El secreto para perder peso está en quemar de calorías. Pero ¿cómo es posible conseguir esto sin matarnos en el gimnasio? Otra duda común que nos asalta es por qué hay personas que adelgazan sin el mínimo esfuerzo mientras que otras se enfrentan a un verdadero desafío cuando deciden perder algunos kilos.

La explicación a todo esto se encuentra en que no todos los cuerpo son iguales. Hay personas cuyo metabolismo funciona muy deprisa y rápidamente gastan las calorías que ingieren. Mientras que otras personas, por el contrario, tienen un metabolismo más lento.  

Dicho esto, efectivamente, acelerar el metabolismo para bajar de peso es una opción bastante eficaz. Y lo mejor es que hay maneras de conseguirlo. Hoy vamos a explicarte algunas de estas maneras de acelerar tu metabolismo. Evidentemente, vamos a ofrecerte las opciones saludables para poner en marcha tu maquinaria y activarte aumentando la velocidad de tu metabolismo sin poner en riesgo tu salud.

El tipo de alimentos que consumes, la hora en la cual tomas los alimentos, y hasta el modo de cocinarlos y de tomarlos repercute en este asunto. Así que no olvides tomar nota de todo. A partir de ahora, adelgazar para ti será mucho más sencillo, si poner en práctica nuestros consejos.

¿Que necesitas para acelerar el metabolismo para bajar de peso?

  • Controlar tu dieta.
  • Conocer qué tipo de calorías tiene cada uno de los alimentos que tomas.
  • Establecer un horario de comidas más eficiente.
  • Distribuir las comidas en varias veces al día.
  • Introducir en tu dieta algunos alimentos nuevos.
  • Conocer los alimentos que contienen calorías negativas.

Instrucciones para acelerar el metabolismo para bajar de peso

Lo primero que necesitas saber es que saltarte una comida nunca te ayudará a perder peso. Sé que esto lo habrá escuchado ya antes, pero es que es verdad y nunca nos enteramos. Si piensas que por no desayunar irás más ligera, lo cierto es que estarás provocando que tu organismo funciones más lento. El consumo de energía será más lento, así que lo único que lograrás será matarte de hambre, sentirte agotada y, tu báscula lejos de agradecértelo se resentirá.

El ayuno lo que hace es que el cuerpo deciden reducir su intensidad de funcionamiento. Con el fin de no quedarse sin energías, las va reservando. Si tu cuerpo reserva energías entonces no adelgazas.

¿Has escuchado alguna vez eso de que una persona se ha quedado estancada en una dieta? Se refiere básicamente a esto. Cuando tu cuerpo se acostumbra a recibir x calorías, se adapta a ellas. Por eso hay personas que mantienen su peso y ni suben ni bajan kilos. Cuando te pones a dieta, los primeros kilos los pierdes a gran velocidad, pero luego cada vez te cuesta más. Es por esto, porque tu cuerpo ya se ha acostumbrado y ahorra energías.

La solución a la que recurren algunos nutricionistas y algunos deportistas en estos casos, eso sí, llevando una dieta muy controlada, es a darse un día de regalo para comer todo lo que se les antoje. El cuerpo sometido a restricciones, no se espera recibir una comilona. Y esto puede ayudar a desbloquear cuando nos hemos estancado en una dieta de pérdida de peso. Pero como imaginarás, pegarse un atracón no es lo más saludable para tu estómago.

Consejos para acelerar el metabolismo de manera saludable

Desayunar bien

Dale a tu organismo la energía que necesita, para que no la eche en falta y no aprenda que tiene que ahorrar calorías. La norma es “de más a menos”, así que desayuna fuerte y ve bajando la intensidad de tus comidas. Finaliza con una cena lo más ligerita posible. Además esto beneficiará a tu digestión.

Incluye en tu dieta más omega3

Se encuentra sobre todo en pescados como el salmón y el atún. El omega acelera el metabolismo. Además, es bueno para adelgazar porque reduce los niveles de azúcar en sangre. Aparte, es bueno para la salud en general, ayudando a personas diabéticas. También tiene propiedades antiinflamatorias.

Pero hay más, porque tenemos una hormona que es la leptina que influye en la pérdida de peso. Y el omega 3 ayuda reduciendo la resistencia a esta sustancia.

No todas las calorías son malas

Mentalízate. Hay calorías buenas y calorías malas. Hay alimentos que, a priori, son bastante calóricos, pero luego te fijas y descubres que esos mismos alimentos tienen otras propiedades por las cuales ayudan a perder peso. Por eso, no descartes alimentos en base a su número de calorías, infórmate bien de qué te aporta cada uno.

Si eliminas por completo las grasas de tu dieta, tu cuerpo comenzará a reservar grasa, porque esta es necesaria para su funcionamiento. Entonces sí que puedes despedirte de adelgazar, porque si el cuerpo se ha acostumbrado a acumular grasas, será muy difícil perder peso aunque comas lo mínimo. Solo debes eliminar las grasas trans.

Hacer ejercicio cambiando las intensidades

¿Te aburre hacer siempre lo mismo? A tu cuerpo también. Si hemos dicho antes que el cuerpo se acostumbra a la cantidad de calorías y grasas que recibe, lo mismo sucede con el ejercicio físico. ¿Qué puedes hacer para evitarlo? Alternar las rutinas. El ejercicio que mejor viene para quemar calorías es aquel que combina diferentes intensidades.

Cualquier ejercicio vale, ya sea correr, caminar o ir en bici. Pero juega a aumentar la intensidad durante unos 30-60 segundos y, tras estos segundos, retoma el ritmo normal. Repite esta operación varias veces. Estarás acelerando tu metabolismo. Y además, te cansarás menos que si mantienes una misma intensidad elevada todo el tiempo.

Descansa

Estar activo las 24 horas no es efectivo. En los deportistas, su cuerpo está quemando calorías aún cuando están en reposo, porque tienen el metabolismo activo. Tu cuerpo necesita alternar  ejercicio con descanso.

Come más proteína

El organismo tarda más tiempo en digerir los alimentos que tienen proteína, y la digestión es un proceso que quema calorías ¿no lo sabías?

Hay bebidas y alimentos que ayudan

Bebidas como el té verde, el té rojo o la hierba mate aceleran el metabolismo. Por otro lado, hay verduras que exige un gran esfuerzo para ser digeridas e incluso para ser masticadas, así que gastan más calorías que las que dan. Son alimentos de calorías negativas.

Consejos para acelerar el metabolismo para bajar de peso

  • Bebe mucha agua.
  • Bebe infusiones como el té verde o la hierba mate.
  • Come proteínas.
  • Elimina las grasas trans.
  • Practica ejercicio físico de distintas intensidades.
  • Descansa.
  • No te saltes ninguna comida.

Descubre más sobre cómo perder peso.

¿Te ha gustado?
31 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.