Una de las plantas medicinales más conocidas para muchos remedios, entre ellos el ayudar a adelgazar, es el jengibre. Una planta aromática medicinal.

El jengibre es una planta que tiene múltiples beneficios para la salud. No sólo se le conoce por sus múltiples beneficios para adelgazar y ayudar con la pérdida de líquidos y volumen, también va bien contra los resfriados, es antioxidante, antiinflamatoria, antiséptica, mejora la circulación de la sangre, ayuda y favorece las piernas cansadas, mejora las digestiones, si tienes problemas con las piedras de riñón te ayudará a eliminarlas, te ayudará con las digestiones, la acidez, la pesadez, y un largo etcétera.

Esta planta, mezclada con otras o con frutas, puede convertirse en una bebida súper útil (dependiendo de los beneficios que busques y/o necesites), pero también si lo prefieres, puedes tomarla sola o a trozos. Te lo contamos.

Instrucciones para adelgazar con Jengibre

  1. El jengibre, a priori puede no gustar a todo el mundo o parecerle un sabor raro. Es un poco extraño de describir… pero diremos que se trata de un sabor que tira a picante.
  2. La parte picante de esta planta es la raíz. La raíz es bastante picante, así que también sirve para condimentar los platos y darle un sabor especial y diferente.
  3. Esta planta aporta muchas vitaminas. Tiene vitaminas, contiene minerales, aminoácidos.
  4. Preparar con esta planta un té, viene genial porque es muy diurético. Por tanto, te ayudará o será tu aliado para adelgazar.
  5. Uno de los beneficios que tiene el jengibre es que tiene entre sus virtudes acelerar el metabolismo. Por tanto, haciendo esto, tu cuerpo gasta más energía y, en consecuencia, se gastan más calorías y se pierde más peso (de manera más rápida).
  6. Si preguntáis o queréis saber cuanto peso se puede perder por beber como infusión un poco de jengibre, no podemos darte una cantidad exacta. Sería incoherente… todo dependerá del modo de vida que lleves. No es lo mismo una vida sedentaria a una persona que hace ejercicio o se intenta mantener.
  7. Otro factor para tener en cuenta, los kilos que te sobren. Y tu alimentación. Por sí sola, esta planta ayuda. Pero tienes que ser coherente… sólo por beberla no va a hacer milagros. Debes comer sano, variado, dejar el azúcar, no beber alcohol, no beber bebidas con gas, no comer bollería, no comer embutidos y grasas, etc.
  8. Aun así, mucha gente es la que comenta que puede llegar o ha perdido, hasta un kilo o dos kilos a la semana. Obviamente, todo combinado con ejercicio y llevando una alimentación sana. Pero si quieres adelgazar, bien merece la pena.
  9. Este tubérculo que pasa tan desapercibido está lleno de sorpresas. Como contener vitamina B, vitamina c, calcio, cromo, aluminio y hasta fósforo. Merece la pena, si no lo habéis probado antes, darle una oportunidad. Alomejor no te gusta bebido, pero te puede convencer si lo mezclas con otros ingredientes o lo tomas en ensaladas.
  10. Si no eres muy fan de los tés o no te convence en absoluto tomarte bebidas en caliente o frías, porque no te sabe muy bien y te cuesta tomártelo, puedes también tomarlo de la siguiente manera. Está bebida, está comerlo y está la opción de rallarlo y comerlo así, rallado o en polvo. ¡Desde luego, no será por opciones!
  11. Se puede preparar té con jengibre y canela para ayudar a perder peso. El sabor de la canela es buenísimo y, además, ésta tiene muchos beneficios. Es un excelente quemador de grasas puesto que la canela, también ayuda a perder peso. Huele muy bien y sabe genial. Para prepararlo sólo necesitarás agua y ponerla a calentar. Añádele la canela i el jengibre. Cuando esté caliente (déjalo diez minutos) y sírvetelo cuando esté templado.
  12. Cúrcuma con jengibre. Otra opción que te ayudará a perder peso, pero también tiene la función de poder regularte a nivel hormonal y también ayuda a prevenir las inflamaciones y mejorar la circulación. Para prepararlo, realízalo del mismo modo que se hace con la canela.
  13. Otra receta jengibre con piña. La piña también es una fruta muy diurética, ayuda con la pérdida de líquidos, a perder volumen y quema grasa. Para prepararlo, coge la piña y lícuala. Añádele unos trocitos de jengibre. Mézclalo todo bien y bébetelo tal cual. Eso sí, si el gusto no te convence, no puedes echarle azúcar porque perderás los beneficios y no adelgazará. En su lugar, sí puedes echarle canela, menta, sacarina o una pizca de miel. En muchos casos, también se toma con mucho hielo y así puedes tomártelo en verano o en épocas de calor como una bebida más e ir perdiendo peso y cuidarse.
  14. Para beber sólo jengibre puedes tomarlo sin problemas y sin necesidad de mezclarlo con nada. ¿Cómo hacerlo? Coge agua, échale el jengibre y ponlo a hervir. En cuanto haya pasado entre cinco y diez minutos, retira del fuego y cuela esa agua. Cuando esté tibio, pero sin quemar o frío, tómatelo. Puedes incluso, añadirle trozos de jengibre en la bebida o bien, prepararlo y echar a rodajas o trozos en las ensaladas.
  15. Si a parte de adelgazar, también practicas deporte, seguramente, no sabréis que tomar jengibre ayuda y mucho con los dolores musculares. Los mantiene más fuerte. Así que si hacéis deporte y además, os dejáis la piel en ello, tenerlo en cuenta.
  16. No pienses que te costará mucho poder hacerte con este tubérculo. Lo venden en todos los supermercados, en los mercados, en herboristerías… aunque en las herboristerías suele ser más caro.
  17. Intenta no pasarte con la cantidad que tomes. Recuerda que un poco, ayuda. Pero que, si te pasas, puede ser contraproducente. Como mucho no tomes más de cuatro tazas diarias.
  18. Siempre hay que tener en cuenta que todo hay que hacerlo con cabeza. No se puede estar tomando jengibre para adelgazar y añadirle, por ejemplo, azúcar para endulzar. Se pueden echar frutas o endulzar con menta o cosas sanas, pero tened cabeza…
  19. El deporte, es básico. No sólo con tomar té con jengibre será suficiente para perder peso. No. Hay que estar activo, hay que hacer vida activa, hay que hacer ejercicio. Muévete. Sal a caminar, aunque sea, practica el ejercicio que más te guste o sube y baja escaleras. Cualquier tipo de ejercicio te ayudará más a perder peso, a tonificar, a perder volumen, eliminar poco a poco la grasa, etc.
  20. Los malos hábitos hay que controlarlos y eliminarlos. Alomejor te crees que por una cervecita al día no pasa nada y la copita de vino para la cena o la comida… si lo sumas a diario, echa cuenta de las calorías que estás ingiriendo para nada… para echar al traste la pérdida de peso. Olvídalo. Deja el alcohol. Cuando termines de adelgazar y estés en tu peso deseado, podrás beberte una copita de vino. En su lugar, abusa del agua. Te hidratará, te limpiará el organismo, te quitará la sed, te ayudará a limpiar el organismo y eliminar las toxinas…
  21. Las comidas a partir de ahora, cámbialas y hazlo lo más sano posible. Evita al máximo el aceite. Olvida y destierra los fritos. Usa métodos como el horno, el microondas, el vapor, la barbacoa, la plancha, etc.
  22. La comida del tipo industrial debes evitarla. Sólo te aportarán azúcares, grasas malas y al poco de comer, volverás a tener hambre. Por eso es un ciclo vicioso. Comes, pero al poco rato, vuelves a tener hambre… y, además, crean adicción por la cantidad de azucares. En vez de añadir azúcar, cámbialo por sacarina o sacarosa, incluso con un poco de miel. Sin pasarse no es malo.
  23. Date un tiempo. No pretendas empezar a perder todos los quilos que has cogido en años o meses, en sólo una semana o quince días. No es que sea imposible, pero desde luego, sí que es insano. No juegues con tu salud, porque el cuerpo tiene memoria. Ve poco a poco… te aseguro que, si haces todo lo que hemos comentado en este artículo, al mes, ya deberías notar pequeños cambios. Tal vez no se te refleje en la báscula, pero si te fijas en la ropa, seguramente te quede un poco holgada del vientre y si te tomas medidas, es más que probable que te lleves una grata sorpresa. La báscula es sólo para llevar un control, pero no es ni de lejos, lo más fiable. Es posible que ganas músculo y la báscula pese más, pero a simple vista, estés más delgado/a porque estés perdiendo grasa.

¿Que necesitas para adelgazar con Jengibre?

  • Jengibre.
  • Limón.
  • Menta.
  • Mucho hielo.
  • Sacarina o sacarosa.
  • Agua.
  • Una olla, para calentar el agua.
  • Un cuchillo.

Consejos para adelgazar con Jengibre

Aunque esta planta es muy buena para el cuerpo y perder peso y así adelgazar. También tiene su letra pequeña. Hay que tener mucho cuidado con tomar más cantidad de la cuenta… no todo el mundo puede tomárselo. Hay que averiguar antes de tomarlo, si en tu caso, puedes o no.

A las personas que se les desaconseja tomar el jengibre, son las personas que tienen problemas con la coagulación de su sangre. De tener problemas, si tomas mucha cantidad de esta planta, puedes tener serios problemas con las hemorragias.

¿Te ha gustado?