A veces nos creemos en la obligación de perder unos kilitos de más para vernos más guapas o guapos frente al espejo, quizá porque tenemos un evento importante, como una boda o una fiesta a la que queremos asistir muy guapos. En otras ocasiones, cuando se acercan las fechas críticas en las que tenemos que lucir tipito, como es el verano, nos ponemos manos a la obra con la «operación bikini» para que nuestros cuerpos se vean perfectos en la playa o en la piscina comunitaria. No en vano le tenemos echado el ojo al socorrista (chico o chica) y queremos que fije en nosotros.

Te aconsejamos este artículo que también te puede interesar: Cómo Perder Peso Rápido y Seguro

Muchas veces, para conseguir estos propósitos nos dedicamos a hacer dietas salvajes que suelen ser más malas que buenas para nuestro organismo y, en general, para nuestra salud. Reconozcámoslo antes de seguir leyendo este post, lamentablemente las dietas milagro no existen. No obstante, estamos de enhorabuena, porque en este post te vamos a enseñar cómo adelgazar rápido sin necesidad de realizar dietas que resulten dañinas para ti a corto o largo plazo.
adelgazar rápido

¿Qué puedo hacer para adelgazar rápido?

Piensa que adelgazar rápido no es ningún juego. Si para lograrlo finalmente te decantas por algún tipo de dieta, lo que te sucederá es que cuando vuelvas a comer con normalidad sufrirás el temido efecto rebote. Es decir, que además de recuperar el peso que has perdido, lo duplicarás y te será más difícil perderlo en la siguiente ocasión.

En este post vas a aprender una serie de hábitos que te permitirán perder entre 3 y 5 kilos en aproximadamente 10 o 20 días, dependiendo de la dureza que apliques a los ejercicios y recomendaciones que encontrarás aquí. Además, si comienzas a desarrollar estos hábitos como una parte más de tu rutina, comprobarás con el tiempo, que además de no recuperar el peso perdido, tu salud y tu aspecto físico mejoran muchísimo.

Si ya estás preparad@ para ponerte manos a la obra, te recomiendo que te calces tus mejores deportivas, que te pongas un buen chándal y que comencemos con el entrenamiento. ¿Te apuntas?

¿Que necesitas para adelgazar rápido?

Qué vamos a necesitar para adelgazar rápido

  • Mucha fuerza de voluntad
  • Mantener los hábitos que vamos a indicarte a rajatabla. No te engañes a ti mism@ haciendo trampas. Si lo haces, tu cuerpo lo notará y se rebelará no queriendo perder esos antiestéticos kilos de más
  • Ropa deportiva o cómoda
  • Calzado deportivo
  • 1 hora de tiempo al día dedicada a hacer ejercicio. Sí, has leído bien, al día

Instrucciones para adelgazar rápido

Paso a paso para adelgazar rápido

  1. Mejora tu alimentación. Seguramente parezca una obviedad, pero lo primero que has de hacer es corregir tu alimentación. Una forma de perder peso de manera sana y responsable es saber el número de calorías que tenemos que consumir conforme a nuestra edad y sexo. Tienes muchas aplicaciones para el móvil que te permiten ponerte al día sobre estos detalles y que además te indican las calorías que contienen los alimentos para que no te pases. Si quieres que tu alimentación triunfe, tienes que eliminar prácticamente del todo el consumo de dulces y snacks. No piques chocolate entre horas, olvídate de tomar unas patatitas fritas de bolsa a media mañana… en fin, ese tipo de hábitos que, además, en vez de quitar el apetito ¡lo abren todavía más! Aumenta la ingesta de frutas y verduras. ¿Sabes eso que dicen de que hay que comer 5 piezas al día de estos alimentos? ¡Pues es cierto! Es más fácil de lo que parece. Por ejemplo, si te entra hambre entre horas puedes tomar alguna pieza de fruta para paliarlo.adelgazar rápido
  2. Se estricto con los horarios de comida. Es muy importante, igual que controlar el tipo de alimentos y las calorías que ingerimos a lo largo del día, ser consecuentes con los horarios de comida. El picar entre horas es uno de los peores hábitos que podemos adquirir, aunque si sentimos la imperiosa necesidad de hacerlo y no somos capaces de controlarlo, podemos paliar esta especie de adicción con la ingesta de frutas. No obstante, puedes evitarlo si acostumbras a tu cuerpo a comer 5 veces al día. Es decir, desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. La idea es reducir las cantidades que se consumen en cada toma, siendo las más fuertes la del desayuno y la comida. No te saltes ninguno de los horarios porque de lo contrario lo que conseguirás es engordar. Además, intenta que la última comida del día, es decir, la cena, no sea ni excesivamente abundante ni excesivamente tardía. Piensa que el cuerpo ha de quemar todo lo que consumas durante la noche, lo cual es bastante complicado porque no realizamos ningún a actividad física entonces. Por este motivo, cuanto más ligera sea la cena (por ejemplo, un sándwich de pavo y un yogur natural), más fácil le resultará a nuestro organismo digerirla.adelgazar rápido, comida sana
  3. Reduce los aliños, el consumo de pan y la sal en tus comidas. Además del azúcar y los dulces, tal y como hemos indicado en el punto 1, también es importante controlar el consumo de aceite. Al cocinar intenta reducirlo al máximo para que la comida resulte menos grasienta. Elimina todo lo que puedas los fritos y los rebozados de la ecuación y reduce la sal en tus comidas. La sal retiene líquidos y sube la tensión, así que acostúmbrate a tomarla con moderación. Además, intenta evitar el pan más que las salsas en tus comidas. Si lo piensas bien, las salsas no son tan peligrosas si no tenemos pan con las que mojarlas. De todas maneras, si tus salsas están hechas a base de verduras trituradas y no contienen natas, ¡adelante con ellas! Empapa bien tus alimentos y cómelas con ganas.
  4. Bebe muchos líquidos. Para evitar retener líquidos y que la circulación funcione bien, es importante beber por lo menos 2 litros de agua al día. Lucharemos de este modo contra la deshidratación y conseguiremos que nuestro cuerpo funcione mejor. Si no eres muy amante del agua a secas, puedes tomar en su lugar infusiones. El té verde es un quema grasas estupendo y acelera el metabolismo además de mantenerte despierto. Puedes prepararte una botellita de litro y medio todas las mañanas e ir bebiéndola poco a poco a lo largo del día. Además de ayudarte a adelgazar, te saciará debido a su sabor. Si necesitas echarle azúcar, utiliza azúcar moreno o un edulcorante.
  5. Muévete más. Es muy complicado con el tipo de vida que llevamos actualmente aumentar el nivel de ejercicio a realizar, pero es muy importante si queremos adelgazar, tonificarnos y mejorar nuestra salud a ojos vista y de forma rápida. El que nos cueste no quiere decir que tengamos que aceptar vivir una vida completamente sedentaria como suele ser a la que estamos acostumbrados. Si lo piensas, al final nos dedicamos a despertarnos, ir al trabajo a toda prisa porque llegamos tarde y a volver a casa cansadísimos. Pues bien, siento decirte, que no puedes dejarte llevar por la apatía. Pon en marcha tu fuerza de voluntad y márcate objetivos reales. Por ejemplo, si vas a trabajar en transporte público, no uses las escaleras mecánicas. Si puedes hacer parte del camino hasta tu oficina andando, ¡hazlo!, verás que te despeja la mente y te ayuda a tomar el día con más calma. Sal un poco a estirar las piernas a la hora de la comida y por supuesto, el ascensor ha quedado prohibido para siempre. Si trabajas o vives en un 11, puedes hacer la mitad del camino andando y la mitad en ascensor hasta que cojas algo de fondo.
  6. Practica una hora de deporte al día. Sé que suena fatal si eres algo perezoso, ¡pero es imprescindible hacerlo! Por suerte, podemos aceptar que utilices esa hora para caminar todos los días. De hecho, caminar es uno de los deportes más completos que puedes realizar. Mejora tu resistencia y tu sistema cardiovascular. Comienza tus rutas a velocidad media y ve aumentándola conforme pasen los días. Piensa que no debe de ser un paseo en sí, sino que la idea es quemar grasas, así que has de forzar un poco el ritmo. Si realizas esta actividad todos los días, te aseguro que los kilos desaparecerán de tu cuerpo más rápido de lo que piensas.practica deporte para adelgazar
  7. Practica natación. Otro de los deportes recomendadísimos para perder peso es la natación. Hoy en día prácticamente todos los municipios tienen un polideportivo con piscina cubierta donde puedes aprender a nadar o hacerte unos largos. Los horarios son bastante dilatados. Normalmente las piscinas permanecen abiertas hasta las 21.30, en algunos lugares incluso hasta las 22.00, por lo que no puedes poner la excusa de los horarios para no hacerlo. No obstante, si caminas todos los días una hora como hemos dicho en el punto 3, puedes dedicar los fines de semana a la piscina. Pronto adquirirás este hábito y además, puedes ir acompañada de tus familiares y amigos. Te relajará y moldeará tu cuerpo a la vez, así que matarás dos pájaros de un tiro ¿Qué más se puede pedir?Cómo adelgazar rápido

Consejos para adelgazar rápido

Últimas recomendaciones sobre cómo adelgazar rápido

Lo que te recomendamos encarecidamente desde doncomos es que cuides de tu alimentación los 365 días del año. No caigas en la tentación de realizar falsas dietas milagrosas, pues ninguna funciona y todas tienen en común el temido «efecto rebote». Por desgracia, no es precisamente este efecto lo peor de este tipo de dietas. Lo normal es que empeores tu salud y si las realizas durante largas temporadas de tiempo puedes terminar empeorando los niveles en sangre correctos o incluso algunos órganos vitales.

¿Te ha gustado?
17 usuarios han opinado y a un 94,12% le ha gustado.