A la orden del día está la querencia de muchos de perder peso a toda costa, pero en el lado contrario está una pequeña parte de la población que quiere hacer justo lo contrario: ganar peso.

Hay personas que por su fisionomía y por herencia son muy pequeñas y pesan poco, y al contrario de las que buscan dejar de comer ciertos alimentos porque engordan, pretenden comerlos a toda costa para ganar unos kilos.

Aquí encontrarás algunas claves para que sepas cómo ganar peso de forma sana, y es que muchos creen que consumiendo grasas ganarán peso, y es correcto, pero el número de grasas en el cuerpo y el porcentaje de colesterol también lo harán y eso no es lo que queremos.

Cómo ganar peso

Ganar peso es algo complicado, principalmente porque aquellas personas que lo desean es porque, por mucho que lo han intentado, su cuerpo no les deja. Su fisionomía está pensada para pesar poco y ganar peso supone un gran esfuerzo, incluso mayor que para aquellos que quieren perderlo a toda costa. Ganar peso es difícil, pero si sigues las pautas que te vamos a dar notarás como no te cuesta tanto, y además siempre puedes consultar con un especialista que te guíe en tu proceso.

Instrucciones para ganar peso

  1. Lo primero que debes saber es más o menos cuántas calorías ingieres al día. Sabiendo esto y teniendo en cuenta que con esa ingesta te mantienes en el peso que estás ahora, deberás aumentarlas considerablemente. Una persona de peso y estatura media consume unas 1.200 calorías al día, si tú lo que quieres es ganar peso deberás aumentarlas en unas 500, que sería más o menos proporcional a una comida más.
  2. Tendrás que aumentar no solo la ingesta de alimentos, sino la cantidad de veces que los ingieres, es decir, al día hay que hacer cinco comidas, pero si con esas cinco comidas no aumentas de peso, lo mejor es que al principio y hasta que tu cuerpo se adapte, aumentes una comida más. Tienes que subir unas 500 calorías en tu dieta y eso lo puedes hacer añadiendo esta comida extra.
  3. Ponte horas de comida. Aunque la gente piensa que la palabra dieta está relacionada con perder peso, esto es una creencia errónea. Cualquier ingesta que se haga, aunque se base en comida basura, es una dieta, porque dieta es todo aquello que ingerimos, la diferencia reside en el tipo de dieta que estemos haciendo. En este caso es una dieta para ganar peso y para ayudarte a ello lo mejor es que te pongas unas horas de comidas. Tu cuerpo se irá acostumbrando poco a poco a coger ese ritmo y sobre todo a añadir esa comida extra.Cómo ganar peso
  4. Olvídate de las grasas. No por comer comida con más grasas, que engordan más, vas a ganar peso de forma sana. De este modo engordarás, pero tendrás masa grasa y no masa músculo. Esto lo que quiere decir es que ganarás peso malo, que perjudicará a tus niveles de colesterol. Así que para evitar esto haz que tu dieta que base en proteínas que ayudan a ganar músculo.
  5. Haz deporte. Si te dedicas a comer muchas proteínas o muchos hidratos de carbono pero no haces ningún tipo de ejercicio, engordarás y se puede convertir, de nuevo, en masa grasa, y lo que tú quieres es ganar peso pero de masa músculo. Esto lo que quiere decir es que si consumes hidratos de carbono, el organismo coge la energía y la transforma en azúcar en sangre, si después haces deporte es perfecto porque ese azúcar se convierte en la energía que necesitas para practicarlo, pero si no lo haces y consumes hidratos de forma excesiva porque piensas que así ganarás peso más rápido, puedes aumentar tu masa grasa. Lo mismo ocurre con las proteínas, que el organismo las transforma en masa muscular, pero si no haces deporte, no entrenas ese músculo y tu dieta no la estarás llevando a cabo de forma correcta. Así que lo recomendable es que consumas hidratos antes de realizar cualquier ejercicio físico y después de ello, ingieras proteínas para alimentar a ese músculo que ha hecho el esfuerzo. Puedes empezar con media hora diaria de deporte y de ahí ir aumentando según tus capacidades.Cómo ganar peso
  6. Hazte un menú semanal con los alimentos que te gustan y con los que debes consumir obligatoriamente. Hay alimentos como las lentejas, las judías y el resto de legumbres que tienen muchas proteínas, por lo que con ellas aumentas de forma rápida el peso. Conviértelos en alimentos básicos en tu dieta, eso sí, con mesura. Y céntrate mucho en los alimentos sanos, olvídate de comer grasas en exceso y pasarte a la comida basura.
  7. Aumenta las porciones en cada comida. Otra de las opciones, además de que añadas una comida extra, es que en cada comida haya un poco más de alimento de lo normal. Así esas 500 calorías extras las estarás repartiendo a lo largo de las cinco comidas y eso es equivalente.
  8. Duerme entre siete y ocho horas diarias. El descanso es muy importante para el cuerpo y para que tus músculos puedan reconstruirse y crecer.
  9. Antes de dormir ingiere la última de tus comidas, podríamos llamarla la re-cena, y que sea algo nutritivo, para que mientras el cuerpo descansa no consuma la energía de lo comido durante el día y lo haga de esta última ingesta. Porque aunque en menor medida que de día, por la noche el cuerpo consume energía, por eso es tan importante descansar bien, y si no le alimentamos antes de acostarnos decide consumir la energía de la ingerido durante el día y ello hará que no ganemos peso.
  10. Aquí te dejamos dos artículos que también pueden ser de tu interés

Si quieres ganar peso céntrate en comer alimentos sanos, simplemente mira qué alimentos te aportan más calorías y súmalos a tu lista de comidas claves. Además aumenta el número de calorías que solías ingerir y repártelas a lo largo de las cinco ingestas diarias o añade una más. Antes de irte a dormir come algo nutritivo para que tu cuerpo tire de ello durante la noche y no consuma las calorías del día y aumenta la cantidad de deporte que haces. Con estas claves empezarás a ver resultados poco a poco y ganarás peso.

Consejos para ganar peso

  • No bases tu alimentación en grasas. De esta forma aumentarás de peso, sí, pero también aumentará tu nivel de colesterol. Aumenta la ingesta de calorías pero con alimentos sanos, así aumentarás de peso pero no con la masa grasa, sino con la masa músculo.
  • Es importante que si quieres ganar peso hagas algún tipo de deporte o ejercicio. Con que estés media hora al día practicando deporte será suficiente. Al menos al principio.
  • Ingiere más calorías de las que consumes. Si estás acostumbrado a tener una vida sedentaria y no engordas y comienzas a hacer deporte es lógico que tengas que consumir más que antes. No tengas miedo a pasarte de calorías. Piensa que lo que quieres es ganar peso y si te pasas siempre podrás volver a reducir la ingesta calórica. Por regla general las personas que quieren ganar peso es porque su fisionomía no está preparada para coger muchos más kilos y les cuesta engordar, por lo que será difícil que te pases.
  • Ponte una meta, unos kilos que quieran alcanzar, por ejemplo engordar 10 kilos. Puedes plantearte también un tiempo en el que quieres conseguirlo. Piensa que estás haciendo una dieta justo para lo contrario que quiere la mayoría de la gente que es perder peso, pero deberás seguir los mismos pasos que ellos para lograr tu objetivo. Apúntate en una lista las metas, es decir, en cuánto tiempo quieres perder tantos kilos, y así poco a poco tachar lo que vayas logrando y ver cómo, aunque cueste, sí que estás avanzando.
  • Puede que al comienzo te cueste ver resultados, pero no abandones. Del mismo modo que quienes hacen una dieta para perder peso y ven los resultados de forma lenta, cuando lo que pretendes es cogerlo, ocurre lo mismo e incluso de una forma más lenta. Considera que quien tiene mucha grasa muscular con que se prive de comer ciertos alimentos y haga un poco de ejercicio perderá peso rápido, al menos al comienzo. Pero si a tu organismo le cuesta perder peso, por más comida que ingieras y ejercicio que hagas tu cuerpo lo va a consumir rápido, por lo que el proceso de ganar peso va a ser lento. Pero tú no desesperes y sobre todo no te rindas. Debes acostumbrar a tu cuerpo a la nueva dieta que le estás dando.
  • Ten mucho cuidado en la forma en la que estás ganando peso, porque reiteramos que ganar masa grasa no es bueno, lo que importa es la masa muscular. Obviamente nuestra masa grasa también va a aumentar, pero en la que nos debemos centrar es en la otra. Si tienes cualquier duda siempre puedes ir a un especialista que te recomiende los mejores alimentos para tu fisionomía y que además te haya un seguimiento de cómo vas ganando peso.
  • Fíjate en la ropa. Puede que tú no notes que ganas peso, pero tu ropa sí que lo hará. Tu aumento de peso puede que lo quieras lograr para que te sientas mejor en tu vestimenta, pues toma un par de prendas de referencia. Cómo te sientas y si te sobra mucho cuando te las pones. Como tú te ves todos los días no vas a notar el aumento tanto como una persona externa, por lo que cuando creas que no estás consiguiendo tu objetivo, ponte esa ropa que habías puesto como pauta. Verás, seguramente, como la rellenas más y te queda mejor o incluso, si las cosas han ido muy bien, que necesitas una talla más. Si tomas estas referencias, en los momentos que estés de bajón, te ayudará para seguir adelante con tu objetivo.
  • Nunca estarás comiendo demasiado si lo que quieres es ganar peso. Puede que para ti te parezca que estás ingiriendo muchísima cantidad de comida, mucha más de la que consumías antes, y es cierto. Pero por mucho que te parezca nunca será suficiente, ya que para aumentar de peso hay que subir considerablemente el número de calorías. La media sería de 500 al día que es una comida, aunque cuantas más aumentes mejor será ese aumento de peso, es decir, si quieres ganar un kilo por semana o un poco más, deberás consumir 1.000 calorías más de las habituales y eso equivale casi a otro día, por lo que en cada comida deberás ingerir el doble de lo que te estás poniendo en el plato. Así que por mucho que creas que estás comiendo demasiado, no será del todo suficiente. Todo depende de cuánto quieras ganar y en cuánto tiempo. Aunque lo mejor al principio es que comiences poco a poco, porque no vaya a ser que aumentar tanta comida te siente mal y el efecto sea contraproducente.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.