Más que cómo subir de peso en esta época leemos o escuchamos cómo bajar de peso.  Esto se debe al excesivo consumo de comida chatarra y comidas con grasa saturada, agregado esto a la falta de tiempo para preparar buenos alimentos. También hay muchas personas que, por diferentes razones, presentan una indeseada pérdida de peso o no logran subir de peso. Generalmente la pérdida de peso se debe a un consumo menor de alimentos o a una reducción del aporte calórico de la alimentación. Sin embargo, también puede ser la consecuencia de problemas de estómago, de hígado, de intestinos o trastornos glandulares, además de la genética de la persona. En la actualidad, el exceso de trabajo y el agotamiento nervioso o psíquico son las causas más comunes de pérdida de peso. Las personas delgadas tienden a tener un sistema inmune más débil, lo cual los hace más susceptibles a infecciones y a que su recuperación en enfermedades sea más lenta y complicada. Por ello es indispensable conocer las causas y la manera de subir de peso. Las personas muy delgadas, que han perdido demasiado peso pueden ver afectados también su cabello, dientes, piel y uñas.Para aumentar 1 kilogramo de peso se requieren 7 mil calorías extra, lo que significa que para lograr el aumento de medio kilo por semana ocupa 3500 calorías más, 500 extra al día. Pero esto no debe hacerse mediante la ingesta de comida chatarra o rica en grasas y calorías porque no es saludable, debe planearse teniendo en cuenta la buena calidad de los alimentos. Aunque parezca extraño, resulta más difícil hacer que una persona aumente de peso que lograr que otra baje de peso. Te daremos algunos consejos para subir de peso, alimentos necesarios en tu dieta, formas de incorporarlos y cantidades necesarias y remedios caseros.

Instrucciones para subir de peso

  1. Subir de peso no sólo se logra  con el mayor aporte de nutrientes posible sino también con ejercicios de musculación, los ejercicios aeróbicos no son aconsejables porque queman muchas calorías. Hay que ganar músculo, no grasa. Es recomendable iniciar un programa de levantamiento de pesas, ya que este tipo de ejercicio de resistencia ayuda al organismo a que aumente de peso muscular en lugar de grasa.
  2. Si la causa de la pérdida de peso es el estrés o un exceso de trabajo, se recomienda realizar caminatas al aire libre o paseos en bicicleta para mejorar no sólo el estado general de salud sino también recuperar el apetito.
  3. Debes tratar de evitar comidas de consistencia dura en las preparaciones, ya que exigen un mayor tiempo de masticación.
  4. No tomes demasiado líquido, especialmente refrescos con gas con las comidas, ya que tienden a ocupar más espacio en el estómago lo que causa una perdida del apetito.
  5. Los alimentos que requieren mejor trabajo digestivo, es decir que se digieran rápido hacen engordar más rápido. Del mismo modo los alimentos más procesados como puré, jugos, carne picada y papillas.
  6. Hay que procurar que la comida tenga alta concentración de calorías y nutrientes en poco volumen, esto porque las personas flacas suelen tener poco apetito y se llenan muy rápido.
  7. Para abrir el apetito es aconsejable realices algún ejercicio liviano antes de comer como una caminata de 20 minutos.
  8. Incorpora colaciones a media mañana y media tarde como frutas secas, merengues, licuados con leche entera, etc.
  9. Utiliza leche en polvo para adicionar proteínas a la dieta, o en su defecto leche fortificada o leche entera si no consigue la anterior. Puedes agregar una cucharada de leche en polvo a la leche líquida que tomas para reforzarla.
  10. Incorporar a las ensaladas palta, aceitunas, huevo cocido y quesos para compensar las bajas calorías de las verduras y aportar proteínas.
  11. Agregar queso rallado a salsas, sopas, pastas y guisos.
  12. Adicionar un par de cucharadas de leche en polvo a la leche fluida indicada en las recetas.
  13. Entre comidas picar algo, galletas o bizcochos dulces, higos secos, pasas o nueces. Incorporar a los jugos de frutas nata y azúcar para enriquecerlos.
  14. Espolvorear con leche en polvo enriquecida los cereales, frutas secas, puré, hamburguesas, albóndigas, budines, etc.
  15.  Agregar cremas o quesos crema a las verduras para gratinarlas.
  16.  Condimentar las ensaladas con aceite, frutas secas, queso en daditos, aceitunas y mayonesa.
  17. Al desayuno agregar mantequilla, miel, mermeladas y cereales con azucarados.
  18. Algunos remedios caseros para subir de peso son: Come 30 gramos de pasas por día durante un mes.
  19. Come un plátano junto con un vaso de leche diariamente durante dos semanas
  20. Consume diariamente una taza de avena en hojuelas mezclada con 1 taza de leche.
  21. Consume un vaso de leche caliente con una cucharada de miel.
  22. Toma cuatro higos secos y sumérgelos  en el agua durante toda la noche. Come dos en la mañana y dos en la tarde.
  23. Emplea de 6 a 8 cucharaditas por día de levadura de cerveza “virgen” en polvo, para espolvorear todo tipo de alimentos o preparaciones, infusiones, yogur, zumos, batidos, etcétera.
  24. Licua un puñado de fruta seca (maní, avellana, etc.) con un vaso de leche de soya y 1 cucharada de semilla de linaza. Toma un vaso día por medio. Esta es una bebida proteínica que ayuda a subir de peso.
  25. Mezcla 1/4 litro de aceite de oliva, 30 gramos de semillas molidas de alholva y 1/4 kilo de miel y viértelos en un envase de vidrio con cierre hermético o de rosca.  Toma 1 cucharada de esta preparación con cada comida.

¿Que necesitas para subir de peso?

  • Dieta que incorpore los siguientes alimentos:
  •  Panes adicionados con semillas, frutos secos y cereales como avena, germen de trigo..
  •  Harinas de garbanzos, lentejas, maíz, etc.
  •  Aceite de oliva o de canola.
  •  Semillas de girasol, calabaza o linaza.
  • Frutos secos como nueces, almendras, avellanas, etc.
  •  Frutas deshidratadas como por ejemplo, pasas de uva y frutas en almíbar.
  • Palta y aceitunas.
  • Jugos de frutas y licuados con leche.
  • Miel y levadura de cerveza.

Consejos para subir de peso

  • Acude al médico para determinar la causa exacta de la pérdida de peso (principalmente si ha sido en un corto periodo de tiempo y sin haber cambiado los hábitos de alimentación) o la dificultad para aumentarlo.
  • Registra todo lo que comes, cantidades y horarios para poder realizar las correcciones adecuadas que permitan aumentar de peso.
  • No realices actividades después de comer y evita la ropa ajustada.
  • Pésate una vez por semana y siempre en la misma báscula. Es importante ir evaluando el aumento de peso pero sin obsesionarse.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.