrucciones para adelgazar tomando agua

  1. El truco para eliminar el hambre o la típica necesidad de picotear lo primero que sea y saltarse la dieta, es beberse un vaso de agua antes de cada comida. No es ninguna tontería y la verdad es que sí es útil. Si lo ponéis en práctica os daréis cuenta de cómo se os hincha el estómago y no tenéis la misma hambre. Ese es el objetivo. No comerás la misma cantidad de comida, reducirás el apetito y no tendrás ansiedad de comer por aburrimiento o ansiedad.
  2. Beber agua es excelente para hacer trabajar los riñones.
  3. A diario el mínimo que se tiene que beber para poder perder peso y adelgazar, está recomendado entre el litro y medio y los tres litros de agua.
  4. El agua consigue arrastrar las impurezas del cuerpo. Expulsa las toxinas y las grasas por vías fisiológicas. Irás al baño y así, irás perdiendo peso y adelgazando.
  5. Cuando tengas ganas de beber una copa, beber alcohol o beber una bebida con gas y/o azucarada, no caigas y bebe agua. Muchísimo más sano y sin calorías.
  6. Un truco adelgazante, que sirve para perder volumen, expulsar las grasas y elimina el volumen de la tripa y conseguir un mejor abdomen, es prepararse una bebida por la mañana. Se trata de prepararse un vaso de agua tibio y echarle un chorro de limón recién exprimido. Remuévelo y tómatelo. Pero el truco es hacerlo siempre, por la mañana. Recién despierto y media hora antes de desayunar.
  7. Con eso se consigue ir de manera regular al baño, algo que muchas personas cuando empiezan o siguen una dieta no tienen. Cuidado con las dietas muy restrictivas o basadas por ejemplo en las proteínas. Haciéndolo es posible que no bañas al baño y tengas estreñimiento. Añade a las comidas un poco de salvado de avena. Eso es mano de santo.
  8. Beber agua o echar mano de los litros de agua recomendados al día te puede dar el mismo resultado positivo.
  9. Otra manera de beber agua sin tener que ir a diario ingiriendo los dos o tres litros de agua mineral, es consumir frutas. La fruta por si no lo sabéis, contiene agua. No todas las frutas, pero muchas de ellas, sí.
  10. Las frutas que prácticamente son agua son la sandía con más de un noventa por ciento de agua. El melón, también está compuesto de agua (un noventa por ciento) pero cuidado, porque es un poco dulzón y tampoco es cuestión de pasarse (aunque tiene muchas vitaminas como la A, C, K). Las fresas también son agua y eso lo sabe poca gente. Buenísimas y sanísimas. Y encima, tiene como beneficio el calcio y la fibra (ayuda todavía más en épocas de adelgazamiento para ir al baño y deshincharnos).
  11. El pomelo es una fruta que no gusta a todo el mundo… pero debería. Porque es prácticamente todo agua y justo para la gente deportista o que practique deporte, les vine genial. Contiene electrolitos. ¿Qué son los electrolitos? Son minerales que están disueltos. Estos ayudan al cuerpo a recuperarse tras el ejercicio.
  12. La piña, es de las frutas más conocidas y más utilizadas en cualquier dieta o cuando se quiere perder peso. Está compuesta casi en su totalidad de agua. Es sabrosa, sana, diurética, saciante, etc. No engorda y también tiene vitaminas.
  13. El melocotón, es una fruta con más de un ochenta porciento de agua. Contiene minerales y vitaminas. La naranja, es una fruta llena de agua casi en un noventa por ciento. Conocidísima por contener una barbaridad de Vitamina C. Tan recomendada en todas las épocas del año, sobre todo en el invierno para evitar los resfriados y catarros.
  14. Las ciruelas también tienen casi un noventa por ciento de agua en su composición. Apenas tienen calorías, pero si vitaminas, minerales y tienen efectos laxantes. De hecho, cuidado. Porque abusar de las ciruelas puede dar más problemas que beneficios.
  15. El albaricoque no es de las frutas más conocidas por su alto nivel de agua. Pero es así. Tiene un ochenta y seis por ciento de agua en su composición. Muy sano. Entre sus muchos beneficios están las de ayudar y regular el colesterol, ayuda con el corazón, favorece el tono bronceado de la piel (en verano es un extra), etc.
  16. Las manzanas. De sobra conocidas, seguro que en algún momento que has hecho dieta, has comido esta fruta. O lo has comido para merendar y no picotear cosas que no son sanas… las manzanas son sanísimas, y están casi hechas de agua. Tienen fibra, son saciantes, tienen minerales, protege el sistema inmunitario y son muy frescas. Además, también refrescan la boca y el aliento.
  17. El agua que debe beberse para que de verdad nos aporte beneficios y nos ayude a adelgazar, es el agua mineral. No importa la marca… aunque si que es cierto que hay marcas que tiene más o menos sodio. Pero eso tampoco influye tanto como parece. En cambio, cuidado con utilizar y beber litros de agua con gas. Ya no es lo mismo… el agua con gas, al ser una bebida gaseosa, puede hinchar la tipa. Como queremos cuidarnos y adelgazar, no nos va a beneficiar en absoluto.
  18. Entre otros alimentos clave para incluir agua en la dieta, las ya mencionadas frutas, el yogurt (si, aunque es un lácteo es líquido, pero buscad los que sean sanos y no lleven azúcares), los pescados si es pescado blanco, contiene mucha agua. Más de un ochenta por ciento de agua. El marisco, casi contiene un ochenta por ciento, muchísimo más que otros alimentos como la carne blanca, como es el pollo. El pollo es muy sano y también contiene agua. Y el huevo, tan indicado en las dietas por su alto contenido en proteínas y por no engordar las claras del huevo, también contiene agua. Las hortalizas por supuesto, no las obvies. Rozan casi el cien por cien de agua. Algunas como es la lechuga, las espinacas, el apio, el pepino, el calabacín, los pimientos, las alcachofas, los espárragos, etc.
  19. Haz cenas ligeras o muy ligeras. Por ejemplo, purés de pepino, puré de calabacín, puré de espárragos… pescado a la plancha con verdura asada o a la plancha… cenas con nutrientes, pero con apenas calorías. Y siempre, antes de cada comida (comida y cena) un buen vaso de agua. Te darás cuenta de que casi ni te apetece comer porque estarás muy lleno/a con el vaso de agua.
  20. Si no te apetece beber agua sin nada porque te parece insulsa o te cuesta muchísimo beber agua, puedes hacer pequeños trucos para darle sabor al agua, pero sin aportar calorías. Por ejemplo, echa un chorro de limón recién exprimido. O unas rodajas de limón. Le dará un toque a limonada. Sano y sin calorías. O échale unas rodajas de pepino. O unas rodajas de naranja o pomelo… Para los más atrevidos podéis probar en echarle un poquito de jengibre, un poco de canela o incluso un poco de especies para darle un toque diferente. Si le echáis un poco de pimienta o tabasco estaréis contribuyendo a quemar más calorías. Porque el picante, ayuda a adelgazar. Eso sí, no es apto para todos los estómagos ni para todo el mundo. Sólo para los amantes del picante.

¿Que necesitas para adelgazar tomando agua?

  • Agua
  • Botella
  • Vaso

Consejos para adelgazar tomando agua

Ha quedado claro que beber agua, los litros mínimos diarios, aporta innumerables beneficios y que sí, si es verdad que ayuda a adelgazar. Pero que no sea agua con gas, debe ser agua mineral.
Aun así, no hace falta beber tres litros de agua diaria. También se puede combinar con alimentos que estén llenos de agua (todo ayuda y todo suma).

Por ejemplo, las frutas que ya os hemos comentado, las verduras, pescados… el té. Podéis tomar té, que teniendo encuentra que son agua, también se tiene en cuenta para poder adelgazar. El té verde para adelgazar es el más indicado, pero también podéis tomar el té de piña y así tener más beneficios. El té rojo también va muy bien para la retención de líquidos, pero cuidado con abusar de él. No es recomendable beber más de la cuenta. Más de dos litros no está recomendado.

Cuidado con las tonterías de hincharse a beber agua para adelgazar y llegar al final a ser contraproducente… una cosa es n beber nada de agua (que es igual de malo) y otra muy diferente, hincharse a beber como si no hubiese un mañana. Si te pasas con los litros, puedes incluso llegar a morir. Tan malo es que no funcionen los riñones, como que funcionen demasiado…

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.