La sociedad actual es cada vez más exigente con su aspecto físico y la figura que muestran al resto. Por esta razón, muchos optan por llevar a cabo una dieta especial o un plan de tratamiento para adelgazar. Quieren mostrar sus mejores galas en una cultura cada vez más condicionada por la imagen que proyectan al mundo. De hecho, existen muchos remedios caseros para bajar de peso.

Por ello, si uno de tus objetivos es perder aquellos kilos que tanto crees que te sobran, te proponemos un plan para conseguirlo. Es especialmente recomendable si te gustan las infusiones como el té. De hecho, vas a adelgazar con té verde.

¿Qué es el té verde?

A buen seguro que has oído hablar del té, quizás no del verde ni tampoco conocías aquellas propiedades que te permiten perder peso de una forma sencilla. Como la mayoría de las especies, proviene de Oriente Medio y fueron introducidas en Europa bastantes años después. De hecho, hasta que algunos conquistadores europeos, como Alejandro Magno, no invadieron Mesopotamia, poco se conoce de esta zona. Las hojas de té verde guardan algunas diferencias con las de té negro. Éstas se consideran más naturales ya que no se someten a ningún tipo de proceso a diferencia de las demás.

De forma habitual se produce en China, Japón y el Vietnam y es menos conocido en Europa, que son más aficionados al té negro. Su historia limita su consumo, durante gran parte de la Antigua China, a las clases elitistas. De hecho, hasta la posterior caída del imperio mongol y la llegada de Marco Polo a sus dominios, el precio del té verde no se redujo para hacerlo posible para también las clases más humildes. Su descubrimiento también marcó un antes y un después para todos los exploradores europeos en la época colonial.

Durante estos viajes, muchos perdían la vida por culpa del escorbuto, una enfermedad que se caracteriza por la ausencia de algunos nutrientes básicos en el cuerpo. Precisamente, una de las propiedades principales del té verde es la presencia de vitamina C que permitía aportar una mayor cantidad de defensas a todo el mundo que se lo tomaba. Además, también se pueden encontrar múltiples tipos de té que se diferencian por su origen de fabricación.

De hecho, no olvides que actualmente existen grupos de personas que prefieren el japonés o el chino. Tampoco olvides, que además de adelgazar como verás a continuación, también te ofrecen beneficios de tipo cognitivo tales como mejorar algunos procesos como la memoria, entre otros.

Beneficios de adelgazar con té verde

Con todo, el té verde te aporta numerosos beneficios, entre los que se incluye llegar de una forma saludable a nuestros objetivos de pérdida de peso y bajar el azúcar. Algunos de los más destacados son:

  • Mejorar la autoestima. Obviamente, contar con la figura que queremos nos aporta una mayor seguridad a nivel personal. Esto permite que mejore nuestra autoestima y, por tanto, seamos más felices en nuestro día a día.
  • Favorecer otro tipo de estímulos. Como hemos mencionado anteriormente, el té verde, además de permitir la pérdida de peso, también ayuda a que el cerebro y todo lo que le rodea pueda funcionar de una mejor forma.
  • Permite relajarse. El té, como diferentes tipos de infusiones, aporta una dosis de relajación y paz que también nos viene bien, especialmente para todas aquellas personas que son nerviosas. Sin duda, un buen momento también social que se puede compartir.
  • Estimula una dieta saludable. Todo tipo de infusiones están dentro de un estilo de vida zen y saludable. Sin duda, una vez conseguido nuestro objetivo de pérdida de peso también nos facilitará mantener la figura.

Cómo adelgazar con té verde

Además de proporcionar un excelente sabor, el té verde también cuenta con algunas propiedades que favorecen la quema de grasas. La teína es una de las responsables que nos va a permitir recuperar aquel peso que tanto anhelamos y que tan complicado nos puede ser los métodos convencionales. De hecho, es realmente importante siempre buscar métodos que favorezcan un estilo de vida saludable. Muchos nutricionistas pueden recomendarte sistemas realmente agresivos, mediante dejar de consumir algunos tipos de nutrientes realmente importantes.

Recuerda que los hidratos de carbono son la gasolina que necesita nuestro cuerpo. Al final del día, si hemos ingerido más hidratos de los que hemos consumido conseguiremos una subida de peso, y viceversa. Por ello, es importante consumir los que realmente necesitemos, y no más de la cuenta. El té verde es el complemento perfecto ya que las propiedades de su ingestión te permiten acelerar la quema de grasa en el abdomen y esculpir el cuerpo que has deseado. Sin embargo, no deja de ser básicamente eso: un accesorio.

Es necesario que hagas deporte de forma regular y comas de forma saludable para poder cumplir los objetivos que te habías planteado inicialmente. Además de la teína, la catequina también nos permitirá acelerar la quema de grasas de una forma totalmente sana y que tenga efectividad. Otra de las particularidades de este tipo de tratamiento es la ausencia de riesgos a nivel cardiovascular que puede conllevar algún tipo de problema a nivel de salud.

Ayuda a todas las personas con retención de líquidos

A buen seguro que alguno se sentirá identificado. La retención de líquidos es uno de los problemas más comunes que podemos encontrar en nuestro organismo. Por ello, el té verde también es realmente recomendable gracias a su propiedad diurética. Elimina las diferentes toxinas que podemos tener en nuestro cuerpo y, por tanto, también mejora nuestro estado de salud.

Por esta razón, no dudes en incorporar un té verde a tus hábitos diarios. ¿Cómo? De una forma realmente sencilla. Es realmente común tomarse un café cada mañana. Muchos buscan esas propiedades excitantes que les permiten mantenerse despiertos. No obstante, no olvides que a largo plazo acaba siendo perjudicial para la salud. Por esta razón, es recomendable cambiar el café por un té verde, que te proporcionará muchas más ventajas que el café en si. Eso si, si sufres algún tipo de problema de tensión, este tipo de bebida podría estar contraindicada. Por ello, acude a un médico antes de iniciarte.

Ya has decidido tomar té verde para perder peso. Te damos la enhorabuena, aunque también debes tener en cuenta que una de las formas más efectivas de sacar provecho a sus capacidades de quema de grasa no es otra que tomarla después de cada comida. Una vez hayas terminado de comer o de cenar, tómate con calma una taza de té verde. Es ideal para relajarte mientras ves tus series favoritas o disfrutas de alguna película. También puedes utilizarla en cualquier evento social como parte final de algún tipo de comida. Por la noche no olvides dejar pasar un mínimo de dos horas antes de meterte en la cama. En caso contrario, podrías llegar a sufrir insomnio.

El mercado también te ofrece diferentes formas de consumir el propio té verde. Puedes hacerlo en polvo o a través de cápsulas. Por ello, si sigues un buen plan nutricional, haces deporte de forma constante y lo acompañas con la ingesta de té verde conseguirás grandes resultados en poco tiempo. Sin duda, es una brillante forma de adelgazar de una forma natural, sana y además acabar convirtiéndolo en un estilo de vida.

¿Te ha gustado?