Tomar pastillas para adelgazar es una tendencia cada vez más de moda. De hecho, si te acercas a cualquier farmacia, podrás ver que muchos de sus estantes están plagados de productos de dietética que prometen reducir el peso en pocas semanas. Entre los productos más utilizados para bajar de peso se encuentran los alimentos sustitutivos (barritas energéticas o polvos que se mezclan con agua) y pastillas para adelgazar.

¿Qué has de saber para tomar pastillas para adelgazar?

En primer lugar que no se trata de ningún juego. La salud es muy importante y no es adecuado jugar con ella. Por este motivo, al igual que no debes de auto medicarte cuando tienes alguna dolencia, tampoco debes de hacerlo si deseas comenzar a tomar pastillas para adelgazar.

En caso de haberte decidido por esta técnica para perder algo de peso, lo más conveniente es que hables con tu médico de cabecera o con un especialista. Por ejemplo, un endocrino. Perder peso debe de estar bien regulado por tu médico. De lo contrario, probablemente terminarás generándote algún trastorno interno y a la larga teniéndote que enfrentar al temido efecto rebote.

Otra de las recomendaciones que queremos hacerte desde doncomos es que siempre utilices productos regulados médicamente. Piensa que se trata de un producto que vas a consumir y van a afectar directamente a tu organismo. No te fíes de las recomendaciones de terceros y consulta siempre a tu médico y al farmacéutico. Hay muchas personas que han terminado provocándose graves problemas de salud por utilizar pastillas para adelgazar u otros suplementos poco seguros.

pastillas para adelgazar

¿Cuáles son las ventajas de tomar pastillas para adelgazar?

En principio las pastillas para adelgazar son un sucedáneo que ayuda a acelerar el metabolismo. De este modo tu cuerpo quema la grasa más rápidamente. En la sociedad actual la falta de ejercicio conduce inevitablemente al sobrepeso. Esto, unido a una alimentación poco adecuada puede terminar afectando no solo a nuestro físico, sino también a nuestra salud. Este tipo de pastillas, compuestas habitualmente por productos naturales, se encargan de ayudarte a acelerar el metabolismo y a quemar grasas más rápidamente. Aquí te dejamos un artículo que nos habla sobre 10 pastillas diferentes para adelgazar.

Reducen el apetito. Muchas veces, uno de los principales problemas con los que se encuentra la gente cuando desea adelgazar, es el apetito. Tener ganas de comer casi de manera compulsiva es un grave problema. Las pastillas para adelgazar reducen el apetito y ayudan a que te sientas saciado y lleno durante más tiempo. De esta manera comerás menos cantidad cada vez y conseguirás adelgazar más fácilmente.

Reducen la absorción de grasas. De esta manera, como tu cuerpo obtiene menos grasas de los alimentos, engordas menos.

Ahora que ya conoces un poco las cualidades de las pastillas para adelgazar, veamos cómo debes de tomarlas en el siguiente post. No olvides consultar a tu médico de cabecera o a tu endocrino antes de hacerlo. ¡Comencemos!

Cómo tomar pastillas para adelgazar

¿Que necesitas para tomar pastillas para adelgazar?

Para poder tomar correctamente pastillas para adelgazar vas a necesitar

  • Hablar con tu médico de cabecera
  • Leer el siguiente artículo
  • Asegurarte de estar controlado todo el tiempo que dure el tratamiento por tu médico
  • Comprar pastillas para adelgazar reguladas y saludables

Instrucciones para tomar pastillas para adelgazar

  1. Puedes encontrar dos tipos de pastillas en el mercado. Las pastillas de venta libre y las de venta bajo receta. Las primeras puedes comprarlas sin necesidad de receta médica. Pero, ojo, este tipo de pastillas no suelen estar reguladas por ningún órgano. ¿Qué significa esto? Que realmente no hay estudios realizados que demuestren su efectividad. Sin embargo, si te decantas por las pastillas reguladas, aquellas que se dan bajo receta, te asegurarás estar consumiendo un producto controlado. No obstante, decantarte por estas pastillas no implica que no vaya a haber efectos secundarios o contraindicaciones. Por eso es tan importante que siempre que te decidas a tomar pastillas para adelgazar lo hagas bajo control médico. Él sabrá indicarte los pros y los contras del tratamiento y se asegurará de que tus niveles en sangre estén correctos durante todo el proceso.
  2. Tómalas con agua. No las mezcles con otros líquidos. El agua facilita la absorción de las pastillas. Por este motivo es recomendable tomarlas con agua y no con sopa, refrescos o bebidas alcohólicas.bebe agua
  3. Bebe por lo menos 2 litros de agua al día. Beber agua es imprescindible para deshacernos de las toxinas que dañan a nuestro cuerpo a través de la orina o del sudor. Pero si además tomamos pastillas adelgazantes resulta todavía más importante. Este tipo de pastillas suelen ser diuréticas. De este modo ayudan a eliminar toxinas y a luchar contra la retención de líquidos. Si no bebes suficiente agua, pueden terminar por provocarte un problema.
  4. Controla tu ritmo cardiaco. La mayoría de estas pastillas contienen cafeína para acelerar tu metabolismo. Si notas que terminas teniendo el pulso demasiado descontrolado, que tus pulsaciones son muy altas, ¡deja de tomar las pastillas! Si no lo haces puedes terminar por provocarte un problema cardiovascular que puede incluso llegar a degenerar en un infarto.
  5. Toma la cantidad que te recomiende tu médico. Nunca excedas la dosis. No pienses que por tomar más pastillas de las indicadas vas a conseguir adelgazar más rápido. Esto no es cierto. Lo único que conseguirás es dañar tu organismo y conseguir padecer más número de efectos secundarios.no excedas la dosis
  6. No las tomes durante más de tres meses. En ningún momento es adecuado consumirlas durante más tiempo porque puedes terminar haciéndote adicto. Puedes llegar a dañar a tu organismo haciendo que solo funcione correctamente y metabolice como debe si tomas las pastillas. ¡Ten mucho cuidado con esto!
  7. Los principales problemas que causan estas pastillas son de tipo cardiaco, digestivo y tendencia a la deshidratación.
    1. Problemas digestivos. estas pastillas se encargan de bloquear la absorción de nutrientes como la grasa. El tomarlas de manera continuada puede terminar por provocar el bloqueo de otros nutrientes esenciales para el día a día.
    2. Problemas cardíacos. Como hemos explicado anteriormente, este tipo de pastillas llevan cafeína. Un consumo excesivo de estas pastillas puede terminar por acelerar el ritmo de tu corazón y como consecuencia provocar problemas cardiacos.
    3. Problemas de deshidratación. Tal y como hemos adelantado, este tipo de pastillas son diuréticas. Si no aumentas el consumo de agua durante el periodo que dure su ingesta puedes llegar a deshidratarte.

Consejos para tomar pastillas para adelgazar

Aunque te decidas por tomar pastillas para adelgazar recuerda que no te servirán de nada si no las unes a una vida más saludable. Adelgazar no consiste en sentarse, comer todo lo que se quiera y no hacer nada por nosotros mismos. No podemos recurrir a suplementos alimenticios ni a pastillas como nuestro único método de adelgazamiento. SI actúas de este modo terminarás por engordar de nuevo y deprimirte porque no sabes cómo actuar para conseguir bajar de peso. Lo más adecuado es que sigas estas recomendaciones y que por supuesto consultes siempre con tu médico antes de tomar ninguna iniciativa. Él es el verdadero experto y el que podrá ayudarte y orientarte durante todos los procesos.

  • Haz algo de ejercicio. La vida sedentaria que la mayor parte de las personas lleva es una de las principales consecuencias de la subida de peso. Y no solo eso, también de que seamos poco saludables y nos cansemos con facilidad. Si eres perezoso y no te gusta hacer ejercicio, intenta por lo menos ponerte ciertas metas. Puedes, por ejemplo, dedicarte a caminar y a ir de vez en cuando en bicicleta. Fuérzate a ir siempre que puedas caminando a los sitios. Además, puedes sustituir las escaleras mecánicas por las tradicionales y dejar de usar el ascensor a todas horas. Si paseas todos los días entre 30 y 40 minutos muy pronto te encontrarás mejor. Irás mejor al baño, adelgazarás, dormirás mejor y estarás mucho más sano.haz ejercicio
  • Come adecuadamente. Uno de los problemas más comunes en la sociedad occidental es que no sabemos cómo comer. Las prisas, la falta de tiempo y los horarios prácticamente imposibles obligan a muchas personas a malcomer. Los productos precocinados y la comida basura no puede convertirse en nuestra dieta diaria. Además de engordar, si estos son tus alimentos básicos, terminarás por provocarte serios problemas cardiovasculares. Intenta comer frutas y verduras todos los días. Por lo menos cinco piezas en total. Decántate por los alimentos integrales, pues están menos procesados que los alimentos blancos. La pasta y la legumbre tienen que ser también parte de tu dieta semanal. Por lo menos has de comer legumbres tres veces en semana. Reduce el consumo de fritos, de dulces y de snacks. Además, intenta cocinar en casa, utilizando productos naturales y de temporada. No olvides comer carne y pescado y huevos todas las semanas.come adecuadamente
  • No intentes luchar contra la realidad. Que nadie te diga que tener una talla 34 es lo más. Cada persona tiene su propio cuerpo y su propio atractivo. No es necesario que estés por debajo de tu peso ni que intentes alcanzar unos estándares de belleza tan poco naturales como los que existen hoy en día. Las curvas son bonitas y muchas personas no pueden evitar tenerlas. Si eres una persona de hueso ancho, nunca podrás estar tremendamente delgado. Además, ¿para qué quieres estarlo? Tanto a las chicas como a los chicos nos encanta poder “agarrar algo de carne” cuando estamos con nuestras parejas. No te obsesiones por unos cánones de belleza imposibles. Si todos usásemos photoshop a diario también estaríamos monísimos. Quiérete tal y como eres, eso es lo más importante.quiérete tal y como eres
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.