Puede que estés listo o lista para bajar de peso pero te falten esos 10 trucos para adelgazar para decidirte. Es posible que estés cansado de escuchar siempre lo mismo sobre perder peso. Y lo que necesites sea más motivación y escuchar cosas nuevas y ponerlas en acción.

Tal vez sólo necesites una o dos ideas frescas y no dejarte llevar por la fuerte corriente obsesiva de las metas a corto plazo. Cuando se trata de comer bien y hacer ejercicio, también debemos trabajar nuestra autoestima de otra manera. No todo es el aspecto físico, sino cómo nos hace sentir la comida. Eso se encuentra dentro de los 10 Trucos para adelgazar más importantes. Ya que la parte física es sólo la punta del iceberg.

Hay muchas dietas que prometen bajar muchos kilos en poco espacio de tiempo. O dietas muy famosas que afectan a nuestros órganos a largo plazo sin que nos demos cuenta. Los secretos son básicos: comer bien y realizar ejercicio de manera básica y sin exagerar. Pero es cierto que a la hora de comer, tenemos que buscar la manera de que nos apetezca comer lo que tenemos en nuestro plato.

Si no somos muy aficionados de las verduras y las frutas, no nos tenemos que preocupar, podemos encontrar muchas formas de conseguir hacer más apetecible nuestros platos. Podemos incluso intentar un estilo de vida nuevo como por ejemplo el vegetarianismo o el ovo-lacto-vegetarianismo.

Si eres una de esas personas que no puede vivir sin azúcar, no te preocupes. Existen sustitutos que te pueden acompañar y te ayudarán a adelgazar. La stevia y el chocolate negro son buenos sustitutos para esos momentos en los que necesitamos azúcar sí o sí, y no tienen tantas calorías. Evita pasar hambre, así tu ansiedad no te hará querer comer en exceso y controla las calorías de lo que bebes.

Puedes informarte más leyendo, por ejemplo, Cómo adelgazar haciendo ejercicioAcelerar el metabolismo para bajar de peso o Cómo perder peso en un mes.

¿Qué 10 trucos para adelgazar podemos utilizar?

Para adelgazar, tenemos que tener claro que no todo es adelgazar sólo para la parte física. Tenemos que tener claros los beneficios para nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo. Sabemos que realizar ejercicio funciona como antidepresivo y reduce los síntomas premenstruales, y como efecto secundario adelgazaremos.

También reduciremos nuestro estrés y ansiedad y, por otro lado, nuestra creatividad aumentará. Por otro lado, notaremos como adelgazar debido a un cambio en nuestra dieta, consigue que las alergia desaparezcan. Fortalece tu corazón y te ayudará a resistir a las tentación, porque te alimentarás de una manera más equilibrada y no necesitarás más comida.

Por último, sabemos que adelgazando, correremos menos riesgos de enfermedades cardiovasculares o diabetes. Mantener una dieta que cubra nuestras necesidades acompañada de ejercicio y tiempo para nosotros. Es la combinación perfecta para conseguir nuestros objetivos y adelgazar para mejorar nuestra vida, no para tener un mejor cuerpo simplemente. La salud siempre debe ir antes que los cánones de belleza, es por ello que no debemos adelgazar por los demás, sólo por nosotros.

 

Instrucciones

  1. Ajusta tu estilo de vida: cuando decides adelgazar, tienes claro que debes incluir en tu dieta cambios de alimentación (como hacer cinco comidas diarias) y rutinas de ejercicios. Estos cambios tienes que incluirlos dentro de tu rutina actual, por lo que tendrás que cambiar el enfoque que existe ahora mismo y permitirnos fallos hasta que nos acostumbremos a los nuevos cambios.
  2. El pasillo salado y, la sal en sí, no existe en tu vida: la sal no es buena para el cuerpo, ayuda al colesterol a convertirse en nuestro peor enemigo y tampoco es amigo de nuestro corazón. El no tener nada salado en casa también provocará que, si nos apetece algo, nos tendremos que mover hasta alguna tienda o supermercado para comprarlo, y la vagueza nos lo impedirá.
  3. Toma un desayuno que tenga 300 calorías: ¡nunca te saltes el desayuno! Desayunar es el mejor regalo que te puedes hacer todos los días. Un sándwich de mantequilla de cacahuete, batidos de frutas hechos por ti mismo, etc., son unos desayunos perfectos para empezar el día dándole a tu metabolismo algo con lo que ponerse en marcha. Verás que tienes energía durante más tiempo del que tenías antes.
  4. Ponte en forma: no hace falta que te mates haciendo ejercicio ni tampoco que te exijas más de lo que tu cuerpo puede dar. Existen muchas tablas de ejercicios para poder ir poco a poco y que nuestro cuerpo se vaya adaptando al nuevo ritmo. Busca el ejercicio que más te guste, combínalo con otros y tendrás tu tabla de ejercicios perfecta para trabajar todos los músculos de tu cuerpo.
  5. Deja los hábitos menos saludables que tengas: si fumas y/o bebes, hazte otro regalo y déjalo. Te va a costar y lo sabemos, pero el ejercicio también te ayudará con la ansiedad que esto te puede generar. Además, todo el dinero que puedes ahorrar con esos hábitos los puedes utilizar en cosas mejores: apuntarte en un gimnasio, ahorrar e irte de viaje, cómprate algo con lo que hayas estado soñando, etc.
  6. Limpia tu cocina de arriba a abajo: y no nos referimos a la suciedad. Llegó el momento de quitar de tu cocina todo aquello que le hace daño a tu cuerpo y también a tu mente, porque es con lo que “matas” tu aburrimiento, tu ansiedad, tus fracasos, etc. No tienes que tirarlo a la basura, puedes donarlo, pero toda aquella comida que no tenga los ingredientes más adecuados para tu alimentación y el estilo de vida que quieres llevar ahora, es mejor que no se convierta en una tentación.
  7. Sal a hacer ejercicio con gente conocida: cuando compartimos aficiones como el deporte con amigos o compañeros, todo se vuelve más fácil y más adictivo. A la vez nos comprometemos a hacerlo, para no dejar sola a la otra persona.
  8. Las verduras serán tus nuevas mejores amigas: da igual que nunca hayas comido verduras, conseguirás empezar por alguna que te guste, y al final conseguirás encontrar muchas que lo hagan.
  9. Meditación: el yoga o la meditación también es necesaria; necesitamos desconectar y valorar todo lo que hacemos. Una vez a la semana necesitamos un momento para nosotros y ese momento es perfecto y, además, nos ayudará a centrarnos en ver el progreso qué estamos haciendo y si queremos cambiar algo o no.
  10. Mantenerse: una vez lleguemos al peso que queríamos o necesitábamos, ya tenemos un estilo de vida saludable construído y lo único que necesitamos es continuarlo en el tiempo para no volver a lo malos hábitos.

Consejos

  • Para que nuestras ensaladas sean todavía más nutritivas, podemos añadir un poco de proteínas (26 gramos) y un poco de grasa (85 gramos); conseguiremos que nos llene más.
  • No pasa nada por utilizar verduras congeladas.
  • Comer en platos de menor tamaño hace más probable que comamos en proporciones mejores para nosotros.
  • Come melón y sandía más de dos veces al día.
  • Una copa de vino tinto al día viene bien a nuestro ritmo cardíaco y a nuestro torrente sanguíneo.
  • Desayuna SIEMPRE.
  • No te pongas en modo “restrictivo” sino come mucho pero cada tres horas.
  • No olvides llevar el tupper contigo allá a donde vayas: tú controlas lo que comes.

¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 88,89% le ha gustado.