Bajar de peso tomando L-Carnitina

Hoy día cada vez son más las personas que deciden llevar una vida fitness. Este estilo de vida está asociado con una dieta equilibrada, una rutina de ejercicios constante, un cuerpo 100% tonificado y el consumo de suplementos importantes como la L-Carnitina.

Esto se debe a que cada vez se le da más importancia a la apariencia personal. No obstante, no podemos negar los beneficios que reporta abstenerse de los excesos, controlar los llamados antojos y ejercitarse a diario. Quienes se dejan llevar por esta rutina afirman que se sienten mejor, más activos y con más energía, son capaces de realizar más actividades en el día y hasta duermen mejor.

Por esta razón, es importante no descartar por completo el hecho de llevar una vida más saludable. En medio de este mundo, encontramos una gran cantidad de dietas y suplementos alimenticios que favorecen la quema de grasa y la pérdida de peso. El dilema está en determinar cuál es el mejor para nosotros, ¿hay alguna manera de saberlo? ¡Por supuesto que sí!

L-Carnitina

La opción más viable es visitar a un nutricionista. Por ser el experto en la materia, es quien está más capacitado para determinar qué es lo más beneficioso para nuestro organismo. Asimismo, tomará en cuenta factores como nuestra edad, peso, antecedentes médicos y otros, para acertar en su decisión.

Otra opción es investigar un poco sobre los beneficios y las contraindicaciones de algunos de estos suplementos. Uno de ellos es la L-Carnitina, ¿habías escuchado de ella? Probablemente no, si apenas comenzarás a incursionar en el mundo fitness. Por eso, te vendría muy bien seguir leyendo este artículo.

Acá podrás enterarte de lo que es la L-Carnitina, cuál es su función y su importancia para nuestro organismo. Al mismo tiempo, conocerás cuál es la manera correcta de tomarla para favorecer la pérdida de peso. Veámoslo ahora mismo.

Instrucciones

L-Carnitina

Se trata de una sustancia que produce nuestro propio cuerpo y que se sintetiza en el hígado y el riñón mediante otros aminoácidos como la lisina y la metionina. Esta sustancia se conoce como una excelente herramienta para quemar la grasa.

Hoy día ha cobrado gran popularidad dentro del estilo de vida fitness, ya que se han valido de los suplementos de esta sustancia para aumentar los niveles en personas cuyo nivel natural es muy bajo o insuficiente. También lo utilizan para perder peso y para quemar grasa, tal como lo hemos mencionado anteriormente.

De hecho, es considerado como un suplemento básico y es usado por experto en fisicoculturismo, atletas y por las personas que tienen el deseo de perder peso y ganar masa muscular para lucir mejor. De manera que puede ser considerado como un gran aliado en la lucha contra el sobrepeso.

No obstante, hay que tener presente que no se debe tomar según nuestro criterio propio. Existen dosis que no se deben exceder. Veamos cuáles son.

Dosis

L-Carnitina

La dosis estándar para la L-Carnitina es entre los 500 y los 2000mg al día. La primera dosis del día será de 500mg y debe administrarse con el estómago vacío, antes de comenzar tu actividad física, así tu cuerpo la absorberá mucho más rápido.

Asimismo, te brindará mayor resistencia y más energía durante tu rutina de entrenamiento para quemar grasa. Esta es una dosis que se considera totalmente segura, la cual puede ayudar a tu cuerpo a adaptarse a este aminoácido.

Luego de una semana, cuando haya terminado esta fase inicial, podrás hacer los ajustes necesarios para una dosis más alta. Lo recomendable es una dosis entre 1000 y 1500 mg por cada sesión de entrenamiento.

Pero, ¿cuáles son algunos de los beneficios de la L-Carnitina? De ello estaremos hablando ahora mismo.

Que Necesitas

L-Carnitina

La L-Carnitina tiene muchos beneficios, en especial para aquellas personas que desean adelgazar rápidamente. Entre sus beneficios podemos mencionar los siguientes:

  • Favorece la quema de grasa rápidamente. Algunos estudios recientes mencionan que funciona para mejorar el rendimiento atlético. Incluso, puede aumentar hasta un 51% la capacidad del cuerpo para quemar la grasa.
  • Ayuda a vencer la fatiga. Es muy útil para disminuir la fatiga y par aumentar el rendimiento bajo un entrenamiento intensivo. Se considera que, quienes toman L-Carnitina, son capaces de entrenar un 25% más en el gimnasio, que aquellas personas que no lo toman.
  • Permite comer carbohidratos sin aumentar de peso. Cuando se consume este suplemento a diario es capaz de disminuir el efecto de los carbohidratos en el cuerpo. Un estudio encontró que las personas que usan L-Carnitina no ganaron masa muscular, a pesar de haber consumido unas 640 calorías adicionales en carbohidratos. Mientras que, quienes no la usan, ganaron unas 5 libras de grasa muscular.
  • Reduce el dolor muscular. Con tal solo consumir uno o dos gramos de esta sustancia al día, ayuda a reducir, de manera significativa, el daño muscular que causa una rutina de entrenamiento. Además, mejora la recuperación del cuerpo y disminuye el calambre y dolor muscular.
  • Mejora el flujo sanguíneo en los músculos. Gracias a que se produce u aumento en el flujo sanguíneo en los músculos, se distribuyen mejor y en más cantidad los nutrientes y las hormonas en tu cuerpo, durante el ejercicio. Por otra parte, reduce el daño de oxidación en el óxido de nitrógeno del cuerpo. Lo que trae como resultado el incremento de la energía durante los entrenamientos y poder contar con una mejor circulación en general.
  • Incremento de la testosterona. La L-Carnitina aumenta la cantidad de receptores de testosterona, dentro de las células musculares, en los hombres. Ahora bien, mientras más receptores se tenga, mayor será el estimulo del crecimiento y de la fuerza muscular.

La L-Carnitina también mejora la resistencia ósea, acelera tu metabolismo, aumenta la fertilidad masculina, mejora la construcción muscular, entre muchas otras cosas. Por eso, es recomendada por muchos. Sin embargo, antes de tomar una decisión definitiva, es importante que conozcas la otra cara de la moneda.

Consejos

L-Carnitina

La L-Carnitina no se considera una sustancia peligrosa. Sin embargo, es necesario tener presente que hay personas que son más sensibles, a este compuesto, que otras. En este caso, pudieran presentarse algunos efectos secundarios.

Por ejemplo, erupciones cutáneas, diarrea, ardor en el estómago, vómito, mucha sudoración, náuseas, caída del cabello, cambio en el olor corporal, insomnio, euforia, nerviosismo, depresión, entre otras reacciones.

Por lo general, cuando se presentan estos síntomas son leves y desaparecen, de forma paulatina, cuando dejas de tomar el suplemento. Esto, ya que aún quedan residuos de ella en el organismo. Poco a poco irás sintiéndote mejor hasta que desaparezcan por completo los efectos secundarios.

Puesto que se presenta un aumento en el metabolismo, las personas que sufren de ansiedad o se excitan con más facilidad deben tomar algunas precauciones antes de tomar cualquiera de estos suplementos dietéticos destinados a la eliminación de la grasa localizada.

Tal es el caso de las personas que tienen problemas con la cafeína. En vista de que la L-Carnitina favorece al aumento de la energía, también podría nerviosismo. En caso de padecer de estos episodios, de forma eventual, lo más recomendable es que te abstengas de usar este suplemento.

L-Carnitina

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que se pueden presentar efectos secundarios asociados con la pérdida de cabello. Estos se producen en un porcentaje que se encuentra entre el 0.8% y el 1%. No obstante, esto también es temporal, es decir, al dejar de usar el suplemento, el cabello volverá a nacer y crecerá con total normalidad.

Este producto puede encontrarse en diferentes presentaciones: en polvo, en pastillas, cápsulas, comprimidos, inyectable, etc. Hoy día es muy habitual que se compre en estado líquido, en vista de que su absorción es mucho más rápida. Pero, aún en este estado tendrás que luchar con los efectos secundarios.

Asimismo, es mucho más eficaz si se inyecta, pero los efectos secundarios serán mucho más potentes y se presentarán más rápido, lo cual la convierte en una opción más peligrosa. Por otra parte, también es necesario que estés al tanto de cuáles son las contraindicaciones de este suplemento. Veamos algunas.

Contraindicaciones

L-Carnitina

Ten en cuenta que, aunque se trata de una sustancia muy beneficiosa en la lucha de la grasa localizada, también tiene sus contraindicaciones, entre ellas encontramos:

  • Las enfermedades vasculares.
  • La hipertensión arterial.
  • La cirrosis hepática.
  • El embarazo.
  • La lactancia.
  • La diabetes.
  • Los pacientes con tratamiento de hemodiálisis.

En el caso de las personas que sufren de enfermedades vasculares u otras asociadas al corazón, deben evitar esta sustancia, ya que se puede presentar un aumento de la actividad y rendimiento de la metabolización de las grasas. Este también es el caso de las personas que sufren de desarreglos en la presión arterial o diferentes dolencias en el hígado.

Estas contraindicaciones están especialmente marcadas para este tipo de personas, ya que podrían tener un cambio funcional en el organismo y, sus dolencias podrían terminar viéndose afectadas, teniendo un efecto rebote y complicándose.

Cuando se está en períodos de lactancia y durante el embarazo, no es recomendable su consumo, a menos que haya sido prescrito por un especialista. Los efectos secundarios se presentan de la misma manera tanto en hombres como en mujeres. Debido a que durante el embarazo se presentan cambios hormonales importantes, la composición de la leche materna puede modificarse y, por lo tanto, la salud del bebé puede verse comprometida.

En cuanto a las personas con diabetes, deben tener especial cuidado con su uso, ya que pueden surgir subidas y bajadas en los niveles de glucosa en la sangre y, estas modificaciones pueden llegar a causar más efectos secundarios que beneficios.

Algunas precauciones

L-Carnitina

Es importante que prestes mucha atención a la información que suele acompañar a este tipo de productos. Léela con detenimiento hasta que comprendas bien cómo debe ser administrada. Haz esto siempre que compres algún suplemento.

De esta manera podrás asegurarte de no ser alérgico a alguno de los ingredientes que lo componen, en vista de que esto puede causar reacciones inesperadas. Para prevenir algunas reacciones masivas como sarpullido, alergias u otras, lo mejor será tomar la primera dosis en menor cantidad.

Por otra parte, 24 horas después de haber tomado la primera dosis, si no presentas ninguna reacción alérgica, entonces puedes comenzar a tomarla, siguiendo siempre las indicaciones que trae.

Es bueno que siempre consultes a un especialista o profesional de la nutrición sobre tu plan para la pérdida de peso. En caso de que seas un deportista de alto rendimiento, tal vez sea recomendable adaptar tu dieta para obtener mejores resultados. Ten en cuenta que evitar algunos alimentos puede ayudarte a mejorar o reducir tu porcentaje de grasa corporal.

En caso de que presentes algún síntoma o malestar de los que se han descrito, lo más recomendable es que suspendas su uso y visites a u médico lo antes posible para que revise si se ha presentado algún tipo de reacción y saber cómo se debe proceder para evitar posibles complicaciones.

 

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.