Cuando llega el verano o una cita especial la idea de bajar de peso está a la orden del día, pero bajar de peso no es fácil para todo el mundo. Requiere de un esfuerzo y sacrificio y dejar de consumir ciertos alimentos, además de empezar con un estilo de vida sano y saludable.

Lo primero que debes plantearte es si quieres bajar de peso de forma rápida para una ocasión especial como bien puede ser una boda, en la que necesites perder kilos para que te siente mejor el vestido. O si lo que quieres es bajar de peso de forma permanente y para sentirte bien contigo mismo pero a largo plazo. La diferencia entre ambas es que en la primera de las opciones se siguen dietas muy estrictas y restrictivas para bajar mucho peso en poco tiempo, con el consiguiente resultado de volver a recuperarlo una vez ha pasado esa cita marcada. En el segundo caso, si es para bajar de peso a largo plazo, se siguen dietas diferentes que se centran en comer todo tipo de alimentos y que además huyen de ese efecto rebote.

Cómo bajar de peso

Aquí te damos algunas claves para que sepas cómo bajar de peso y te sientas mejor contigo mismo, eso sí, sin hacer un esfuerzo excesivo.

Instrucciones para bajar de peso

  1. Piensa cuánto quieres perder y en cuánto tiempo. No es lo mismo que necesites bajar 10 kilos en dos meses que en cinco. En la primera de las opciones, además de ser un objetivo bastante fuerte, tendrás que eliminar de tu dieta muchos alimentos y basar tu alimentación en frutas y verduras, básicamente. En el segundo caso, es una opción más sencilla porque hay más tiempo para que tu cuerpo se adapte a los nuevos hábitos a los que le vas a acostumbrar.
  2. Para bajar de peso tienes que olvidarte de la comida basura. Además de ser una comida con alto contenido en grasas es malísima para el colesterol y nunca podrás bajar de peso comiendo comida basura.Cómo bajar de peso
  3. Cambia totalmente tus hábitos alimenticios. Acude a un médico y coméntale lo que quieres conseguir, él será quien mejor te aconseje sobre qué es lo que tienes qué hacer para bajar de peso.
  4. Haz deporte. La alimentación es el 80% de una dieta, es decir, es lo más importante, pero el 20% restante lo completa el ejercicio. Si no haces deporte te va a costar mucho más bajar de peso. Aunque también es cierto que si comienzas a hacer ejercicio notes que tu peso no baja, esto es porque nuestro cuerpo se compone de la masa grasa y la masa muscular. La muscular es la buena, y la grasa es la que hay que eliminar. Al hacer ejercicio eliminas masa grasa, y aumentas la masa muscular, por lo tanto tu cuerpo físicamente se verá mejor y más sano pero puede que en la báscula los número sigan siendo los mismos o incluso mayores. Por este motivo no te debes centrar en la báscula tanto.
  5. Prepara la comida el día anterior. Puede parecer una tontería, pero cuando nos levantamos por la mañana lo hacemos con prisa y sin ganas, por lo que pensamos en comer lo primero que pillamos y esto se resume en preparar una comida o una cena poco sanas porque a lo mejor lo sano requiere de un tiempo del que en ese momento no disponemos. Si cocinamos el día anterior y guardamos en tuper lo que hemos cocinado, que será sano, al día siguiente solamente nos lo tendremos que llevar. Es mucho más cómodo y te ayudará a crear unos hábitos más saludables.
  6. Reduce el número de calorías que ingieres al día. Una persona consume de promedio unas 1.200 calorías al día, si lo que quieres es bajar de peso deberías reducir esa ingesta. Quítate unas 400 o 500 calorías, aunque es probable que si quieres bajar de peso es porque consumes más de esas, por lo que al reducirte las calorías acabarás tomando las de una persona promedio. No te olvides de hacer las cinco comidas, esto quiere decir que lo que tienes que hacer es echar menos cantidad de comida en cada una de las ingestas, pero no quitar ninguna. Se come cinco veces al día, y algunas personas incluso seis, para saciar al cuerpo constantemente y que llegue a la siguiente comida sin tener tanta hambre.
  7. Bebe mucha agua. El agua es hidratante y antioxidante, porque elimina las toxinas de nuestro cuerpo, por lo tanto nos ayuda a adelgazar.
  8. Té. Pásate a las infusiones. La mayoría de ellas, por no decir todas, son diuréticas, lo que quiere decir que ayudan al organismo a perder peso, que es lo que tú quieres lograr. No hay un límite de infusiones que te puedas tomar al día, eso sí, ten cuidado con las –inas, es decir teínas, cafeínas, etc, porque lo que hacen es activar tu organismo y tomar un exceso de –inas al día no es bueno.Cómo bajar de peso
  9. Duerme bien. Descansar es muy importante para nuestro organismo, ya que durante la noche recupera la energía del día y si hemos hecho una buena dieta por la noche nuestro cuerpo seguirá trabajando en ello.
  10. Ahora que ya tienes claro cuánto quieres perder, cómo, en cuánto tiempo y además sabes qué debes comer, lo que puedes hacer es elegir una de las tantas dietas que hay. Todo depende del tiempo, porque en ello estará si quieres que sea una dieta que elimina la mayoría de los nutrientes como puede ser una dieta hiperprotéica o una dieta vegetariana, o si tienes más tiempo y quieres huir del efecto rebote y por lo tanto te decantes por una dieta equilibrada.
  11. Aliméntate bien por las mañanas. Come alimentos con fibra cuando te levantes. Así tu cuerpo estará más saciado y no tendrá la sensación de picar entre horas. El desayuno es la comida más importante del día y en la que debes aprovechar más, ya que lo que comas a esas horas lo vas a acabar perdiendo a lo largo del día.
  12. Aumenta el número de frutas y verduras en tu alimentación. Son muy sanas, tienen pocas calorías y contienen mucha agua. Puedes comer las cantidades que quieras que no vas a engordar, además si tienes hambre entre horas puedes optar por ellas para no comer alimentos con mucha grasa y al tener mucha agua te ayudan a perder peso.

Si quieres bajar de peso tendrás que olvidarte de los alimentos ricos en grasas, sobre todo aquellos que lleven chocolate y azúcar. Tendrás que basar tu dieta en frutas y verduras y alimentos ricos en fibra, además de sumarte a las infusiones y comenzar a hacer ejercicio. Puede que al principio se te haga difícil, pero con las semanas notarás resultados y tendrás más predisposición a lograr el objetivo que te has marcado.

Consejos para bajar de peso

  • Si ya sabes que quieres bajar de peso lo mejor es que comiences cuanto antes. Si esperas a que la fecha esté cerca te verás obligado a realizar una dieta muy fuerte y que te hará perder mucho en poco tiempo y que del mismo modo volverás a recuperarlo en cuanto te pases un poco de esa dieta. Lo mejor es seguir una dieta sana y equilibrada que te ayude a bajar de peso pero que también te permita mantenerlo una vez has bajado esos kilos de más. Esto se consigue con una dieta mediterránea que no prohíbe ninguno de los alimentos o también con una dieta por puntos, en la que comes todos los alimentos que quieras pero mirando un poco las calorías de ellos.
  • Elige bajar de peso de una forma sana y apúntate a un gimnasio. Aunque quieras que en la báscula aparezcan unos números inferiores, al principio no te centres tanto en esto si comienzas a hacer deporte. Con el ejercicio tu cuerpo gana masa muscular, por lo que aumentas de peso, pero en pro de perder masa grasa que es la que quieres eliminar. Por lo que no te extrañe si después de varias semanas de ejercicio intenso y de seguir con una dieta equilibrada y mucho más sana que antes, no has bajado de peso o incluso lo has aumentado, y es que la grasa se está yendo poco a poco porque el músculo le está ganando la batalla.
  • Se constante y persistente y no abandones a la primera de cambio. Bajar de peso es un proceso lento y que va por etapas. Si pesas bastante es probable que al principio pierdas incluso 5 kilos la primera semana, pero después las bajadas serán mucho inferiores. Esto no quiere decir que no sirva de nada lo que estás haciendo, sino que cuanta más grasa tienes más fácil es perderla, y una vez la grasa disminuye, adelgazar es más complejo.
  • Acude al médico para que te recomiende la mejor forma de bajar de peso, cada persona es un mundo y puede que hagas caso o sigas los pasos de alguna persona cercana a tu entorno, pero puede que no te funcione lo mismo que a otros. Así que lo mejor siempre es tener una dieta personalizada, según tu fisionomía y tu actividad física.
  • Si tienes hambre entre horas, ya que al reducir el número de calorías que consumes al día, al principio te va a costar acostumbrarte, puedes beber agua. Es una forma de engañar al estómago porque muchas veces no es hambre, sino gula, e ingiriendo agua e hinchando el estómago acabamos con esa sensación. Y también puedes comerte el postre, que deberá ser una pieza de fruta o un lácteo, antes de la comida, así ya estarás lleno sin comer más de lo que tenías en el menú.
  • Intenta no comer fuera de casa o si lo haces llevar siempre tu propia comida. Tendrás un menú estricto para bajar de peso y lo que puedas llegar a comer fuera puede que se salte bastante tu planning. Así que para evitarlo lleva siempre tu propia comida.
  • Hazte una lista con los objetivos que quieres cumplir y pon metas intermedias. Si quieres bajar 10 kilos en un par de meses, piensa que en la primera semana puedes perder 2 y así sucesivamente, y así cada vez que lo consigas puedes tacharlo y te sentirás mejor. Además, si escribes en un diario tus logros, cuando tengas un bajón porque ves que no consigues los resultados que quieres tan rápido como imaginabas, puedes echarle un vistazo y ver lo que has conseguido hasta el momento, lo que te ayudará a seguir con tu meta. Lo importante es que no abandones y ya que te has planteado bajar de peso, lo lleves hasta el final y que si no lo consigues no sea ni porque has abandonado ni porque no has puesto todo de tu parte. Así que apunta todos tus logros y esto te ayudará a seguir alcanzando tu meta y quién sabe si incluso a superarla.
¿Te ha gustado?