10 Mandamientos para adelgazar

Conseguir adelgazar no es algo sencillo de realizar, siendo una tarea que requiere tanto de esfuerzo como de constancia y mucha fuerza de voluntad. En caso contrario será muy complicado que puedas llegar a conseguir tu objetivo de pérdida de peso.

Antes de iniciar cualquier proceso de adelgazamiento es muy importante que trates de mentalizarte del camino que vas a iniciar y que tengas claro qué es lo que deseas conseguir, marcándote objetivos para conseguir adelgazar y así poder disfrutar de esa figura que quieres tener, ya sea por motivos puramente estéticos, por salud o por una mezcla de ambos.

Es muy importante sentirse a gusto con el cuerpo propio y por ello hay que tratar de cuidarlo. En este artículo te vamos a hablar de los 10 mandamientos para adelgazar que debes tener muy presentes para conseguir tu objetivo y poder esculpir tu figura.

Instrucciones

Los 10 mandamientos para adelgazar son los siguientes:

  1. Buen estado de salud. El primero de ellos es que te asegures que tienes un buen estado de salud antes de iniciar un cambio en tu alimentación y actividad. Para ello es recomendable que, antes de nada, acudas a un médico que pueda hacerte una revisión médica. Este te podrá indicar si tienes el cuerpo preparado para poder afrontar un plan de pérdida de peso sin poner en riesgo tu salud.
  2. Fuerza de voluntad. Para poder conseguir bajar de peso es fundamental tener fuerza de voluntad y tener motivación para lograr los objetivos marcados. De ello dependerá en gran parte el éxito que se pueda tener en la operación de bajada de peso. Para ayudarte en este sentido es aconsejable que tengas en cuenta una serie de pequeños consejos, como son:
    • Lleva un control de tus progresos. Pésate una vez a la semana, siempre a la misma hora y vete anotando cuánto pesas. De esta manera podrás ir viendo tu evolución y esto te motivará a seguir con tu proceso de adelgazamiento.
    • Prémiate a ti mismo. Si vas consiguiendo los objetivos puedes darte caprichos por conseguir bajar de peso, marcándote metas que te permitan divertirte y motivarte a la hora de adelgazar
    • Realiza diferentes tipos de recetas para que no te canse el comer siempre lo mismo. Aunque trates de adelgazar existen muchas elaboraciones diferentes que puedes preparar.
    • Si comes dulces, que sean light. No debes convertirlo en una costumbre, pero puedes comer de vez en cuando algún dulce, siempre buscando que tenga las menos calorías posibles.
  3. No te peses todos los días. Para que no se convierta en una obsesión, evita pesarte a diario. Es preferible que elijas un día de la semana para pesarte y siempre lo hagas a la misma hora y en las mismas condiciones. De esta manera podrás llevar un mayor control y no te obsesionarás con los resultados.En todo caso recuerda que será necesario que para conseguir el éxito y evitar el tan temido «efecto rebote» es importante que te acostumbres a nuevos hábitos alimenticios. Estos deben estar basados en una serie de pautas, que son las siguientes:
    • Debes comer cinco veces al día, ya que favorece la aceleración del metabolismo.
    • Haz recetas bajas en grasas, evitando fritos, salsas, rebozados… . En su lugar puedes apostar por platos al horno, al vapor o a la placnha.
    • Come carbohidratos integrales a primeras horas del día. De esta forma conseguirás convertir las calorías en energía.
    • Debes cenar ligero. No introduzcas demasiadas calorías en tu cuerpo a la hora de la cena, ya que no te dará tiempo a gastarlas y se convertirán en grasa.
  4. No hay alimentos prohibidos. Es un error hablar de alimentos prohibidos, sino que se debe tener cuidado con el consumo de algunos de ellos. Esto ocurre, por ejemplo, con los carbohidratos, que aunque son esenciales para una alimentación equilibrada, en muchas ocasiones se eliminan incorrectamente de las dietas. En este caso es importante limitar el consumo y no prohibirlos.
  5. Mantén un horario. Es importante comer de una manera apropiada, pero también hacerlo siguiendo unos horarios debidamente ordenados. Para ello debes establecer una hora para cada comida, haciendo que tu día esté dividido en cinco comidas repartidas a lo largo del día. De esta manera tendrás hora para el desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena.En las comidas  que están a mitad de la mañana y de la tarde apuesta por aperitivos bajos en calorías pero con efecto saciante, como lácteos desnatados o frutas, entre otros.
  6. Bebe mucha agua. Es importante que bebas al menos 2 litros de agua al día. Puedes hacerlo directamente desde la botella o mediante zumos, caldos o infusiones. Te ayudará a eliminar toxinas y también evitar la retención de líquidos.
  7. Alimentos no recomendados. Como hemos mencionado no hay alimentos prohibidos o no debería haberlos. Sin embargo, sí que existen alimentos que no son recomendados, como es el caso de las bebidas alcohólicas, los refrescos, la bollería, los productos azucarados o los embutidos.Estos son alimentos que, más allá de su sabor, no aportan nada al organismo y que hacen que se aumente de peso. Por ello, trata de evitarlos.
  8. Evita «picotear«.  Es importante seguir horarios adecuados para comer, como ya te hemos mencionado, cinco veces al día. Fuera de este horario es recomendable evitar comer, para lo cual es muy importante que logres saciarte comiendo alimentos que tengan efecto saciante en tu organismo.
  9. Incorpora alimentos ricos en fibra a tu dieta. Este tipo de alimentos te ayudarán a la hora de regular tu tránsito intestinal. Algunos de ellos son las verduras, las frutas o las harinas integrales.
  10. Ejercicio físico. El último de los mandamientos es la práctica de ejercicio físico. El deporte es fundamental para complementar una dieta y que se puedan obtener buenos resultados en la carrera por lograr la pérdida de peso.El ejercicio físico no implica solo el realizar deporte, sino que puedes aplicarlo evitando los hábitos sedentarios y buscando alternativas que te mantengan activo. Algunos ejemplos son el ir caminando a trabajar, dar un paseo todas las tardes o varias veces al día, o subir a tu piso o lugar de trabajo por las escaleras en lugar de hacerlo por ascensor. Aunque te pueda parecer que no es demasiado esfuerzo, tu cuerpo lo agradecerá y te será más sencillo alcanzar tu objetivo de adelgazar.

Que Necesitas

  • Ser constante
  • Tener fuerza de voluntad
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.