Todos sabemos cuáles son las normas para tener una alimentación sana: comer 5 veces al día, ampliar la ingesta de frutas, verduras y legumbres, comer grasas saludables, pastas y cereales integrales y dejar fuera de nuestra dieta los productos procesados y la comida basura.

Sin embargo, cuando llega la noche, seguir estas pautas se nos hace cuesta arriba. Llegamos cansados de trabajar y lo que menos nos apetece es ponernos a pensar en cenas. Los papás tienen más sencilla esta tarea puesto que velan porque sus hijos coman bien. Y de paso aprovechan para alimentarse ellos un poquito mejor. Y de ellos tenemos que aprender. Porque no hay nada mejor para lograr nuestros objetivos y conseguir cenas que no engordan que una buena planificación.

¿Preparar estas 8 cenas que no engordan es difícil?

No. Son recetas sencillas que todo el mundo puede hacer. Para que preparar estas 8 cenas que no engordan te resulte más sencillo no hay nada mejor que tener siempre en nuestra despensa los siguientes productos:

  • Frutas y verduras de temporada
  • Legumbres, que se pueden preparar de mil maneras.
  • Proteína sana, como los huevos, el pescado blanco, el pollo. En general las carnes magras.
  • Hidratos de carbono de calidad. Estos los conseguimos a través de los cereales y la pasta. Para que sean más sanos asegúrate de comprarlos de tipo integral. El porcentaje de hidratos de carbono que añadas a tu plato dependerá de la cantidad de ejercicio y actividad que hayas desarrollado a lo largo del día. Un niño, por ejemplo, puede comer tanta pasta como quiera. Un adulto que se pasa 8 horas sentado en su puesto de trabajo y no hace mucho ejercicio es mejor que regule el consumo de hidratos de carbono.

Ya no tendrás excusa para no comer bien. Estas 8 cenas que no engordan son fáciles de preparar y muy rápidas. Tan sencillas que cualquier puede hacerlas. ¡Chupémonos los dedos con ellas!

Que Necesitas

  • Leer el siguiente artículo.
  • No escuchar los cantos de sirena de la comida basura.
  • Tener una buena planificación de lo que vamos a comer.
  • Tener tanto en la despensa como en el frigorífico productos sanos y de calidad con los que preparar platos saludables.

Instrucciones

  1. Cena 1. Fajitas de pollo con hummus- Lo bueno de las fajitas de pollo es que puedes rellenarlas con todo tipo de productos sanos y saludables. Un ejemplo es el siguiente que vamos a darte. Deja en agua unos cuantos garbanzos el día anterior para poder preparar este plato. Tendrás que cocerlos al día siguiente. Cuando los tengas cocidos tritúralos con la batidora de mano y añade un poco de caldo de la cocción para que no resulten tan espesos. Echa sal, un poquito de comino y un poco de zumo de lima o limón. Riega el conjunto con un chorrito de aceite. Deja el hummus algo espeso pues nos servirá de base para nuestra fajita. Corta un par de pechuguitas de pollo en tiras y hazlas a la plancha. Salpimenta al gusto y retira del fuego cuando estén listas. Calienta unos 30 segundos las fajitas en el microondas y rellénalas con el hummus y el pollo. A continuación añade un poco de lechuga, zanahoria y cebolla en tiras. Ya estará listo para degustar. Echa tanto hummus como quieras para darle más cremosidad a tu fajita.
  2. Cena 2. Aguacate con miel y mézclum de lechugas. El aguacate es una fuente de grasas naturales y saludables estupenda. Pero hay que tener cuidado con su consumo. Una cena muy buena cuando llegas cansado de trabajar es un aguacate con miel. Parte el aguacate a la mitad y retira el hueso. Añade un chorrito de miel y emplata. Al lado coloca un poco de mézclum de lechugas con una buena vinagreta. No hay un plato más sencillo de preparar para esos días en los que llegamos rotos. Te pondrá las pilas en un pis pas.
  3. Cena 3. Calabacines rellenos de atún. Esta receta es muy sana y sabrosa. Y sin duda es una cena estupenda para cualquier edad. Parar preparar este plato solo tienes que cortar los calabacines a lo largo y por la mitad. Calienta un poco de agua al fuego y cuando rompa a hervir añade los calabacines. Déjalos unos 10-15 minutos a fuego medio para que se ablanden. Una vez estén blanditos retíralos del fuego y pásalos por el agua para interrumpir la cocción. Cuando ya estén fríos retira la pulpa y mézclala con una latita de atún y un poco de tomate frito. Con una cuchara vuelve a rellenar los calabacines con la mezcla. Puedes echar un poquito de queso rallado pero no seas muy generoso con él. Ahora solo hace falta que los metas al horno unos 5 minutos para que el queso se derrita y todos los ingredientes se fundan y calienten.
  4. Cena 4. Espaguetis con calabacín y espinacas. Para preparar esta receta vas a necesitar unos 3 calabacines. Un par de puñados de hojas de espinacas de las que vienen en bolsa. Unas 8 hojas de albahaca fresca, ½ diente de ajo, 1 puñadito de nueces, pasta integral y poco de queso parmesano. Lava bien los calabacines y córtalos en tiras finas, como si fueran espaguetis. Saltéalos en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra. Retíralos cuando estén blanditos y cuélalos para eliminar el agua. Ahora coloca las espinacas, las nueces troceadas y la albahaca en el vaso de la batidora. Añade un par de cucharadas de aceite de oliva y el ajo cortado en trocitos. Echa sal para darle un toque único. Comienza a triturar. Cuando quede una especie de pasta espesa añade 6 cucharadas soperas de agua y vuelve a pasar la batidora. Reserva mientras hierves la pasta integral. Cuando ya la tengas añade el calabacín y las espinacas y un poquito de queso parmesano rallado. Una receta para chuparse los dedos.
  5. Cena 5. Pescado al horno con verduritas. Esta receta es verdaderamente seniclla y puedes hacela con cualquier pescado. Prueba con una buena rodaja de merluza y añade las verduritas que te gustan partidas en tiras. Coloca todo sobre papel albal y añade un poco de aceite de oliva virgen extra, sal y especias de tu agrado. Por ejemplo orégano o albahaca. Cierra el contenido con el papel albal y ponlo al horno unos 15-20 minutos a 180º. Cuando abras el papel albal las verduras y el pescado habrán conservado todos sus jugos.
  6. Cena 6. Ensalada con fundamento. Combina un buen mezclun de lechugas. Puedes encontrar variedades que incluyan espinacas. Añade una lata de atún en escabeche, un tomate mediano, unas cuantas aceitunas, cebolla y zanahoria. Preparar una rica vinagreta con aceite de oliva virgen extra y vinagre de manzana con un chorro de miel. El sabor es verdaderamente delicioso.
  7. Cena 7. Crema de verduras de temporada. Las verduras son un alimento verdaderamente rico y sabroso. Y no hay nada mejor que preparar cremas de verduras para por la noche. Puedes utilizar las verduras que tengas en la nevera. Hay muchas personas que hacen cremas con las verduras y las frutas que ya se están estropeando. Haz pruebas y verás qué delicia. En casa añadimos a las cremas de verduras lechugas y manzana y el sabor es increíble. Si quieres que la crema resulte más suave y cremosa añade un quesito.
  8. Cena 8. Berenjenas al horno con miel. Las berenjenas con miel son un plato típico de Andalucía. Las cortan en bastoncitos, las fríen con harina y las condimentan con sal y miel. Es una auténtica delicia. Sin embargo, como queremos una cena de dieta, vamos a eliminar tanto la harina como el exceso de aceite. Corta las berenjenas en bastoncitos y colócalas sobre papel albal en una bandeja de horno. A continuación con ayuda de una brochita de cocina píntalas con un poco de aceite de oliva virgen extra. Mételas en el horno a 180º y espera a que se ablanden. Puede llevarte unos 20 minutos. Cuando ya estén sácalas del horno y echa por encima miel suave y sal gorda. Son un auténtico manjar.

Consejos

Tener una alimentación sana es un arte. A veces nos resulta algo complicado porque tenemos malas costumbres. Estas suelen estar asociadas a las prisas y a una vida ajetreada. Sin embargo, si lo piensas bien, no merece la pena mantenerlas. Solo nos hacen daño y estropean nuestro cuerpo.

Si consigues aplicar unos buenos hábitos alimenticios lo notarás en todo lo que hagas. Descansarás mejor, tendrás digestiones adecuadas, estarás de mejor humor y tu cuerpo se convertirá en un auténtico templo. Combina estos buenos hábitos con algo de ejercicio y consigue el equilibrio perfecto. Puede que te cueste un poco al principio, pero en menos de 6 meses puedes cambiar tu vida para siempre.

Si quieres conocer más recetas interesantes para cenar te sugerimos que leas los siguientes artículos del apartado de recetas y peso de doncomos:

  • 7 cenas para adelgazar
  • 8 cenas fáciles y rápidas
  • 8 cenas de dieta
  • 7 cenas bajas en calorías

Nos encantaría conocer tus propias recetas para hacer cenas que no engordan sanas y deliciosas. Si quieres compartirlas con nosotros cuélgalas en el apartado de comentarios que encontrarás al final de este artículo. ¡Seguro que están para chuparse los dedos!

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.